Imágenes de página
PDF
ePub

do, con el reclamo. correspondiente de Li-
bros, y paginas. Haviendo sido los Mapas
de esta Obra el original, por donde corri-
gieron casi todos los suyos los Geographos mo-
dernos , y haviendo el buen gusto introduci-
đo tanto su uso, y manejo , nunca me ha pa-
recido preciso sacar todos los que se hallan en
estos Tomos, porque fuera multiplicar in-
utilmente gasto, y trabajo ; pero son muchos
los Mapas, que por fingulares, y por no ha-
llarse din grande dificultad , merecen tener su
lugar, y hacer' falta à los Lectores juiciosos,
que leen con cuidado, y atencion.. Me atre-
vo à decir, que la Religion misma se inte-
ressa, en que se produzcan algunos de ellos,
por la inteligencia , que pueden dàr de la Sa-
grada. Escritura ; y por las armas, que nos po-
nen en la mano, contra los pretendidos Atheis-
tas, y verdaderos. Libertinos en sus costum-
bres. Facilmente lo notarà el Lector en este
fexto Tomo.. Es tan varia , abundante ,
lecta su erudicion, que quizá no se hallarà
Volumen de su tamaño , que se le iguale:
no hay classe de Eruditos, que no halle en
èl que admirar , aprender., y agradecer : ni
Christiano de alguna tintura de piedad, que
no tenga mucho que alabar , imirar, y defear,

y se

[ocr errors]

So

Sobre todo , los amadores de la noble , y
venerable Antiguedad, hallaràn muchos ali-
cientes , para continuar con mas tesón su
aplicacion, y estudio. VALE.

NOT A.

En el primer Tomo, pag. 192. lin. 19. donde dice 1 80. leguas , lease ochenta , ò cien leguas : assi està en el original.

[ocr errors]
[ocr errors][merged small]
[ocr errors]
[ocr errors]

las Relaciones de los trabajos de

IHS CARTAS EDIFICANTES, Y CURIOSAS

ESCRITAS DE LAS MISSIONES DE LEVANTE por algunos Missioneros de la

Compania de Jesus. CARTA DEL P. NERET,

Missionero de dicha Compañia en Syria, AL PADRE FLEURIAU , DE LA MISMA

Compañia.

P A X CHRISTI, Reverendo Padre mio.

Ejor que nadie sabe V. R. que nuest tras Missiones de Syria han lido fiem pre el objeto de mi inclinacion , y cariño. Leyendo en el Noviciado

nuestros Missioneros en las dilatadas Provincias de este Reyno infiel , sentì en mi Tom.V1.

A

fuck

و

su poderoso aliciente. El fruto de su Apostolado, y el consuelo que tienen de caminar sobre las hueilas de Jesu-Christo , me inspiraron siempre las mas vivas ansias de seguir sus passos , principalmente en la Tierra Santa , que tuvo por primeros Missio, neros à Nuestro Salvador , y à sus Apostoles.

Me hizo Dios la gracia de conservar en mì tan amada , y preciosa vocacion los años, que

enseñè las Letras Humanas , y aprendi la Theologia. En el tercer año de probacion creció mucho , y acudi entonces à nuestro R. P. General, pidiendole lis cencia

para

dedicar toda mi vida à la salvacion de las Naciones, que habitan la Palestina , y los otros Paises de la Syria , tantas veces regados con los fudores de Nuestro Salvador. No me olvido de los buenos oficios, que recibì de V. R. en esta ocasion, en orden a alcanzar la gracia ; que tanto, defeaba; y no passa dia fin que me acuerde de mi bienhechor , quando ofrezco el Divino Sas crificio.

Deseaba muy de verās otra nueva gracia en este Paìs, y ha querido V. R. alcanzarmela , con que ha aumentado la obligacion que le tengo. Mi vocacion

para la Syria havia producido en mi corazon el mismo deseo , que alentò à nuestro Gran Padre San Ignacio despues de su conversion * visitar los Santos Lugares. Dexè la Francia con gusto , y passè el Mediterraneo, con la esperanza de ofrecer à Dios antes de mucho tiempo mis Oraciones en el Templo de Jerusalem, y al pie del Santo Sepulcro de nuestro Redemptor. Mis deseos han sido oidos: he visitado la Santa Ciudad , donde se cumpliò el gran Mysterio de nuestra Redemp

cion,

ز

cion , y donde à cada passo se descubren nuevos objetos, que son testimonios muy tiernos del amor infinito de Dios por la salvacion de los hombres. Dichoso yo, si cantos , y tan Santos Monumentos; que

he vilitado uno despues de otro , y cuya me moria refresco con frequencia , conservan en mi corazon el Espiritu de piedad, y Religion , que inss piran.

Para cumplir con mi palabra , presento à V. R. la Relacion de mi Viage , y espero que la recibid rà como una muestra de mi reconocimiento ; pero antes de comenzarla , debo advertir à V. R. que su estylo llano , y sencillo deberà todo su decoro à la dignidad, y santidad de los Lugares , de que voy à hablar. Nos embarcamos en el Puerto de Seyde , Ciudad maritima de Phenicia. Llamabase äntiguamente Sydòn , y. bien sabe V. R. que tenes mos allì una Mission muchos años hà.

No falimos del Puerto sin haver hecho antes muchas tentativas , para entrarnos en Altamar. Mas nos forzaban los vientos contrarios à bolver à ens trar todas las veces que intentabamos salir , que. riendo Dios en esta ocasion enseñarme que debia sujetar à su voluntad la impaciencia , que tenia de llegar à Jerusalém, para assistir en la Semana San. ta à la celebracion de nuestros Augustos Mysterios. En fin, el dia 7. de Abril de 17r3. que era Lunes de la semana de Passion, nos hicimos à la vela con un tiempo muy favorable , y una compania de Peregrinos , qual la pudiera desear. La tardanza de la partida hizo mas vivo el gozo que tuve de verme en camino, para llegar al termino que tanto deseaba.

A 2

Pals

« AnteriorContinuar »