Imágenes de página
PDF

tid id exorbitante en hacer Vino } Aguardiente , 6 Raque. Este es uno de los grandes manantiales del mal en las Provincias del Sud, como en las del Norte. No lo ignoran los que goviernan > pero no aplican ai mal remedios eficaces. Pongo por exemplo: Está prohibido en esta Provincia hacer Raque: la Ordenanza fe pone en las esquinas, y la publican los Governadores en todas las Ciudades. Visitan los Oficiales señalados los parages en que fe faca , y destruyen los hornillos , si no fe redimen i pero si fe les paga , paitan adelante , y van á hacer lo misino en otra parte. ELWandarin hace tai qual vez la Visita: manda prender á los destiladores, los pone en la carecí, los condena á azotes , á llevar el Cange j pero nunca á la, muerte. Mudan , pues, de posada los que trabajan en hacer Raque : íe ocultan } y continúan en fu Oficio.

Lo que sucede en esta materia, es una pura comedia 5 porque ni en las Ciudades 3 ni fuera de ellas, esta prohibido vender Vino, ni Raque. Entran cada dia en Pekin muchos Carros cargados de este genero. Se paga en la Puerta la Aduana 3 y publicamente fe vende en mas de mil Tabernas de la Ciudad , y fus Arrabales. Si de veras fe quisiera, que fucilen executadas las Ordenanzas , fe mandarían cerrar las Tabernas 3 en que fe vende este licor. Se prohibiría fu venta 3 so pena de grave multa por la primera vez j y de destierro por la segunda; pero á les Oficíales, que debieran dar el exemplo, costaría mucho privarse de esta bebida,

La carestía de Arroz, no es el único efecto de esta especie, de Aguardiente > es también causa de los frcquentcs incendios , que suceden 'en las Ciudades, y principalmente en Pekín. Daré la razón. No beben los Chinos Vino s ni Aguardiente, sin haverlos antes calentado. Ufan de estas bebidas por la noche antes de acostarse , principalmente los Mercaderes, Artífices , y Soldados. Tienen en los quartos donde duermen un hornillo, en que gastan carbon de piedra, y en élcuczenel Arroz , calientan el agua para el The , y el poyo de ladrillo , en que toman el descanso de la noche. Calientan, pues , en el hornillo el Raque , 6 Aguardiente; lo toman comiendo ai mismo tiempo yervas saladas, y á poca costa fe embriagan. Si por descuido, estando tomados de la bebida, dexan caer algunas gotas en la lumbre: levantan llama, y liega hasta el techo, hecho comunmente de mimbres , ó de encerados de papel, y que á ío mas está tres, ó qua tro pies mas alto que un hombre : en un * instante arde todo el quarto , y corno las tiendas de los Mercaderes, y las cafas de la mayor parte del Pueblo , no están separadas con paredes maestras de las de fus vecinos, y ordinariamente las maderas están atadas unas á otras , fe estiende el incendio con rapidez , y hace grandes estragos antes que ib pueda apagar.

Aííadcsc á lo dicho, que el ufo demasiado frs(juente dc esta bebida mata á mucha gente , causándoles una enfermedad , que llaman Teche 3 para la qual hasta acra no fe ha hallado remedio. Quema el licor poco á poco la garganta , y seca dc ral manera el esophago , y el orificio superior, que ni siquiera pueden tiagar agua, y mueren por falta de alimento. Sino disminuyera de quaadoenquan

do

do la hambre el infinito numero de Pueblo , que contiene la China , seria difícil, que pudieííe gozar de larga paz. No se vén aqui guerras como en Europa , ni peste, ni enfermedades populares en un siglo entero. Es verdad, no obstante , que cada año, en la tercera 3 ó quarta Luna, corre una especie de enfermedad en el Pueblo; pero lleva poca gente á la sepultura, porque ceísa cayendo quatro gotas de agua. Si quando hay carestía fe descuidara enteramente de entibiar socorros , fe verían presto tropas de Lad:ones , cuyo numero crecería poco á poco, y podría causar alborotos en la Provincia. Por esta razón fe publican Ordenanzas: van, vienen , llevan , y todos fe ponen en movimiento: todo esto entretiene, hasta que no queden sino el numero de nécessítados , á los quales fe quiere , 6 fe puede socorrer. Quando no entra el motivo de la caridad Christiana , y da alas para volar ala asistencia de los pobres, y no fe encuentra sino una razón de estado, ó una compassion puramente natural: rara vez fon aliviados los que padecen , cómo, y quando lo han menester.

Me preguntáis , Señor, si aparecen aqui Auroras boreales , y deseáis que os dé cuenta de ellas. Sobre este Articulo no puedo satisfaceros. Nos niega aqui el Cielo estos bellos espectáculos , de que es tan pródigo en Paris: casi estoy de creer, que lo hace por la lastima , que tiene á los pobres Mathem:-ticos Chinos, por las razones ya insinuadas en esta Carta. Espero con impaciencia vuestra excelente obra sobre este Phenomeno , y la leeré con tanta aplicación como gusto, luego que llegue á mis manos,, En. ella espero encontrar la resohuion cic algunas dudas, que tengo err esta materia , y que feria inútil referir pormenor. Os diré solamente, que no me parece , que tatito fuego, y tantas luces puedan traer fu origen de nuestro ayrc: quiero decir, de este cuerpo fluido , que rodea toda ia tierra, y que llamamos Atmoíphera: que precisamente ha de haver allá arriba otras materias inflamables,que están en quietud, que circulan , suben , descienden lo bastante para tocar h extremidad, 6 las puntas de nuestra Atmofphcra, y encenderse, ó por la fermentación, que puede causar la mezcla, ó par fu atrición contra cuerpos heterogéneos, como vemos salir fuego del pedernal herido con el azero. Noes menester, que estos cuerpos que fe tocan, sean de un volumen, ó peso sensible , que no puedan sustentar, sino hasta cierto termino , las partes superiores de nuestra Atmosphera. Pensáis, Señor, que nuestra Atmoíphera terrestre fea tan redonda , que no tenga fus altos , ybaxos, fus puntas, y pirámides, que fe levantan mas, ó menos, según el terreno á que cor* responden perpendlcularmente ? A mi me parece, que no es ia Atmoíphera igualmente grueíla, espesa , cerradas ó pesada en todas partes: que sigue la naturaleza del.País, y que las columnas mas espesas de ayrc, aprietan las mas sutiles, y las hacen subir encima de las otras. Pueden por con siguíente encontrar fácilmente esta materia inflamable , y encenderse estando dispuestas: quiero decir* teniendo mas partículas de azufre, ó de otras materias inflamables, que las otras columnas del ayrc .vecino.

Bucivcn las Auroras boreales, y esto misino csenotá bastantemente, que la materia que ías ocasiona , va y viene, fe acerca, y fe alexa de nosotros. Pero de dónde nace este movimiento irregular? Que causa fe lo imprime ? Tiene ia Aurora alguna relación, ó connexion con los otros Phcnomenos extraordinarios, como la luz del Zodiaco, los Cometas, &c. ? No lo sé , y espero saberlo , leyendo vuestra obra. Antes de cerrar la Carta, la concluyo con una noticia del Pais , que nos intereífa mucho, y en laqual quizá tomaréis alguna parte. El día 7. de Octubre, haviendo el Emperador Tong. tching dado Audiencia , como acostumbraba , desde medio día hasta las dos de la tarde , fe sintió indispuesto : fe retiró á descansar, y á tomar algunos remedios. En el mismo día , antes de las nueve de la noche , murió en fu Cafa de Campo , llamada Yveyi ming ynen , de edad de cinquenta y ocho años, en el a si o 13. de fu reynado: fué traído fu cuerpo después de media noche al Palacio de esta Ciudad, como íi estuviera solamente enfermo ; y pocos dias después fe publicó , que no ha vi a muerto hasta el día 8. del mes, y en el 13. de la Octava Luna. De los muchos hijos que tuvo , quedan solamente tres : ninguno de ellos legitimo, haviendo muerto la Emperatriz sin dexarle succession. El mayor de ios tres , de edad de vein re y seis años , subió al Trono íin la menor contradicion , bien que ha vía. sido solamente en secreto , por Principe heredero, como lo declaró él mismo en presencia de todos los Grandes, señalándoles el día , año, y lugar donde fe guardaba el acto.

Informado el Pueblo del Eclypse Solar, que ha via de suceder dentro de ocho dias, no dexo de 2"om,XlV, ü glofc

« AnteriorContinuar »