Imágenes de página
PDF

poco à mirar con guto el Mar Roxo, que etaba à nuetros pies, y el célebre Monte Sinai , que terminaba nuetro Orizonte. Pero para regitrar de mas cerca tan famofo Mar, echamos pie à tierra el Señor Alemanni, y yo y penfabamos à la vita del Pais, que nos quedaba poco camino; pero para llegar a la orilla del Mar, tuvimos que caminar dos leguas mortales.

- Lo contemplamos con atencion, trayendonos à la memoria las maravillas , que antiguamente obrò el Soberano Señor del Univero en favor de fu Pueblo ecogido. Creimos que, al exemplo de los Ifraelitas, debiamos dàr à la Divina Bondad en ete parage muchas gracias por los beneficios, que cada dia recibimos de fu paternal Providencia. Vimos en las riberas del Mar Roxo una cantidad grande de conchas de diferentes epecies , arrojadas alli por la violencia de las olas: y recogimos las mas bellas, y fingulares. Hallamos tambien algunos pedazos de alabatro, y de una epecie de coral blanco, que en fu lengua Arabiga llaman Chab. Tienen los pedazos unas pequeñas betas en bruto, y etàn fembrados de poros, ô agujeros pequeños y tomamos los que nos parecian dignos de tener lugar en los gavinetes de los curiofos. Entretanto que nos entreteníamos con la vita de las conchas, nos alcanzaron los Camelleros, y el Padre Symnodio : y yo me vali de fu compañia, para informarme de los diferentes objetos, que teniamos delante de los ojos. Quatro cadenas de montes nos fervian de pcrpectiva, y el Mar Roxo, que los fepara. Las montañas fon las de Oreb, Sinai, Colzin, del Azeyte, y de la Arabia Petrea * -, o 2Z13l

[ocr errors]

āzia Gorondel. Los Montes de Oreb , y Sinai eran los mas ditantes de nofotros, y fegun nos dixo el Padre Synnodio, etaban de allifefenta millas. Oreb es el mas alto, y età al Norte: Sinai es mas baxo, y al Mediodia: Colzim etaba cerca de nofotros, y à Poniente: Giabal Ezzeit, que en Arabigo fignica Monte de Azeyte, aunque lexos, fe dexaba vèr muy claro. Ay alli muchas fuentes de Azeyte de Petreolo, y por efo fe llama asi; y es una continuacion del Monte Colzim, el qual es de una extenion muy grande. Las montañas de la Arabia Pétrèa terminaban nuetra vita āzia el Norte, y firven de limites al Mar Roxo. Su orilla llamada ahora Gorondel es el parage por donde palaron los Ifraelitas à pie enjuto el Mar Roxo, y donde Pharaòn , y fu Exercito fueron fepultados en fus aguas. Ete palo, que un prodigio tan etupendo hizo tan favorable al Pueblo de Dios, es ahora de fumo peligro por el hervor continuo de las aguas , que entran en el Golfo. Examinè, con el mayor cuidado posible, el camino, que tomaron los Hebreos, para llegar dede Memphis al Mar Roxo: obferve fu palo por enmedio del Mar, figuiendo, por decirlo asi, todas fus huellas. Luego que bolvi al Cayro, examine de nueve todas las noticias que havia adquirido: etudiè los Textos de la Efcritura, leilos Hitoriadores Ecleiaticos, y Profanos, que han hablado del palo: confultè la tradicion de los mas intruidos del Pais, y cotejando lo que havia vito , con lo que me han enfeñado los libros, y la tradicion, he formado la idea mas fegura de todos los palos de los Ifraeli» o t3$

tas, yà por tierra, ya por el Mar Roxo, y he com-
ueto una Difertacion, que tengo la honra de re-
mitir à V. R fujetandola a fu cenfura, y a la de
los Sabios, mas capaces que yo , de juzgar de la
verdad de mis luces , y conocimientos.
* Acabo eta digresion, y buelvo a tomar el hi-
fo del viage. El dia 3o. de Mayo, vipera de Pen-
tecotès, nos hallabamos en la ribera Occidental del
Golfo de Arabia, llamado con los diferentes nom-
bres de Mar de Colzim, Mar del rement de la Meca,
y de Mar Roxo. No me detendrè en jutificar la Ety-,
mologia de ete ultimo nombre: folamente dire, que
Ro lo merece por el color de fus aguas; antes bien
puedo alegurar, que de de la orilla hata dos, ô
tres millas en Altamar, fon fus aguas verdes como
un prado. Reciben ete color de las muchas ovas,
que nacen en fu fondo : y fife extiende la vita
mas adelante, fon fus aguas del mimo color, que
las de todos los Mares. y
Entretanto que yo hacia mis obervaciones, fe
ocupaban los compañeros en la peca : tendieron
una red muy larga, y cogieron mucha abundan-
cia de diferentes pezes; y entre otros uno , cuya
vita nos fuè de mucho guto. Sus alas eran ama-
rillas como el oro, y fu cuerpo pintado con litas
azules, y doradas. Guiaronle los Camelleros, y
era de un fabor exquifito. El Padre Synnodio hizo
buena proviion de ete, y otros pecados, y los
faló para fu Convento. La fal eta aqui con abun-
dancia, fin mas trabaxo, que ahondar medio pie en
la arena. Tomamos los camellos depues de haver
comido de nuetra peca , y caminamos al Mona-
terio de San Pablo, adonde llegamos a las feis de
1 om.VI. - K la

[merged small][ocr errors]

la tarde. Llamanle los Arabes, Deir il memoura, que quiere decir Mona/ferio de Tygres. Los del Pais dàn al Convento ete nombre, fundados en la tradicion de que hallandofe San Antonio à la muerte de San Pablo, y queriendo enterrar u cuerpo, alieron dos Tygres de los montes vecinos, para abrir la fofa, en que fue fepultado el Siervo de Dios. Dice San Geronymo en fu Vida, que fueron dos Leones: el prodigio es igual en ambos cafos ; pero lo cierto es, que rara vez fe ven Leones en los defiertos de Egypto, y fon comunes los Tygres, cabras montefes, machos filvetres, abetruces, y zorras. Los Tygres etan en continua guerra con los machos montefes, cuyas hatas temen mucho, Una de ellas me regaló un Religiofo de San Pablo, que tenia de largo quatro palmos. Ll Convento età fituado al Oriente en el centro del Monte Colzim, y rodeado de profundos torrentes, y de laderas etériles, y negras, cuya altura etorva al Convento la vita del Mar Roxo, ditante folamente dos, ô tres leguas; pero los Montes de Oreb , y Sinai etàn à unas veinte. La fabrica es un quadrilongo; tiene una huerta mas pequeña que la de San Antonío, con las mimas legumbres, y la riegan con agua falada, que fale de una roca cercana, y entra en ella por un conducto fubterraneo, que yo mimo medi, y tiene de largo fetenta paos: corre por debaxo de las rapias del Convento, y la ditribuyen donde la han meneter. No beben los Monjes de otra agua, aunque tan falobre : y es muy probable, que en la mima mojaba el Santo Anachoreta Pablo el pan, que por epacio de feenta años le traxo cada dia un ... cuer y. r

cuervo. La Iglefia ni es grande, ni hermofa toda fu recomendacion confite en coger dentro de fus muros la gruta donde el célebre Patriarca de los Hermitaños murió al mundo, y à si mimo, fin

tener otra comunicacion que con Dios.

La gruta obfcura, y toca inpira amor à la foledad, deprecio de las grandezas del figlo, defeo de los bienes eternos, y una entera confianza en la bondad de Dios, que tanto cuida de fus Siervos. Bien palpablemente lo prueban Pablo, y Antonio, porque etando juntos , y gaftando el dia, y la noche en cantar fus alabanzas, y tratar de fus miericordias, dobló el Señor en favor de Antonio la quotidiana racion de Pablo. Entramos en el Momaterio del modo que yà và referido, quando hablamos del de San Antonio, por medio de una gar

rucha, y por una ventana muy alta. Nos eperaban los Religiofos, y depues de las primeras falutaciones nos llevaron en procesion à la Iglefia, y dichas algunas oraciones, nos conduxeron al Refectorio, donde nos pufieron una comida en todo femejante à la que nos havian dado en San-Antonio. Gatamos lo demàs del dia en vifitar las celdas, la huerta, y demàs oficinas, que reprefenta el Mapa por fu orden. Nos motrò el Superior la Bibliotheca; pero faltaban los libros buenos , y los manufcritos. o Yo tenia noticia de que en el Monatelio havia un Monge natural del alto Egypto, cuyos parientes conocia: preguntè por él, y le hicieron venir; pero el Superior con otros Monjes, temiendo, como bien lo eche de vèr, que fe dexaffe el Monje ga.

nar de los Latinos, no fe apartô de mi. No obtail. , ; o - - K2. te

« AnteriorContinuar »