Imágenes de página
PDF
ePub

rientes ricos de parte de sus madres. No obstante,
siempre firmes en la Fè, no se les oye murmu-
racion, ni quexa ; antes bien estàn siempre con
seinblante, alegre, modesto, y contento. La unica
cosa
que

dà pena à estas Ilustres Señoras, es, que , no pueden , segun el Ceremonial de la China , las

lir con mas frequencia de sus casas, porque quificran recibir los Sacramentos todos los ocho dias.

Mas de una vez hice mencion de las Islas de Nicobar , y de los dos Padres, que desembarcaron , en una de ellas, y echaron las primeras semillas de la Fè: referi tambien , que haviendo quedado en

clla como dicz meses , pallaron , contra la volun,tad de fus Neophytos , à orra Isla , donde hallaSron un pueblo intratable , y feroz, que les diò la , muerte, y la palma del martyrio. Las neceísida. des de los muchos Pueblos Christianos , que conciene el Reyno de Carnate , en el espacio de más de doscientas leguas, no permitieron entonces embiar otros Missioneros. Pero a!gunos años à esta parte, el Gefe de una de estas Islas , llamis do tec, no vè passar Navio alguno, sin que en

nombre de sus Compatriotas pida con instancia , Missioneros, para predicarles las verdades de la , Fe, y ponerlos en camino de salvacion. Los Pue

blos que habitan las mas de las Islas , son de un , natural dulce , y afable, y viven en una feliz igno

rancia de muchos pecados , sobradamente comunes entre Naciones mas politicas. Están tambien , persuadidos , que con la presencia , y socorro de , los Operarios Evangelicos, se veran libres de los

, ma

[ocr errors]
[ocr errors]

a males, que padecen de los Demonios. Es de tê

mer , que si los Moros que viven en Achen pos nen una vez el pie en sus Islas, se hagan Ma

honetanos fus Pueblos ; y por esta razon se i ha determinado acudir a las instancias de los

Isleños. Aspiraban muchos à la dicha de cultivar

esta tierra , rcgada con la sangre de sus primeros ; Predicadores ; pero quiso la desgracia, que murielsen quatro Missioneros uno tras oto : fueron, el Padre de la Johannie, el Padre Champ, el Padre

Calmete , y el Padre Josselin, que acabaron su s carrera en lo mejor de su edad, y privò su muer

te esta Mission de los largos , è importantes ser,vicios , que podian hacerle con sus prendas , y sus , virtudes.

En tan tristes circunstancias, proyectaba el Ś Padre Gargan , Superior de las Missiones de Carinate , dedica fe à la conversion de los Isleños, y dexar en su lugar al Padre Gac por Superior; , pero en el tiempo mismo, que formaba este prom yecto , tuvo aviso, que acababa la muerte de pri

varle de este medio. Fuè generalmente sentida de y los Europeos , y de los Indios la muerte de este

antiguo, y zeloso Missionero. Era el Padre Gac un s hombre verdaderamente Apoftolico, de un zelo , infatigable en extender la Religion, de un valor, » y paciencia invencible en las persecuciones de to, das especies , que tuvo que padecer, haviendo

passado como veinte años en una Mission ton austera , y laboriosa, como la de Carnate, donde edificò muchas Iglesias, y convirtiò à la Fè un nunero muy grande de Idolatras. Fue nombrado

Supe

.

[ocr errors]
[ocr errors]

; Superior Général de todas estas Missionës , y en

esta calidad tuvo que hacer su residencia en ,Ponticheri. Alli, por la generosidad del Señor , ; Marquès de Villa-Puente , cuyos ultimos suspiros , cogieron VV. RR. en este Colegio Imperial, à ; quien miran los Christianos de la China,de las Phi

lipinas, y de las Indias como su Padre , è insigne Bienhechor , hizo el Padre Gac construir una , Iglesia,

, que en nada cede à las mas hermosas de , Europa.

Luego que se viò desembarazado de los cuia 5 dados del Govierno , se volviò à las penosas Mila fiones de Carnate : se junto con los Niophytos,

casi sin numero, que havia reengendrado en las 5 Aguas del Bautismo ; y entregandose por dos años à las fatigas acostuinbradas en la edad de ;resenta y cinco, terminò gloriosamente su cars

rera en Crichnaburam la noche del jueves San sto de 1738. Las Cartas de dos Oficiales Frances , ses nos darán mejor à conocer el concepto , que

se tiene en las Indias de este ilustre Missiones , ro. Uno de ellos dice assi : Llega à mis oidos-la , mas triste noticia, que se puede imiginar. Haviendo

llorado la muerte del Venerable Padre , mi pris , mer pensamiento fue de postrarme, invocarle, y , rogarle , que ine fuesse en el Cielo tan amigo,

como lo havia sido en la tierra. Llega à nues, tra noticia , dice el otro, ( que fue el Señor de Laurens) la muerte del R. P. Gac, à quien revea

renciamos coino à Santo. Me havia dicho mu. ,chas veces, que nada descaba tanto , como acaq bar sus dias en las penosas Missiones de Cara

z naj

[ocr errors]

3

¿ narė. Oyò el Señor su peticion ; y no se puede , explicar la alegria que fintiò , quando el Medisco Malabar , que le assistia, le anunciò su cerca, na muerte. A pesar de la calentura ardiente, que , le consumia , se puso al punto en oracion , y no , cessò de orar, hasta que cessò de vivir. Muriò , cono havia vivido , porque en vida 110 havia , tenido un quarto de hora de tiempo à su arbitrio, que no ernpleasse en la oracion : fuè generalmente llorada su muerte.

Haria tambien el elogio de los otros qua: ; tro Padres, cuya muerte nos es igualmente senfible

, y que terminaron en la flor de su edad la carrera de su vida en los mismos trabajos, , si no temiera , que causassen disgusto à algu, nos Lectores, tan multiplicados elogios. Perai, taseme no obstante esta reflexion. Si fe consagran en la Hiitoria los nombres de aquellos

generosos Guerreros , que defendieron su Patria, , ò estendieron sus limites con sus conquistas : si a aplaude el Publico à los elogios , que cada año ; hacen las Sabias Academias de sus compañeros; , que passaron de esta vida , para dexar à la poste

ridad la inemoria de sus meritos , y talentos; , por que se ha de desaprobar , que paguemos el

mismo cributo de alabanzas à algunos Heroes de , la Religion, que assaltaron las potencias del Iafierno en sus mas fuertes trincheras , y marchando sobre las huellas de los Apostoles, facrificaron su descanso , susalud, y su vida, para conquistar à Jesu-Christo tantas Naciones, que fica ven al Demonio, sumergidas en las tinieblas de Tom.XIV.

11

[ocr errors]
[ocr errors]
[ocr errors]
[ocr errors]

la و

, y estarà

, la Infidelidad ? No harà mas aprecio , fin compă

racion, de tales victorias , qualquiera que tenga y el corazon verdaderamente Christiano? No le , halle , pues , estraño , que diga algo de dos Mise.

fioneros cèlebres, cuya memoria està » por mucho tiempo en veneracion en el Gran Cay, ro. El uno es el Padre Sicard , tan cèlebre en Eu, ropa ; y el otro el Padre Elias.

Del primero, es pùblica voz, y fama , que ; no se ha visto hombre de mas zelo , eloquencia, , saber, valor, è intrepidèz; y que superior à todos , los aconteciinientos buenos , ò malos, tenia el espiritu , y la firmeza de un Apostol. En efecto, sabia sufrir , y padeciò en realidad la hambre, la sed , la desnudez, las bastonadas, las afrentas, las , ignominias , el naufragio, y la misma muerte, no , à manos de los enemigos de la Fè, sino en el exercicio de la charidad mas heroyca , firviendo a los apeitados. Havia muchas veces caminado por todo el Egypto, como Missionero , y como sabio; y , no es facil decidir, qual de los dos talentos era su,perior. Como Missionero, dexaba en todas partes

prucbas de su zelo: y no conocia estorvos, ni di

ficultades , quando se interessaba la gloria de , Dios,ò la salvacion de las almas. Como fabio, nada omitia de lo que puede animar la curiosidad de los antiquarios: muchas pruebas tiene daidas de lo que afirmo.

En quanto al Padre Elias, no es menos ress petable su memoria, por su zelo , y charidad. Porn

feia estas dos virtudes en supremo grado. Era el Padre de los pobres, el consuelo de los afligi

dos

د

[ocr errors]
« AnteriorContinuar »