Imágenes de página
PDF
ePub
[ocr errors]

Passamos la Costa de la Ciudad , la de Sarepta, de Tyro , y del Cabo Blanco. Sarepta fuè en otro siempo una Ciudad grande. , y Puerto de Mar; ped to yà es cierra labrada; y passa por ella el camis no real para Tyro. Algunos trozos de mal empe drado , y las reliquias de algunas casas y que no ha acabado el tiempo de arrụinar enteramente , in dican una Ciudad, que fue considerable, y ya no existe. Se pretende , que hacia un gran comercio de hierro , y cobre , y que de ellos ha tomado el nombre de Sarepta , el qual fe deriva de dos pas labras , una de las quales significa hierro, y la otrā cobre ; pero ahora no hay rastro de tales metales. En el tercer Libro de los Reyes se llama Sarepta de los Sydonios, porque era de la jurisdiccion de la Cius dad de Seyde.

A algunos passos de la antigua Sarepta , se ën buentra en la orilla del Mar una pequeña Mezquis ta , y los Christianos , y Turcos pretenden que fue el parage, donde obrò el Samo Propheta Elias los dos inlignes milagros , referidos en el tercer Libro de los Reyes , Capitulo diez y liete. El primero

fuè la multiplicacion de algunas gotas de azeyte, y de un poco de harina , concediendolas Dios à las Oraciones del Propheta , para recompensar la fee, y caridad de la buena Viuda , que no tenien: do

para - fu subsistencia , y la de su hijo , en una Harga esterilidad , sino este poco azeyte ; y

harinas ofreciò lo: uno ; y lo otro al Propheta , para los correr su extrema necessidad. - El segundo milagro, fue la resurreccion del hijo de la misma Viuda. Yendo el Propheta à hóspe, darse en su casa , hallo al Niño muerto , y à lu

1

1

ma

te caso

madre fin consuelo : y movido de compassion , le toinò de las manos de la madre , le llevo à su quara to: rogo por el niño , y le bolviò vivo à su madre. Haciendo San Geronymo el Epitaphio de Santa Paula , dice : que esta virtuosa señora yendo à visi, tar los Santos Lugares , se hizo conducir à la

pequeña casa de la buena Viuda , situada cerca del Puerto de Sarepta , que havia servido de possada al Santo Propheta. La tradicion de los Hebreos dice, que el niño resucitado fue el Propheta Jonàs ;sen ef

, muy viejo seria quando predicò penitencia Ĉn la Ciudad de Ninive.

A tres quartos de legua de dicha Ciudad ay únă larga cadena de' rocas, en las quales se han abierto algunas cavernas en forma de Cruz , que tienen de profundo cinco , ò seis pies, con una enfrada de poco mas de dos en quadro. No es facil adivinar, qual haya sido su uso: los del Pais pres tenden , que fueron hechas por antiguos solitarios, que se retiraron à ellas sepulcandose yivos, para pensar dia , y noche en la muerte. Mejor me sienta el parecer de los que piensan , que fueron sepulcros destinados para las

personas mas distinguidas de San que

se fueffe , estas celdillas , ò fepulcros se llaman las Grutas de Adnorn. Desde las gryd tas hasta el Rio Eleuthero , nada se enquentra , que merezca atencion : dicen que este nace en el Mon-te Lybano , passa por la Itarea , y la Galilea, y end tra en el Mar de Phenicia , entre Sarepta , y la Ciud dad de Tyro , lisviendo de lindero à las tierras de Tyro , y Seyde, por lo qual ahora se llama Kafemitha que significa Division.

Las diferentes rebueltas del Rios que baña el

repta. Sea lo

[ocr errors]

pie

4

pero lo

[ocr errors]

و

pie de las Montañas , lo hacen muy ràpido : la pels cadę Tortugas es alli en algunas temporadas det año muy abundante, y lo hace apreciable en el Pais;

que

dà mas fama al Rio , es la honrosa memoria , que hace de el el primer libro de los Machabeos , donde se refiere , que acompañò el Ilustre Jonathàs, herinano de Judas Machabeo, al Rey Ptolomeo hasta la ribera de dicho Rio. En el mismo libro se refiere tambien , que persiguiò este gran Capitan hasta la orilla à los Generales de Demetrio: que en su precipitada fuga hallaron el medio de llegar al Rio , y de passarlo. ( cap. 11? 12.)

A tres, ò quatro leguas del Rio, y'à nueve , diez de Seyde, y en la misma Costa , llegamos à eftàr enfrente de' Tyro , Ciudad que, como dice Ezechiel , era en su tiempo tan sobervia , que se creian sus Ciudadanos con derecho de dår la ley à todo el Mundo : tan rica, que el oro, y la plata eran tan comunes en ella , como el polvo de la tierra: tan magnifica en sus edificios , que todas sus casas eran otros tantos Palacios; y tan formidable por fu guardia compuesta de los más valerosos Soldados de Persia , Libia , y Lydia , que la tenian los Estrange. ros por invencible.

Confieffo, que no paffabá por mi imaginaa cion, que hallaria ahora la Ciudad de Tyro tan magnifica como la pinta el Propheta ; pero esperaba

por lo menos poder descubrir algunas reliquias de su antiguo esplendor respecadas del tiempo. Me engañò mi esperanza , viendo al contrario la destruccion total, ò por mejor decir , viendo la aniquilacion de la Ciudad , tal como lo havia prophe

ti

!

çizado Ezechiel , largos años antes que sucedierea (11. cap. 28.) Vìalgunos montones de piedras, cae da una por su lado, cubiertas de yerba , y arena , y. fiete , ò ocho desdichadas cavanas, que sirven de abrigo à los pobres Arabes , faltos de las cosas mas necessarias à la vida.

Busquè en vano algun vestigio del sepulcro de Origenes, que subsistia aùn , dicen, en el orzeno siglo. Assi castigò Dios el mal uso, que hizo tan sobervia Ciudad de sus grandes riquezas , y poder, enseñando a los hombres, quan peligrosa es una prosperidad brillante , y no interrumpida. Atribu« , yen algmos Authores à elta Ciudad la honra de haver sus vecinos inventado el arte de escrivir , de teñir en purpura , y de navegar. No convendràn los Hebreos en el primer punto ; pero en quanto à la tintura en purpura , y la navegacion , si no las han inventado , se les debe conceder la honra de havera las exerçido , y perficionado los primeros , princi, palmente la navegacion , la qual tanto contribuyó al

gran comercio , que la enriquecia : y su situacion era muy comoda para ello, porque como dice el mismo Propheta , estaba en el corazon del Mar , els to es, estaba rodeada , y apartada del Continente como doscientos passos.

Alexandro, como saben todos, la hizo Penina sula, uniendola à la tierra firme por medio de un dis que, para rendirla assi mas facilmente. A una leguá de Tyro se vè uno de los mas hermosos , y mas ana tiguos inonumentos, que nos han quedado : y es un pozo muy grande , que faça todas sus aguas , y en grande abundancia, del Monte Lybano ; y le lla: man el Pozo de Saloinon , no porque sea cierto, que

contiene aguas

do el nombre ; porque los del Pais dàn el nombre

lo hiciesse construir este Principe, sino porque habla de el en sus Cànticos , diciendo

que vivas , que corren con iinpetu desde el Lybano.

No tuve lugar de irle à vèr; pero quantos le han visto, hablan de la misma manera, y dicen, que està enmedio de una especie de torre grande , y. quadrada, en figura de terrado hecho de piedras grandes , y firmes, muy bien labradas , y tan bien unidas , y colocadas entre sì, que parece que toda la obra es de una sola piedra. Añaden , que fe fube facilmente al terrado por una escalera de veinté y cinco escalones , uno mas , ò menos ; que el Pozo , que està en el centro del terrado ,les de fid gura Cogona, y tiene' de circunferencia como ochenta passos: que fube el agua hasta la boca del Pozo, y le derrama con tanta abundancia de una parte , y otra , que al un lado basta para un Moli, no, y al otro fertiliza una llanura , y luego entra, en unos conductos, que la llevan à Tyro.

Yà es tiempo de salir de una Ciudad tan dess trozada , y humillada , que ni siquiera le ha quedade Sour à las miserables ruinas', que ocupan el lud gar de los Muros de Tyro. Desde la Peninsula dona de estuvo la Ciudad , continuamos nuestro camino para el Puerto de San Fuan de Acre. Doblamos el Cabo Blanco , que debe su nombre à la blancura de la Roca, que forma el promontorio: vimos de passo el cèlebre camino llamado de Alexandro, obra por cierto digna de tal. Conquistador. Està abierto en una montaña toda de piedra , y formada à modo de canal: fus bordes hacen como un pegueño parapetoʻál lado del Mar , cuyas olas bateri

fin

[ocr errors]
« AnteriorContinuar »