Ensayos biográficos y de crítica literaria sobre los principales publicistas, historiadores, poetas y literatos de la América latina, Volumen2

Portada
Baudry, 1868 - 480 páginas
 

Comentarios de la gente - Escribir un comentario

No encontramos ningún comentario en los lugares habituales.

Términos y frases comunes

Pasajes populares

Página 264 - Cada comarca en la tierra tiene un rasgo prominente: el Brasil, su sol ardiente; minas de Plata, el Perú; Montevideo, su cerro; Buenos Aires — patria hermosa — , tiene su Pampa grandiosa; la Pampa tiene el Ombú.
Página 99 - Rehusamos, pues, lo que se llama en el día literatura entre nosotros; no queremos esa literatura reducida a las galas del decir, al son de la rima, a entonar sonetos y odas de circunstancias, que concede todo a la expresión y nada a la idea; sino una literatura hija de la experiencia y de la historia, y faro, por tanto, del porvenir: estudiosa, analizadora, filosófica, profunda, pensándolo todo, diciéndolo todo en prosa, en verso, al alcance de la multitud ignorante aún...
Página 99 - Libertad en literatura, como en las artes, como en la industria, como en el comercio, como en la conciencia.
Página 37 - Al cielo arrebataron nuestros gigantes padres El blanco y el celeste de nuestro pabellón, Por eso en las regiones de la victoria ondea Ese hijo de los cielos que no degeneró. Cual águila en acecho se alzaba sobre el mundo Para saber qué pueblos necesitaban de él; Y llanos y montañas atravesando y ríos La libertad clavaba donde clavaba el pie.
Página 268 - Tal vez un gaucho cantó, Y tan tierna su guitarra Acompañó sus congojas, ., Que el ombú de entre sus hojas Tomó rocío y lloró.
Página 265 - Ni aves canoras en ellos; Pero sí pájaros bellos, Hijos de la soledad, Que siendo únicos testigos Del que habita esas regiones, Adivinan sus pasiones Y acompañan su orfandad. Así, nuncio de la muerte Es el cuervo o el carancho; Si la peste amaga el rancho Sobre el techo el buho está; Y meciéndose en las nubes Y el desierto dominando, Las horas está contando El vigilante yajá.
Página 267 - Palmo a palmo a la ciudad. Y el rasgo más prominente De esa tierra donde mora El salvaje, que no adora Otro Dios que el Valichú, Que en chamal y poncho envuelto, Con los laques en la mano Va sembrando por el llano Mudo horror, es el ombú.
Página 184 - ¿Queremos plantar y aclimatar en América la libertad inglesa, la cultura francesa, la laboriosidad del hombre de Europa y de Estados Unidos? Traigamos pedazos vivos de ellas en las costumbres de sus habitantes y radiquémoslas aquí.
Página 185 - Haced pasar el roto, el gaucho, el cholo, unidad elemental de nuestras masas populares, por todas las transformaciones del mejor sistema de instrucción; en cien años no haréis de él un obrero inglés, que trabaja, consume, vive digna y confortablemente...
Página 268 - ... matecito bajo sus ramos frondosos, pone paz a dos esposos, o en las carreras es juez. A su pie trazan sus planes haciendo círculo al fuego los que van a salir luego a correr el avestruz... Y quizá para recuerdo de que allí murió un cristiano, levantó piadosa mano bajo su copa una cruz. Y si en pos de amarga ausencia vuelve el gaucho a su partido, echa penas al olvido cuando alcanza a divisar el ombú, solemne, aislado, de gallarda, airosa planta, que a las nubes se levanta como faro de aquel...

Información bibliográfica