Imágenes de página
PDF

en una espaciosa Bairaca nueva, donde partamos la noche. Noté !o mas singular de fu sepuhura. El hoyo era redondo , y no largo , como suele ser en otras partes. Piegunté la razón , y me tespondíeron , que acostumbran estos Pueblos enterrar los cadáveres como acurujudos: quizá porque assi suelen descansar en sus hamacas cortas, y estrechas: quizá también tendrá fu paite en ello la pereza, porque no tienen que sacar tanta tierra. Mucha perdida les ha íido á la Nación de los Ovens, y al Miísionero , que va á trabajar en fu conversion, la muerte de Ovak'ri* Era un hombre vivo, y activo, amigo de los Franceses, descoso de oir nuestras instrucciones, y que tenía mas autoridad sobre su Nación , que suelen tener comunmente los otros Gefes de los Salvages. Tenemos no obstan-: te esperanza , que no es irreparable esta pérdida, porque vemos que han heredado el mismo afecto sus hijos, y fu hermano.

No conocíamos otra Nación mas allá del pa-^ rage donde estábamos, y pensamos en la buelta»; Baxamos por el Rio átCamoppi j y el día 13. en-; tramos en el Oviapok , haviendoíe antes detenido por algunas horas nuestros Indios en la caza de los Cubiais, que los P ir tus llaman Cabionara, Es un ante mal Amphibia s semejante al Javali. Mataron losln-j dios dos de ellos con el 'fusil, y con fus flechas. Estuvo para costamos muy caro la caza ; porque ahuineando de noche la carne , como suelen los Indios , en el Bosque donde estábamos echados, nos despertaron repentinamente los ahullidos de los Tygres, que no estabanlexos,y sin duda eran atraídos del olor de la carne. Encendimos al pun-: to grandes hogueras para aparrarlos. Las aguas de Oviapok no están , ni con mucho , tan unidas., y ¡untas como las del CamoppL En el primero fe hallan á cada paflo grandes peñascos, bofquecilíos, é islotes,'que forman otros tantos laberyntos; y assí, no es este Rio tan frequentado como el otro.. Tuvimos el gusto de ver varias veces dos, ó tres Manipurts, que atravesaban el Rio en los parages donde el canal era mas descubierto. Es una especie de Mulo montaráz:dÍspararon contra uno de ellos ios Indios , pero no le mataron , porque la bala , ó la flecha no pasta fus flancos, y caíi siempre íe escapa, si puede llegar aJ agua , porque entonces se chapuza en ella , y va á salir á la ribera opuesta del parage donde fue herido. La carne es groísera_, y

desagradable al paladar..

Reconocimos el día 15. ánuestra derecha un Río pequeño, llamado Taruppi, y aiII vive la Nación dclosT'&rujjpis. Estában las aguas tan baxas, que no pudimos entrar en el Rio : mucho lo sentí, pero tuve poco después el consuelo d& saber con bastante fundamento, que no por elfo se dilatara su conversion. Vimos muchos de ellos en el Pais de los Indios Ovens , con quienes tienen mucha amistad , y los vííítan con frequencia, atraveísando las tierras , que separari ciOviapo^delCamopph Me dieron palabra de declarar á los Capitanes de fu Nación el motivo de nuestro viage, y me aíTe-; guraron , que con mucho gusto tomarían el partído que quiíieíscmos. El dia siguiente llegamos al Pais de los Cujsanis , un poco antes de ponerse el Sol. Creo que no havia mucho tiempo , que se havian allí establecido , porque no estaban aim acabadas

badas fus chozas. Nos dixeron , que el Capitaa principal, y el cuerpo de la Nación, fe havian ocultado en los bosques, por no encontrarse con los Europeos, que cada año hacen correrías ázia lo alto de los. Ríos > que descargan en el gran Rio de las .Amazonas, para cargar de Cacao, de Zarza Parrilla, y de Canela, ó Madre de Clavo , ó para reclutas Salvages, y juntarlos en poblaciones 3 como lo hacemos nosotros.

Paííamos aquí la noche, y el áia 2.7.. fuimos á otros dos Ranchos, donde havia un buen numero de Indios, pero no hallamos mas de toda. la Nación de \o$CuJsanist Nos recibieron con bastante frialdad.. Atribuyo fu indiferencia á la poca comunicación , que hasta aora han tenido con los Franceses , y á la.mucha miseria en que viven. Reparé, que muchas mugeres, por falta de materiales, no tenían el mandil ordinario, que llevan las personas del sexo. Mucha lastima me dio fu miseria ; y estando yá1 en el termino- de nuestro viage , repartimos entre ellos liberalmente lo que nos que* daba de provisiones.. No- contribuyo poco esta liberalidad á . ganar íu. confianza:. nos hablaron con abertura de corazón , y fe determinaron: fin dificultad á. fixar fu residencia en el terreno , que ha-r víamos escogido para fundar un Pueblo.--Desde entonces, dos de los mas considerables de .la Nación, vinieron á verme era Ovhpok , y muchos fueron á danzar al Lugar de los lirius-, Quando va una Nación á danzar á algún Lugar de otra , es la mayor prueba , que puede dar de fu confianza , y amistad.. Y afsi 3 este paíío de los Cujan/s., es una.

prue

prueba cierta de lo mucho que estiman á los Piriuf, desde que están debaxo de la dirección de un Misionero. Haviendo fortalecido todas las referidas -Naciones en la resolución 3 en que parecen estar dé abrazar el Christianifmo s pensamos en nuestra bueltá, y llegamos el dia tres de Diciembre á la Mission de San Pablo.

Muchas gracias dimos al Señor de las buenas disposiciones, que hallamos en los Salvages : porque es ganar mucho sobre unos genios tan ligeros, y tan inconstantes, vencer la inclinación que tienen de andar vagueando por los bosques, de mudar habitación , y de paísar cada año de un sitio á otro. El modo con que hacen estas transmigraciones , es el siguiente: Muchos meses antes de la estación propria de barbechar las tierras, vana una buena jornada del parage en que fe hallan , á escoger tin -terreno que les gusta ;abaten los arboles del espacio qwe quieren ocupar, y les pegan fuego ; y haviendo consumido los matorrales 3 plantan ramas de Magnoc. Quando está maduro , lo que sucede en -el esp.icio de unaúo, ó quince meses, dexan fu ¿primera habitación, y van á acampar en el nuevo terreno : luego que levantan fus chozas , van á batir los arboles , y matorrales á una jornada mas all A para ei año siguiente : queman la leña que han abatido , y plantan fu Magnoc , como el año antecedente , y assi viven los treinta ó quarenta años. Por esta razón es muy corta fu vida: mueren los :mas de poca edad , y apenas fe vé alguno, que paffe de los quarenta y cinco , ó cinquenta años. Sin embargo de todas las incomodidades inseparables de

tan

tan Frequences viages , fon muy apasionados de está vida vagamunda por los bosques. Ningún apego tienen alparage donde fe hallan ; y no sirviéndoles los muebles de mucha carga, esperan siempre hallarse mejor en otra parte.

Luego que bolví á Oviapok, tuve el,consuelo de saber poruña Carta del Padre Lombard,que han via ya bautizado el Padre Garanave la mayor parté. de los Galibts, esparcidos lo largo de la Costa desdé Cum hasta Sintmari , y que se disponía á formar un Pueblo en la cercanía de este Rio. Otras Cartas de Cayena me dicen , que fe dedica eí Padre Fourre á la Mission de los Salicurs, Merece esta Nación to* do nuestro cuidado : no esta distante de nosotros: esta, por decirlo assi , á la puerta del Cíelo, sin que huvieííemos podido hasta aova darles entrada. En quanto al Padre Dauííllac , no fe puede explicar qué penas,y fatigas le costearon en el Pais de Qvanari los Indios déla Comarca, que fon los Tocoients, los M.iurius, y los Maraones. Solamente un zelo tan sólido , y tan fervoroso como el suyo,, pudo no havcise acobardado de las muchas contradiciones no esperadas, que tuvo que padecer. Le ha consolado Dios con la docilidad de muchas Infieles , y, con el fervor que manifiestan en; oír fus instrucciones. Citaré un foloexempio , que ferá;de-edifica* cion. Un Indio, llamado Cayarimra, de Ja Nación de ios Maraones , no pudíendo afsistir á muchas Platicas del Padre , por la distancia en que vivía fu familia, fe ofreció al Mifsionero para ser el pescador de fu población. Paísando todo el día en la pesca , venia por la noche al Padre * y le pedia que le,.

« AnteriorContinuar »