Imágenes de página
PDF

Thnc esta Provincia de Philipinas dos VjceProv indas, la de las Islas Matianas, y la de los Pintados. Mi primera afsignacion fué a esta ultima,;, y mi residencia en la Población grande de Givan. Uno délos medios, que emplearon ios Missionerost mis antecessores para extender laFé,ha {Ido int-; pitar á los Pueblos una tierna devoción á la Ma-¡ dre de Dios. Los habitantes de Givan tienen la prí-t macia entre todos, por fu sólida , y distinguida píe-i dad. Establecieron una Congregación, que fe ha he-; cho muy numerosa , y nunca dexan los Congregantes, aun estando ausente elMíseíonero en i.&Vifita de las otras Islas ,de ir todos los Domingos á la Iglesia , y emp1carlas.cn santos ejercicios 3 y a/si los ha favorecido Maria Sandísima con fu especial protección,de la qual daré solamente unexemplo. Un día, que se celebraba una Fiesta, quisieron loslnx dios manifestar fu regocijo con fuegos , y con def-« cargas de fu Mosquetería. Levantóse un ayre teirt-: pestuofo,que llevó la llama sobre el techo >quQ era de paja: por mas que fe hizo, no fe pudo apa*, gar el fuego , que llegaba ya á las vigas. Corrí á toda prisa á sacar el Santissímo, y pudieron solamente los Indios salvar de las llamas los Ornamerw tos,yío que servia al culto Divino. En el mismo tiempo fui llamado á administrar los Sacramentas á una rauget de la vecindad qxie estaba '«n gratj peligro de morir, de muchas heridas mortales. Fui á fu cafa , y la halle nadando en fu sangre. La administre los últimos socorros de la Iglesia : hice poner un Altar, y me quedé cerca del Santissímo hasta la noche , que lo llevé en Procession á otra cafa mas cómoda , donde por los cuidados de los Cpu

I 1 gre

gvegantcs, baile un Altar ricamente adornado con un hermoso Tabernáculo. Estuve tres semanas en esta cafa , y entretanto fe construía una Capilla decente para celebrar los Santos Mysteríos , y que: podía suplir hasta que estuviefse acabada la Iglesia , que se comenzaba á fabricar en el mismo para** ge donde havia sido quemada.

La pobre señora , qué havia dexado moribund da, es en quien , por la intercession de Nuestra Señora, manifestó el Señor las riquezas de fu poder; y de fu bondad. Se llama Maria Btandoy: Estaba en oración delante de una Imagen de Maria Sandísima, que fe havia llevado de la Iglesia á fu cafa, implorando la afsistencia delaMadrede Misericordia, por motivo del triste accidente , que consternaba todo el Pueblo. Havia en un quarto vecino un pariente suyo, á quien se havia encerrado el año antecedente, por algunos accestos de locura; pero que ya tenían por perfectamente curado. Entróle á este pobre un nuevo crecimiento de furor , y entrando en el quarto de la señora , exclamó con una voz terrible: Acabo de quemar la Iglesia de esté Lugar: no me queda mas que matar todos fus vecinos, y por ti, dixo á fu parienra, voy á comenzar; y tomándola por los cabellos con la mano izquierda! con un largo puñal que tenía en la derecha , Ja hizo ocho heridas morrales. Su hijo mayor , que estaba en la cama con una suerte curentura , fe levantó á los gritos de fu madre , y detuvo , estando tan débil> al furioso, entretanto que fu hermana llamaba gente: vino, y haviendo atado al ticfdicha-do, le encerraron por todo lo restante de íu vida. Apikavonfc remedios á Jas heridas, pero

te

tenían tan poca experiencia los Cirujanos y que de ocho heridas, no reconocieron mas de cinco. Todas eran muy profundas, una principalmente debaxo de la espalda derecha , por la quai salia todo lo liquido que tomaba. No ceñaban todos de admirar cómo no havia caído muerta á ios píes del homicida ; pero fué mucho mayor fu pasmo, viencjola *de repente perfectamente sana , sin embargo de tres accidentes mortales,que la sobrevinieron.

No se dudó, que su pronta cura era efecto dé la milagrosa protección de Nuestra Señora,, cuya assistencia havia implorado con fervor, y convinieron todos en dar á la Madre de Dios solemnes acciones de gracias. En el día señalado se cantaron ■ las primeras Vísperas del Santo Nombre de Jesús; , y el día siguiente fe celebró la Mitía Votiva de Nuestra Señora : huvo Sermon por la tarde , fe cantaron las Letanías con musca, la qual acompañóla Procession. Assistió la Señora á toda la fiesta, como 'si no huviera recibido herida alguna, y en efecto no sintió desde entonces la menor incomodidad.

La vida de nuestros Indios Pintados es muy 'dura , y trabajosa. Siendo Givan el Lugar menos po-. bre de las Islas , por el comertio que mantiene coa Manila, no obstante , no sacan los Comerciantes mas acomodados mas de cien pesos alano de fu trafico s y esta corta cantidad tienen que emplearla en hacer provision de Arroz en los otros Lugares; porque en Givan no fe hallan sino palmas. En fus caías , fus muebles , vestidos , y comidas respiran pobreza. Los mas considerables de la Isla fe tienen por felices > y regalados} quando á un poco de arroz , pueden juntar un poco de pescado mal guisado. Se alimentan por lo común con raizesco-i cidas en agua con un poco de sal. Los pobres paf« san un año entero sin comer Arroz , si nose les dá de limosna. Los que fon buenos cazadores, matan de quando enquando algún Venado , ó jabalí; pero no pudiéndose conservar la carne en este clima, ia reparten entre sus parientes, y vecinos. Lo mismo digo del pescado , porque no se puede guardar sinhaverlo antes secado al Sol, Sí por una noche sola lo pusieran á la claridad de la Luna, aunque estuviera salado , se hallarla el día siguiente todo Heno de gusanos. Los ríos , los pozos, y principalmente las fuentes, que brotan de las rocas , Ies pro-i veen de fu ordinaria bebida. Hacen vino de la fruta de las palmas, pero apenas lo ufan , porque es; tan fuerte, como el mejor aguardiente.

Los hombres fon trabajadores,y buenos Ar-í tífices* fon excelentes Pintores, Plateros, y Escultores. Los mas distinguidos,principalmente si han vivido en la cafa de los Mifsioneros,tocan muy bien la Harpa, el Violin, y otros Instrumentos Músicos , y con honra, y gusto dedican fus talentosa la celebridad del servicio Divino. Los Aldeanos, y Montaííeses fe aplican á la Agricultura ; y los que .viven en la costa , fe ocupan precisamente en la pesca. Hablando en general, fon nuestros Indios lie-; nos de actividad para emprender, y de valor para no acobardarse en las tempestades del Mar. Se burlan de ios que en tales peligros manifiestan algún -temor. Gustan las mugeres de estar ocupadas, y nunca están ociosas : trabajan en telas , en hacer encaxes,^ en bordar. Tienen mucha modestía5y pudor,

X

y son naturalmente inclinadas á la devoción. Si por desgracia tuviera alguna un tropiezo , le seria difícil salir de ello. Es cierto s que el desinterés de estos Indios , y la satisfacción con que vi-: ven, en medio de fu pobre za , cortan la raiz á miw chos vicios. Haviendo vivido como onzeaños con mis queridos Pintados s fui llamado por mis Superiores á Manila , donde me mantengo ; y gracias á Dios j no me falta que trabajar tanto como en la Mission de donde fali. Es esta Ciudad Capital de las Islas Phüipinas, gorvernada en lo Eípírkualpor un Arzobispo , y tres Obispos* No pueden .estos Prelados sacar socorro de los SaeerdotesSecuIares> y por esta razón han mandado los Reyes deEspaña> que fuellen servidos los Curatos por ios Religiosos de diferentes Ordenes, que están establecidos en esta Ciudad* y tienen en ella muy bellas Iglesias. Están, pues, todas las Parroquias repartidas entre los Padres Agustinos, DomínicoSjRecoletos, óJAgus-; tinos Descalzos , y jesuítas. Cada Cura tiene iacon'ducta de dos s ó tres Iglesias> y en ios parages mas distantes de Manila , no pueden ser socorridos sino por los Curas vecinos.

Tenemos en esta Ciudad un 'gran Colegio , y un Seminario, donde fe enseñaTheologia, Philosophia, y bellas Letras. Además de. estos, mantkrfe el Colegio diferentes Predicadores, y do«vótrcs Padres , que fe ocupan día, y noche en confelTar» enseñar la Doctrina Christiana, y visitar los enfer-*. mos, y encarcelados. Florecen aqui los Estudios, y del Seminario han saüdo muchos Obispos, Doctores en Theologia, Religiosos, y sugetos excelentes en todas Ciencias. Son recibidos en el los hijos

de

« AnteriorContinuar »