El Análisis Transaccional como herramienta docente para mejorar la calidad del aprendizaje

Portada

Las posibilidades del Análisis Transaccional en el ámbito educativo, están todavía por descubrir. En este ensayo me permito sugerir ideas prácticas y reflexiones para rescatar este tesoro del aprendizaje y la terapia que nos legó Eric Berne, y reinventarlo en las aulas

El dominio de la comunicación y los lenguajes desde las tres posiciones o estratos del Yo (Padre, Adulto, Niño) constituye una herramienta clave para los y las docentes interesados en que su alumnado aprenda y comprenda.

Poder facilitar unas normas de convivencia dirigidas a la diversidad de preferencias del Yo en el aula (P,A,N) es aumentar considerablemente su eficacia. Si en lugar de prohibir hablar, decimos que escuchar es respetar al otro (Yo Padre), escuchar es comprender al otro (Yo Adulto) y escuchar es querer al otro (Yo Niño), lograremos una mejor convivencia.

Si pensamos en el perfil y las competencias de los docentes, al análisis transaccional nos proporciona una herramienta descriptiva y evaluativa muy interesante de lo que es y no es un buen docente.

Podemos definir los valores educativos básicos desde los que son propios de cada una de las tres instancias del Análisis Transaccional, y facilitarlos y evaluarnos desde el aprendizaje para la comprensión.

Los tres estados del Yo del Análisis Transaccional constituyen un interesante aporte a la tríada pensar – sentir – hacer propia de las actitudes. Educar y construir actitudes desde el AT es hacerlo con más seguridad y anclaje psíquico.

Secuenciar dinámicas y tareas desde el Análisis Transaccional, es garantizar que llegamos a todos los modos preferidos de aprender de los alumnos/as, y también a todas sus inteligencias.

El análisis transaccional constituye un excelente soporte para los contenidos de la mente que configuran las inteligencias, según la actual definición de Gardner: teorías y principios (Yo Padre), relatos y narraciones (Yo Adulto) y productos y creaciones (Yo Niño). Igualmente, en la medida en que utilicemos el AT en diversos formatos y espacios educativos, estamos contribuyendo al desarrollo y la mejora de las inteligencias múltiples.

Comentarios de la gente - Escribir un comentario

No encontramos ningún comentario en los lugares habituales.

Información bibliográfica