Imágenes de página
PDF

po del vestido por delante-, fe prende hasta ¡a cintura con.cintas, de que cuelga una borla, de.oro, ó alguna perla: fe- aprietan mucho ázía la cintura, pata dar reaize á fir talle. El brül que baxa hasta los zapatos, es una misma pieza con el cuerpo del vestido. Se lirven de zapatos: llanos, cubiertos de escarlata , y bordados coa flores de oro : fe los qfiútan fácilmente ,.y los. dexan quando entran en quartos cubiertos", de bellas tapicerías. 1 Disponen fus cabellos de varios modos : los fu güran conao pirámides , triangulo-, ó á modo de Luna creciente. Otras veces> los formaivcomo uní roía, un tulipán*, ó.imitando otras, flores, y Jos sujetan, á tantas, figuras., por medio de unos búheles de oro guarnecidos-de diamantes. Dividen por lo común fus. cabellos en. varias, trenzas , que cuelgan sobre fus hombros T, y prenden á ellos unaslaminiras ligeras de oro , 6 pedrerías.. No,les cuefi ta poco estudio mostrar lo hermoso, y. brillante de; fus cabellos con ciertos movimientos de cabeza." Llevan colgando de las narices-3 agujereadas a este fin, algún anillo de oro, ó un gruelfo diamante* que suele estar engastado en el anillo. Hacen muchos, agujeros en fus orejas, y cuelgan de ellas muchas pedrerías dispuestas en semicírculo. Sus. gar-* ganrillas, brazcletes a y sortijas, fon alguna vez de un valor inestimable. Su talle es comunmente buc¿ no, y fu ayregracioso; Algunas fon caí! blancas, pero por la mayor parte fon acetrinadas. Las que mas desean parecer bien , fe lavan con agua de azafrán silvestre.. Hacen también una compoficion* llamada Surma ,.la qual es negra en extremo , y al rededor de los-ojos tiran una linea. Se pintan la

Xx 2 exextremidad de ksuñas con un bello color royo, que exprimen de. la hoja de un árbol, y llevan siempre - en la mano una flor, fruta , ó frafquito; de agua de • olor.

No están colgados fus .quartos con tapicerías* pero está cubierto el suelo con .bellas alfombras, y adornados con.grandes espejos , canapés, y nichos 'en las paredes. En ellos ponen con simetría - vasos de cristal, de oro » y de plata , para conservar fus perfumes, eísencias , y demás piezas del tocador. No conocen el ufo de las sillas y,péro .tienen unos pequeños taburetes * en que puede'sentarse la que quiere i pero ordinariamente fe sientan, sobre nnos ricos tapetes, con las piernas cruzadas, teniendo por espaldar, una Jalmohada de tela de oro para reclinarse , y á un lado otra:almohada pequeña , que ■mudan, y ponen donde .quieren. Estando muchas .juntas forman siempre una cipecie de circulo. .Se •viíitan dequando en quando,yla alfombra-mas ¡rica es * para la Señora mas calificada. Assisten -siempre unas Esclavas de, poca edad para hacerles ayre , y espantar las mofeas, El.£ctel se.presenta siempre en vasijas de oro luchas a este: sin: - el refresco suele ser agua de limón : comen frutas , dulces, y una especie de torta hecha de harina de-trigo, de jugo de las^ cañas de. azúcar , de leche y y agua rosada. Acabado el-refresco , fe retiran con los cumplimientos acostumbrados, y cenfíun m inclinar un poco el cuerpo : poner-al miímo tiempo la mano sobre el corazón , y la cabeza; abracarse , y-decirse mutuamente muchas finezas, -Lasque fon-cafadas con un mismo hombre, no

sontodas de una misma clase. Un hombre de distinción ,'fe casa siempre con una doncella de igual nacimiento , y esta esla primera de fus mugeres: la llaman Begoum , y significa muger feliz, muger ím cuidados. Otras tres mugeres bien nacidas forf man la segunda clase > y la tercera sé compone de < quantas mugeres quiere» Este casamiento se llama Nef^a > y s&.celebra con menos ceremonias , que los otros dos. Para ia quarta clase , basta comprar una» . doncella, ó hacerla Esclava en la Guerra, que src*, quentemente se hace á los Gentiles. Están hospedadas , mantenidas , amadas, y adornadas á pro» porción de fu clase > pero es harto dificultoso queso ¿ponga en práctica , no haviendo cofa mas común* que ver mugeres de orden inferior ganar ásusma.fr.Ídos, y con.ellos los derechos de la misma Begoum.1 Viendo ellas alguna preferencia-cn las otras, no fe puede decir á que zelos, enfades, querellas, discordias > y rencores fe entregan ¡-hace cada una quanto puede.para ganar á fu esposo, y tenerla ■preferencia. La veigucnza,y la desesperación de Jio poder salir con su intento, hs impele no pocas '.veces á vaieife de prestigios, sortilegios,y encantamientos diabólicos.. Otias veces teman venganza de *i; nriismcts, quitándose la vida con veneno , ó quitándola á fus competidoras; y tal vez rompen :-todos los diques.,de Ja. moderación , y de la decencia.

Una íBegoum, -muger de un Nabab, en una Ciudadtde Madure , adonde he estado , viendo que fu marido quería mas á-una Esclava Georgiana , de rara hermosura , le'dió quexas muchas veces ^pelo el Nababo enamorado de la Esclava ,hizo poco

caso de las reprehensiones de fu muger principal» «Llena ella de zelos , y de furor, tomó la resolución de vengarse de un modo tan estraño, como cruel. XJñ dia , que havia ido fu marido á caza , hizo que un Eunuco ataíse la Esclava, y con. un fable le man* do cortar sus dos pechos; Luego que.'bolvió de U caza , los ofreciera fu marido en una palancana, con este cumplimiento Este es el regalo-, que os tiene prevenido la Begoum. Aunque , hablando en general , pueden los maridos á sir. arbitrio» dar libelo de repudio' á sus mugeres , castigarlas, y aun quitarles la vida por ciertas culpas1: no fe sirven fácilmente de esta autoridad,-y poder para con fu muger principal por las atenciones- debidas, á fus Ilustres Familias:

Cafarse éntre los Mahometanos, es, propiamente hablando, comprar una muger. El que pretende cafarse , conviene en cierta fuma de dinero, y la paga no á los parientes de la muger, sino á ella misma. El precio la sirve de dote, y no puede el marido disponer de ello. El pretendiente , acompañado de fus parienres, y amigos, en silla, ó a ca vallo , con muchos'Músicos , vá con hachas encendidas á buscar fu esposa. La encuentra en la mitad del camino con otro acompañamiento igual: Jaacompañan muchas mugeres, paríentas, y amigas, y todas en sillas cubiertas. Llegando á ía cafa del Novio , elCazi', Sacerdote de h Ley ,6 el Mulah, fu Delegado-, lee en presencia de los afsistentes el contrato^ del casamiento. Acabada la lectura , avisa- a la Señora'señalada para ello, que levante el velo de encima de la cabeza de la Novia. Se pone enfrente elNoviojy por la primera vez vé á su futura esposa. Buelve la Señora á cubrirla con el velo , y pregunta el Cazí al pretendiente, si le gufr ta la que acaba de ver; respondiendo el Novio, que está contento, la llevanzas otras Señoras á divertirse á un quarto , dondeie tiene prevenido un magnifico banquete, y paísan los.hombres á otra Sala. Sí con el tiempo fe . disgusta el marido de su muger , y la .quiere despedir., .está ..obligado á darla el dinero estipulado en el contrato..Sehacen los Mahometanos ricos , y de.calidad ,.una gloria Ibrutal de tener en fu Serrallo muchas,mugeres, siguiendo en esto élcxemplo de fu .falso Profeta. Algunos suelen tener, cinquenta, ochenta , y cierno* , iAlgunas veces fe las regalan unos á otros, ó las i truecan por otras. Muchas fe traen de venta, y .cuestan caro , de la Circasia, de la Georgia, y de ;la Abissinia,

Nunca comen!los mandos con fus mugeres, pero por modode diversion toman algunas cola-< tiones. Los hijos.que nacen de la primera muger, aunque fon muy lupeiiorcs á los,otros no fon kis únicos herederos. Los cafan de poca edad: hasta la de fíete años viven . en el Serrallo , y están en. poder de mugeres., que .les sirven de ayas. Las hijas también „ tienen, fus ayas; y hasta . que fe cafen , viven; en, el quano.de fus. madres, ¿nía educación que. fe-ida . á'las . hijas , no tiene parre, ni el canto , ni la . nwíica , ni los instrumentos, ni la danza: todas estas,habilidades fon,pioprias de las Cortesanas, ó mugeres publicas. No pueden compi'ehcnder,cómo pueda una doncella danzar en presencia de hombres. Los estilos de Europa sobre . cst'e j y otros capítulos , escandalizan mucho á las

« AnteriorContinuar »