Josemaría Escrivá en Logroño (1915-1925)

Portada
Ediciones Rialp, 2007 M07 1 - 352 páginas

Dentro del libro

Comentarios de la gente - Escribir un comentario

No encontramos ningún comentario en los lugares habituales.

Páginas seleccionadas

Contenido

INTRODUCCIÓN
11
SUCINTA CRONOLOGÍA DE JOSEMARÍA ESCRIVÁ HASTA 1925
17
LOGROÑO A PRINCIPIOS DEL SIGLO XX 19151925 23
46
LA VIDA EN LOGROÑO
57
JOSEMARÍA ESCRIVÁ EN EL INSTITUTO
80
JOSEMARÍA ESCRIVÁ EN EL SEMINARIO
135
CUARTA PARTE
148
ALUMNO DE LA UNIVERSIDAD PONTIFICIA
199
FALLECIMIENTO REPENTINO DE DON JOSÉ
216
Documentos
227
Cartas
273
Relaciones Testimoniales
288
Entrevistas
299
BIBLIOGRAFÍA
317
ÍNDICE GENERAL
323
Derechos de autor

INSPECTOR DEL SEMINARIO DE SAN FRANCISCO
209

Términos y frases comunes

Pasajes populares

Página 210 - ... decididamente al Rector que prefería el sacerdocio a su propia vida. Un día, don José Escrivá, oyó comentar en una barbería de Logroño — hasta allí se preocupó el diablo de difundir los rumores — que ciertas mujeres perseguían a su hijo. Procuró hablar con él lo antes posible, para decirle que era mejor ser un buen padre de familia que un mal sacerdote. El joven Josemaría le explicó que, nada más advertir esas insidias, urdidas por mujeres desconocidas, sin haber dado ningún...
Página 129 - Hijo mío, piénsalo bien. Los sacerdotes tienen que ser santos... Es muy duro no tener casa, no tener hogar, no tener un amor en la tierra. Piénsalo un poco más, pero yo no me opondré.
Página 138 - Los seminarios han sido cuarteles o reformatorios, llenos de inmoralidad y de libertades intolerables. Y el clero, fruto de este árbol, ha olvidado el espíritu sobrenatural y se ha preocupado del pan y de la carrera. Los seminaristas, procedentes en su mayoría de las clases más humildes y hasta miserables, no han recibido educación, ni formación, ha faltado estímulo y orientación acertada.
Página 261 - Y para que conste espido la presente, que firmo y sello con el de la parroquia en Logroño á ocho días del mes de Octubre del mil novecientos nueve. >DR. ANTOLIN OÑATE.
Página 319 - SILVERIO DE SANTA TERESA, OCD , Historia del Carmen Descalzo en España, Portugal y América (Burgos, Tip.
Página 134 - Jesús, cuando aquel contestó, al "qué quieres que te haga" de Cristo, "Rabboni, ut videam", se me quedó esta frase muy grabada. Y, a pesar de que muchos (como al ciego) me decían que callara [...], decía y escribía, sin saber por qué: ut videam!, Domine, ut videam! Y otras veces: ut sit! Que vea Señor, que vea. Que seo 83 . Una vez afianzado en su decisión de abrazar el sacerdocio, fue a comunicárselo a su padre.
Página 210 - ... esperaban con frecuencia en la calle con la intención manifiesta de inducirle a pecar. Le miraban descaradamente cuando pasaba con los demás seminaristas y le daban a entender, con frases o gestos claramente provocativos, que el único que les interesaba era él. El no las miraba nunca y superó aquella persecución diabólica — que no podía evitar — poniéndose en manos de la Virgen. Desde el primer momento se lo dijo a los Superiores del seminario y les mantuvo al corriente de todo lo...

Información bibliográfica