Imágenes de página
PDF

por el mismo camino que haviau venido, ha vían ba«* xudo ázía el Mediodía hasta Canton : que havicndo sitiado la Ciud,id ,1a tomaron por fuerza, 6 por tr.aycioa del Governador , porque todo csta-i ba alborotado: que la taquearon, y se embarca-» ron , para bol ver por Mar á su Pais; y que desde; entonces nunca fe tuvo mas noticia de ellos. Añade el mismo Padre, que pide este hecho un exa-t men' mas exacto, que fe podrá hacer estando de* espacio.

Creo, Señor , haver satisfecho á la mayor parte de las preguntas,que me hace sobre la China. Me temo mucho , que será esta la ultima vez, que tendré la honra de corresponder con V. md. 'de un modo, que me ha sido tan provechoso , y; tan agradable. Se aumentan cada día mis enferme-dades, y mi abanzada edad me anuncia una muer-fe cercana; pero, puedo.,.por lo menos, aífegura? 4 V* md. que hasta el ultimo suspiro seré, con tanto respeto,como reconocí-» miento, &c

[graphic][merged small]

CARTA

DEL PADRE CHALIER, Missionero de la Compañia de Jesus:

AL REVERENDO PADRE VERCHERE, Provincial de la misma Compañia, en la Provincia de Lion,

Pekín á io. de QBubre de 1741;

PAX CHRISTL Reverendo Padre mió.

Caba esta Mission de hacer unct perdí-* da , que nos es , y será por largo tiempo, muy sensible. Nos ha llevado la muctxc ai Padre Parennin, de setenta y siete anos de edad , y cinquenta y siete de nuestra Compañía. Parece que con una providencia particular le havia Dios formado para ser, en unos tiempos tan calamitosos, el apoyo , y el alma de esta Mission. Havia el Señor reunido en fu persona las prendas de cuerpo 3 y alma, que le hicieron uno de los mas zelosos, y mas infatigables Operarios, que jamás ha ¿ado á la China nuestra Compañía. Una constítufomMV. ' Ddd ~" cion

[graphic]

clon robusta : un cuerpo grande , y bien hecho: un, porte magestuoso: un semblante venerable , y que prevenía en su favor una facilidad pasmosa de explicarse en las diferentes Lenguas, que havia aprendido: una memoria feliz: un espíritu vivo , recto, y penetrante ; y un numero grande de conocimientos adquiridos enlosviages, y empleos que tuvo: rara vez fe pueden hallar reunidos en un mismo sugeto. Todas estas prendas le hicieron un hombre grande, estimado, querido, y respetado de los que le conocieron ; pero fu piedad, fu zelo , fus virtudes , fu delicadeza de conciencia , fu amor á la pobreza, y á las aflicciones, fu ardor por la conversion de los Chinos , fu escrupulosa exacting en cumplir con las obligaciones de fu estado , le hicieron ua , hombre verdaderamente Religioso, y un fervoroso Missionero, que llevó á la muerte días llenos de buenas obras, y el consuelo de haver considerablemente estendido el Reyno de Dios, y dado á conocer á Jefu Christo á un numero muy grande dé Chinos Infieles.

Nada diré de lo que hizo en Europa. Viven todavía algunos , que le trataron allí, y conocen todo el valor del presente , que hizo la Provincia de Lion á Ea China, cediéndole un fugeto tan excelente. Era gracia singular de la Bondad Divina fu vocación al estado Religioso; y el reconocimiento, que conservo toda fu vida por este beneficio, le fue siempre muy intimo, y muy vivo el amor á su vo-; cacion: le hizo despreciar , antes de fu partida de Europa, empleos considerables que le ofrecían , si quería salir de la Compañía , y bolver al siglo, que Jwvia dexado- Partió de Europa en el principio del

año

año 1698. y antes de acabarse, después de seis meses de Navegación, llegó felizmente á Ja China. Luego que le vio el Emperador Canghi, conoció ios tabacos, y el mérito del nuevo Missionero : le dió desde luego fu afecto: le estimó, y le distinguió entre todos:le señalo Maestros , que íc enfeñaísen la Lengua China, y la Tártara de los Mantchcus, En el estudio de dos Lenguas can dificultosas mostró la fidelidad de fu memoria, y la facilidad en todo lo que emprendía. En poco tiempo habló la Lengua, China,mejor que ningún Europeo la habló hasta ao« ra;y fe explicaba en la Lengua Tártara con tanta pun reza , y facilidad, como en fu Lengua natural.

El talento de explicarse en ambas Lenguas tan bellamente , empeñó al Emperadora tener con el Padre muchas,y largas conversaciones.Este Principe, que á las prendas de un grande Empcrador,vaiicnte, generoso, político, de un genio pasmoso, unia un deseo grande de adquirirlas Ciencias, quería cul-; tivar, y adornar fu efpiritu,no solamente con loque podía aprender con la lectura de los Libros Chinos,' y Tártaros , y con la conversación de ios Sabios de, fu Imperio ; mas también con todos los conocimícn-, tos, que pudiessesacar de Jos Estrangeros. Esta fue la fuence,de donde bebió el Emperador aquel gusto singular de tratar con el Padre Parennin, quien k fu llegada á la China sabia ya mucho, y tenia el talento de hablar con gracia de todo lo que sabia. Su memoria le era tan fiel, que tenia siempre presentes los conocimientos que havia adquirido, de manera; que hablando de alguna materia , fe creía que no havia estudiado otra, sino aquella , ó que acababa entonces mismo>de estudiarla*

Ddda Est

En estas conversaciones con el Padre Parcnnín; fe persicionó el Principe en los conocimientos, que le havian ya comunicado ios Padres Gerbillón , y Bouvet sobre la Geometría , la Botánica , la An ato-; mia, la Medicina , y la Cirugía. Del Padre aprendió los diferentes interefles de las Cortes de Europa : la Historia antigua , y moderna de los Países, y Naciones distantes de la China: las costumbres, usanzas, y govíerno de los diferentes Estados del mundo, inspiró el Padre al Principe el aprecio particular , que hacía de Luis XIV. de quien no hablaba sino con admiración , y con alta idea de la Nación Francesa. La estimación , y favor de su Magestad , servian mas de carga > que de honra al Padre Paiennm ¡ porque no fe contentaba el Príncipe con las conversaciones que tenia con el, y comunmente le mandaba , que pusieíse por escrito un resumen de lo que le havia dicho , y traduxcííc los parages mas importantes , y curiosos de los Libros de donde havía sacado las noticias. Para satisfacer al gusto, y curiosidad del Principe, pufo en Lengua Tártara lo mas curioso , y nuevo que se halla en las Obras de la Academia de las Ciencias , y de otros Autores, que trataron de Geometría, Astronomía, y Anatomía. Apenas fe hallará especie alguna de Ciencias, en que no huvieíse el Padre escrito mucho, para satisfacer á las preguntas del Emperador, de los Príncipes , de los Grandes, y Sabios del luir peno.

Por mas de veinte años siguió siempre á fu Mag.en los viages, que hacia cada año á Tartaria, pata tomar 'la diversion'de la caza : le siguió también quando andavo por las Provincias del imperio > pero le siguió

« AnteriorContinuar »