Imágenes de página
PDF

que hace triumphar la Religion en el Palació mimo de un Principe Infiel A pique etuvimos de llorar fu ruina dos mefes depues de havere acabado : lo que pasó asi. El dia 12. de Febrero de ete año de 17o4: el Hermano Brocard, que trabaja en Intrumentos Mathematicos en el quarto del Principe heredero, con toda la amargura de la Cruz de Chrito, recibió orden de dar de azul algunas obras de azero. La primera tenia la figura de un anillo, la fegunda reprefentaba una guarnicion de epada enteramente redonda: la tercera tenia la hechura de un pomo de epada; y la quarta era una punta quadrangular muy embotada. Es precio faber efe, para lo que voy à decir. , , , , , Me hallè entonces en el quarto donde trabajaba el Hermano Brocard,ayudandole à dar la ultiría mano à algunas obras. Fuè tambien llamado el Padre Bouvet, que nos firve de Interprete ; y havierdo obervado los pedazos de acero, me dixo, que temia mucho fueen piezas de un intrumento de Idolatria. Le preguntè varias veces, en què fundaba fu fopecha, fin que me pudiefe reponder otra cofa, fino que le parecian pedazos del Sceptro de algun Idolo. De mi parte los examinè con atencion , fin echar de ver en ellos otra cofa, fino algunas flores mal gravadas. - Entretanto vino el primer Eunuco del Principe heredero à mandarnos de fu parte, que quanto antes dieemos de color al acero. Le fuplicamos, que quifiefe reprefentar al Principe la inquietud en que nos hallabamos, de no poder obedecerle, hata que nos «explicae nuetra duda fo- bre

bre el ufo del Pien, que nos havia embiado: llamán con ete nombre una epecie de Sceptro, y temia

mos que fuee el Pien de Fo, ô de algun otro

Idolo 3 y con eta duda no nos era licito trabajar en ello.

Protetó el Eunuco, que el Pien era preciamente detinado al ufo del Principe, y que de ningun modo fervia à algun Idolo. Replicó el Padre Bouvet, pidiendole licencia para proponerle, que parecia mucho el Pien à una epecie de arma, que. fe atribuye à ciertos Genios fuperios à los demàs, à la qual, en fu juicio, concedia el Pueblo la potetad de defenderlos de los malignos epiritus: y fegun los principios de fu Religion, no fe podria trabajar en tales obras, fin hacerfe reponfable à Dios de un delito muy enorme; y que era el Principe muy juto, y recto para pedirles cofa feme1a Inte.

J El Eunuco, poco intruido de las obligaciones de nuetra Religion, y ofendido de nuetra reitencia,

fin reponder à la duda del Padre Bouvet , nos

trató de ingratos, y obtinados. Se empeñó con viveza, que aun quando fe tratafe del Pien de Fo, no por efo debriamos obedecer menos al Principe. Que depues de las gracias, con que nos havia

colmado el Emperador, y quando nos permitia edi

ficar, aun en el recinto de fu Palacio, una Igleia al Dios que adoramos, era cofa indigna, que negaemos a fu hijo una friolera, por una falfa delicadeza de conciencia. Añadiendo depues las amenazas à las reprehenfiones, nos pufo delante de los ojos las malas confequencias, que podria tener nuetra defobediencia. o f Ref

de la Compañia de feus. 375.

Repondimos, que el Emperador era dueño de nuetras vidas : Que etabamos penetrados del mas vivo reconocimiento por todos fus beneficios , y mas por la proteccion , que concedia à nuetra Santa Ley Que en qualquier otra coa etabamos promptos à obedecerle , como hata entonces lo haviamos hecho, por mas arduos que fueffen fus preceptos: Que nos teniamos por muy honrados, que quifiele acceptar nuetros fervicios; pero quando fuee precifo incurrir fu degracia, y exponernos à los mas terribles caftigos, jamás nos obligaria nadie à hacer algo, que fuee contra la pureza de nuetra Religion. -

Depues de una declaracion tan formal, fe esforzó el Eunuco, por todos los medios de cortefania , ā vencer nuetra reitencia. Dixo al Padre Bouvet, que podiamos contar fobre fu palabra , y que el Pien, de que era quetion, no tenia que vèr, ni con Fo, ni con otro Idolo alguno, Uno de fu fequito me afeguró lo mimo en par

ticular , y me dixo, que el Emperador mimo te

nia otro femejante.

Como fabemos hata dónde llevan los Mandarines fu complacencia por el Emperador, y por el Principe, no nos pareció deber etar a fu tetimonio. Tomè, pues, la palabra, y dixe, que yà que el Pien pertenecia al Principe, nadie fabria mejor fu ufo, que le era facil devanecer la duda que nos detenia : que fi quifiera darnos la explicacion del ufo, que queria hacer de la mencionada arma, y que nos aegurae, que ni él, ni los Chinos reconocian en ella virtud alguna particular, al intante feria obedecido. En efecto eta

- bamos

[graphic]

bamos batante convencidos de la finceridad del Principe, para no dar entrada à mas dudas , una vez que nos diefe tetimonio de ello. Sois muy temerarios, replicó el Eunuco, de hacer femejänte peticion; y al mimo tiempo nos dexò , para ir à hacer fu relacion al Principe. Los que fueron tetigos de eta converacion, nos tuvieron por pérdidos. Algun tiempo depues nos vino orden de ir à Palacio à dàr cuenta de nuetra conducta. El mal recibimiento, que tuvimos en el camino de los mas de los Oficiales, nos diò à entender, que no debiamos eperar otro mas favorable del mimo Principe. Lleguè el primero, y luego que me pue en fu prefencia, me potre, fegun la cotumbre. Etaba fu Alteza rodeado de toda fu Corte en la entrada de fu Quarto, y mirandome con un ayre lleno de indignacion, y de colera, me dixo: Luego es meneter, que yo mimo intime mis ordenes, para fer obedecido? Sabeis los catigos, que merece vueltra defobediencia, fegun el rigor de la ley ? Depues , encarandofe con el Padre Bouvet, que etaba cerca de mi, añadió: Conoceis eta arma? No es el Pien de que me firvo, y hecho unicamente para mi ufo ? No pertenece à Fo, ni à otro Genio alguno, y nadie atribuye à ello alguna virtud particular. Has meneter otra

coa para deponer tus temores mal fundados? Pensó el Padre, fin faltar al repeto debido al Principe, exponerle los motivos de fu duda : pero creyendo fu Alteza , que tenia repugnancia de ceder à fu tetimonio, le habló de un modo, qué fignificaba fu enojo, y fu indignacion. Le mandó al falon de las Comedias a para ver en el unos & Scep

[ocr errors]

Cetros femejantes al fuyo en manos de los Comediantes, que iban yà à reprefentar. Que vaya, dixo, y vea fi es intrumento de Religion, pues que lo hacemos intrumento de Comedia.

Haviendo buelto el Padre , le preguntò el Principe, i fe havia defengañado. Le repondió, que bien veia, que el Pien podria fervir a diferentes ufos; pero que haviendo leido en algun Libro de la Hitoria de la China, que fe havia fervido de tales intrumentos en cofas, que tiene en horror nuetra Religion: havia tenido razon de temer, que ete fuele de la mima epecie, y que el Pueblo guardaffe todavia errores groferos fobre la virtud de tales armas. Eta replica del Padre irritó en extremo al Principe. Juzgó que intentaba el Misionero oponer à fu autoridad la de algun Romance, ô Novela , ö la de gentes de la hez del Pueblo. Sois Etrangero, le dixo con tono fevero 3 y pretendeis faber, mejor que yo, y que todos los que no han hecho otro etudio defde fu tierna edad, la creencia , y cotumbres de la China ? Os declaro, pues, que ni yo, ni el Pueblo de la China reconocemos alguna virtud particular en eta epecie de Cetros, y que no hay alguno femejante, que firva de intrumento à algun Idolo. Como me he dignado de daros eta feguridad, què falfa delicadeza puede etorvar que trabajeis en ello, quando yo lo mando? Porque Fo, y los otros Idolos, fon reprefentados con vetidos, os impide eto, que andeis tan bien vetido ? Aunque tienen Templos, no edificais tambien vootros, Templos à vuetro Dios? No fe culpa la fidelidad à vuetra Religion; pero si con

7 om.VI. - Bbb 3.

« AnteriorContinuar »