Imágenes de página
PDF

, ñeros de dos en dos , llevando velas £ncendi} das en la mano. Llegando á la calle , una según3 da señal avisó á los Christianos , que estaban 5 to los de luto , de ponerse cada uno en su lugar. , Se postraron después quatro veces hasta la tier^ , ra delante del cuerpo , y fe pusieron en marcha. , Comenzaba la Procession una maquina muy alta, 3 y bien adornada , en la quai fe leían en grandes 3 caracteres el nombre , Pais , edad, y calidades 9 del Padre Parennin. Pareció luego una Cruz grany de, llevada por uno de los Principales Christia, nos , entre dos si las de muchos otros, que mar, chiban con mucha gravedad , y modestia. Siguiéronse otros Christianos en gran numero , y con , el mismo orden, delante de las Imágenes de Nuestra Señora , y de San Miguel» Inmediatamente , después llevaban dos Bachiileves , y dos Mandacrines Christianos el Elogio compuesto por eiEm3 perador, y escrito sobre un bello tafetán aman* 3 lio. Seguíanse los Catequistas de muchas ígle-s , íias, de dos en dos, llorando , y rezando con 3 mucha devoción las Oraciones ; y cerraban la 3 marcha los Missioneros , los Principes Christian 3 nos, los Mandarines, y los Diputados de losPrin3 cipes. Hicieron guardar un orden maravilloso los 3 Oficiales, y los Soldados. En todas las calles por 3 donde fe passó h.v/ia un Pueblo infinito, con gran 9 respeto , lo largo de las Cafas, y de las Tiendas; , y dieron muchos de ellos muestras publicas de f fu dolor, poniéndose de rodillas , é inclinándose . nasta la tierra.

, Con este orden se marchó hasta el lugar,

jde

J cíe la sepultura de losMifsionerosFrancesc$,que ,está en una Aldea dos leguas distante de Pekín. , Acercándose al Lugar, salieron al encuentro sus 9 vecinos, y acompañaron la Procession , dando ? grandes pruebas de fu aflicción. Rodeando y losMifsioneros el ataúd , hicieron las Oraciones mandadas por la Iglesia ; y después deba

1 ver echado Agua Bendita, é Incensado el cuer!, po , según el Ritual, fué puesto en el sepulcro. '? Renováronse entonces los clamores, y los \? llantos. En todo este tiempo estaban de ro-? p dillas el Superior de nuestra Cafa, y los de-: 9 más Missioneros, haciendo pracion. Dieron , después muchas gracias á los afslstentes > por , el trabajo que havian tomado , y la honra que 'p les havian hecho. Correspondieron los Chi

> nos con iguales cortesías > y fe separaron de una , y otra parte , derramando muchás

3 lagrimas , según la costumbre de los Chin

2 nos.

, La atención de fu Magestad por el Pa-= Tp dre Parennin , no indica disposiciones mas fa-i , vorables á la Religion. Pretendió solamente,; p al exemplo de fus predecessoies, dar alguna aprueba de fu estimación á un Estrangero > que i fué tan útil á fus Estados. Los servicios que j proseguimos haciendo al Monarca 3 podrán 9 quizá vencer con el tiempo la indiferencia,

> que ha tenido hasta aora por la Religion, 9 y por los que la predican. Sostiene esta ef[9 peranza á los Missioneros, que ocupa en fu < servicio, en trabajos harto penosos , y mor-. , tisicativos. Un poco antes de la muerte del ,Padre Parennin , havia la Mission tenidootra , pérdida considerable. Havia muerto en el , mismo año , el dia dos de julio, el Padre En3 trecolles. Se havia dedicado á la Mission de 3 la China en .el .misnío.tiempo que ei Padre ■, Parennin , y fe distinguió igualmente en el , ardor, y desinterés de fu zelo. Es conoci, do por las muchas Cartas impreíías en esta ,Obra> pero lo feria mucho mas, si pudiera , comunicar á VV. RR» las muchas Obras qué , compuso , é imprimió en Lengua China; ó 3para convencer ios Gentiles de las verdades , de la Religion, ó para conducir los nuevos , Fieles á la mas alta piedad.

, Su aplicación en aprender'la Lengua , China , le pufo muy en breve en estado de 9 abrir una Mission grande en Jaotcheu, Ciu3 dad de primera clase de la Provincia de ,Kiangsi , donde no era conocida la Ley Chris* -jtiana. Después de algunos dias de residencia ,cn este gran Pueblo , fu amable genio , y ,fus modales suaves le ganaron la estimación., 3 y asedo de muchos Letrados , y de los Pue, bios de la Ciudad , y de fu Comarca. Le y oyeron desde luego con gusto :"aprobaron y insensiblemente las verdades que enseñaba, ,y en poco tiempo le pidieron muchos In, fieles el Santo Bautismo. Sus Neophytos fe , transformaron en otros tantos Apostóles , tra, bajando en la conversion de ;fus parien9 tes , y amigos, y llevando la Luz del

.. /Evan

} Evangelio á Kingt eching y conduciendo allá 5al Missionero. Es Lugar muy poblado, y el

> único } en que fe fabrica. ía bella porcelai na de la China 3 de la qual nos dio , una noticia muy circunstanciada. Cultivé 3 por largo tiempo esta Christiandad , que >fué entonces, a, y-es aora , una de las mas 3 numerosas, y fervorosas de todo el Impe

> rio..

, Fué tan grande el concepto que fe sorl rao de fu prudencia, que después de siete , íi. 9 ocho» años pastados en la China ,, fué norin obrado Superior General de h. Mission Fran-* , cesa.. Los tiempos eran malos , y muchas, , veces fe halló en circunstancias tan delineadas, que parecía que en ellas havia de ¿naufragar toda la prudencia humana. Pero , no. fiándose de fus proprias luces > tomaba el , partido de consultarlas con Dios, é implorar , en la Oración fu afsistencia. Afsi evito feliz-, , mente los escolios , que fe ofrecían á cada , pasto y y nadie dudaba que le inspiraba Dios, , y le dirigía en todas fus, medidas. Nada fué , capaz de alterar 1a, tranquilidad de fu alma: j enmedio de los- contratiempos , y de ios , negocios mas dificultosos, fué siempre ei mif>mo, la misma dulzura en fu. semblante , ea. y fu porte , en sus palabras , y ia misma afabilidad en fu conducta. No aumentaban fu , gozo las prosperidades , ni le entristecían los y reveses , y las contradiciones. Siempre igual, , contemplaba los diferentes acontecimientos de

, la vida en el orden de la Providencia , corriel , en un espejo purissimo.

, No fe limitó fu zelo á la Mission , qu€ i estableció en la Provincia de Kiangsi: futí-; , do otras muchas casi en todas las Provin-; , cías del Imperio , embiando á ellas Opera-: ,rios, formados de fu mano, para los minis9 terios Apostólicos , y bien adiestrados con , fus instrucciones , y exemplos , en aquella , suavidad , y prudencia , que gana , y encan3 ta los corazones. Haviendo por trece años s governado la Mission Francesa de la Chi, na con tanto acierto , vino á Pekín , donde i por diez años fué Superior de nuestra Cafa. , Siempre respetado, y querido por su bello , genio, y virtud , acudía cada uno á él como já fu Padre, y era como la vida,y alma de i quanto se emprendía por la gloria de Dios, , y salvación de los Chinos. Se recibían fus ,mas ligeros consejos como leyes. Tal érala

> confianza que fe tenia en fu experiencia, y/ 9 en las luces que sacaba de su intima comu3 nícacion con Dios; porque nunca tomaba re-i

> solución, sin havcrla pesado antes madura, mente al pie del Altar: y en fu execucion , procedía siempre con tal sencillez , que tos do parecía natural. Era tan modesto, que Jos , negocios de que le podía resultar alguna hon3 ra encargaba a otro, reservando para si los mas » humildes, y penosos.

, Aspiró siempre, desde que entró en la * Mission , á la dicha de verter fu sangre en

« AnteriorContinuar »