Imágenes de página
PDF

Lloran las mugeressus muertos" tres veces al día , por Ja mañana ,.á medio día, y al anochecer. Dura la ceremonia muchos meses, y aun el tiempo que quieren. Comienza el Juto luego que vén al enfermo en peligro. Rodean la Hamaca del enfermo tres, ó quacro mugeres, dando espantosos gritos , y alaridos, y prosiguen de esta manera por quince dias. Mas quiere el enfermo , que le rom-i pan la cabeza, que no ser llorado de esta suerte:porque si faltara esta ceremonia , seria señal infalible, que ni era, querido , ni estimado. Creen la Inmortalidad del alma, pero sin saber qué se hace de ella. Imaginan , que al salir del cuerpo anda vagueando en ios matorrales , que están al rededor de fus Pueblas. Lavan á buscar rodas Jas mañanas, y cansados de buscarla inútilmente, la dexan á su fortuna. Alguna idea tienen de la transmigración de las almas; porque conversando un día cqn una India, que havía dexado su hija en un Pueblo vecino, se espanto á la vista de una Zorra, que passó cerca de nosotros, y exclamó diciendo: Sisera el alma de mi hija , que haya muerto?

Es para ellos de mal agüero el canto de ciertos pájaros, y principalmente el-de uno de color de ceniza , del tamaño de un Gorrión , que llaman Chochos, Si fe ponen en camino , y le oyen cantar, no paíTarári adélante , y bolverán al instante á fus cafas. Me acuerdo , que tratando un día con los Capitanes de tres Lugares , y mucho numero de Indios , fe pulo un Chochos á cantar en el Bosque vecino: se quedaron todos sobrecogidos de miedo, y suspendieron la conversación. Finalmente , los Magos, y Hechiceros, que hacen fortuna con otros

Aa % Sal-;

Salvages, están entre ellos en execración, y fon mirados como pestes publicas.. Tres,ó quatro meses antes que yofueííe á Caifa , havian quemado vivos quatro Indios de Sinanditi ,por sola la sospecha, que havia muerto el hijo de un Capitán por los maleficios que le havian dado. Viendo que una enfermedad es larga", y que no la curan los Sopladores , dicen al punto , que es algún hechizo. Seria nunca acabar, referir todas las íuperiliciones ridiculas, que reynan entre estos pobres Infieles, esclavos del Demonio. No tengo esperanza de que fe desengañen algún día , si no usa con ellos el Señor de mucha misericordia. Acuérdese V. R. de mi en sus Santos Sacrificios , en la union de los quaks quedo con mucho respeto 3 dec.

***

[graphic][merged small]

CARTA

DEL PADRE F AU QUE, Missionero de la Compañía de Jesus:

AL PADRE DE LA NEUVILLE> de la misma Compañía, Procurador de las Missiones Francesas de America.

Ovtapok¿ 20. de Abril de ij$S.

PJX CHRISTL

Reverendo Padre mío.

AS Cartas que me han .venido de Europa en diferentes tiempos , y de diferentes personas 3 me hacen creer, que no fe tie-, ne bastante idea de esta Mission, ni, de Ja especie de trabajo, que pide la conversion de los Salvages. Piensan algunos. 3 que andamos por los Lugares j y'CortijoSj casi como fe practica en Europa , donde zelosos Mifsioneros , y fervorosos Predicadores fe esfuerzan en despertar los pecadores adormecidos en los vicios 3 y confirmar los justos en los caminos de la piedad. Otros, algo mas instruidos en la naturaleza de esta parte del mundo, juzgan, que un Missionero ,íjnfíxarsu residencia en, parte alguna s corre sin cessar por los bosques en seguimiento de los Infieles , para catequizarlos , y administrarles el Bautismo.

[graphic]

Esta idea , como lo sabe V. R. no se conforma con la verdad. Ser Missionero entre estos Salvages , es juntar los mas que puede , para formar una Población j con el fin de que estando establecidos en un Lugar , puedan ser instruidos en las obligaciones del hombre racional, y en las verdades del hombre Chr'istiano. Quando. emprende el Missionero establecer un Pueblo, fe informa al instante , dónde esta, el cuerpo principal de la Nación, que le ha caído en suerte : camina áziaeílos, y procura ganar fu afeito con afabilidad , y cariño ¡junta algunas liberalidades, regalando los In-" dios con menudencias que aprecian. Aprende fu Lengua, si ya no. la sabe; y haviendolos dispuesto al Bautismo con frequentes platicas, les confiere este primer Sacramento. Nadie piense , que no hay mas que hacer con ellos, y que fe puede dexarlos por algún tiempo; porque mucho huviera; que temer, que presto bolverian á fu antigua infidelidad. La principal diferencia , que hay entre Jos Missioneros , que trabajan en estos Países, y los que fe emplean en Países políticos , y cultivados,, consiste en que fe puede fiar de la firmeza de estos, ausentarse de ellos por algún tiempo , y hallar medios de conservar entretanto la piedad en Provincias enteras: al contrario , si haviendo juntado á estos en alguna población , los perdemos de vista por pocos meses, havria gran peligro de profanar el Biutiímo , y perder én poco tiempo el fruto de nuesti'os trabajos. . - ■

No se me pregunte , pues, quanros Infieles bautizamos cada año: de lo que acabo de decirse puede conocer , que estando ya formado el Pueblo , ó Lugar, no tenemos que bautizar sino á los niños,que allí nacen, 6 á algún Neophyto, que, ó por no haver tenido cuidado de aprender el Catheciímo , ó por otras razones , neceísita de ser probado por largo tiempo , para que no reciba indignamente el Bautismo. No ignora V. R. lo que tienen que padecer los Missioneros, principalmente en los principios. La falta de las cofas mas neceísarias á la vida , por mas que quieran los Superiores proveernos de ellas: lasincomodidades, y las fatigas de los frequences vipges para reunir los Barbaros en un Pueblo: el abandono general en nuestras enfermedades , y la falca de assistencia , y remedios, fon la menor parte de fus cruces. Qué no les lia de costar verle privados de todo comercio con los Europeos j tener que vivir con hombres sin educación, y sin crianza ¡ quiero decir 5 con hombres indiscretos, importunos, ligeros, inconstantes, ingratos, cobardes , disimulados , perezosos, asquerosos , y dados obstinadamente' á fus locas supersticiones; y para decirlo todo en una palabra, con Salvages ? Qué violencia no tenemos que hacemos! Quantos enfados, y disgustos tenemos que pastar ¡ Quántas complacencias forzadas no tenemos que manifestar! Que dominio no debemos tener sobre nosotros mismos! Un Missionero a para ser del gusto de los Salvages, debe hacerse Salvage.

Diré no obstante á V. R. que muy bien recompensados están nuestros trabajos 9 no solamente con el gozo interior ,que se sieate de cooperar

coa

« AnteriorContinuar »