Imágenes de página
PDF
ePub

na :

Een feis , d siete veces al año en una Iglesia particular, ò en la casa de algun Christiano , para que reciban los Sacramentos. En estas assambleas se administra el Bautismo à las que estàn dispuestas, Bautizarè dentro de pocos dias unas quince de ellas.

Añadase à lo dicho, que las Señoras Chinas no hablan sino la gerigonza , ò lenguage comun de su Provincia : lo que les causa mucha dificultad de hacerse entender de los Missioneros. Algunos de los Padres no saben sino la lengua Mandari

se
procura, en

en quanto se puede, remediar à efte inconveniente. Me acuerdo de una industria, que pocos dias antes de mi arribo à esta Ciudad, hallò la muger de un Mandarin. Como no podia explicarse con el Missionero, con quien queria confeffarse , llamò à su hijo mayor , y le descubriò sus pecados , para que por menor los dixesse à el Confessor , y la avisaffe de los consejos , è instruciones, que le diesse para ella. Se hallarla en Europa tales exemplos de sencillez

, y

fervor? En fin, la dependencia , en que los maridos tica nen à sus mugeres , es tanta , que no se puede fiar de su conversion, y menos si el marido es Idolatră. Tenemos de ello un exemplo bien triste. Una muger Pagana , haviendo hallado el secreto de aprender la verdad de nuestra Religion er una grande enfermedad que tuvo , rogò à su niarido, que llamasse à un Missionero , para que la bautizasse. El marido, que la amaba tiernamente, vino en ello, por no contristarla : y el dia figuiente por la mañana havia de recibir la gracia, por la qual clamaba con tanto fervor. Tuvieron Tom.Vi.

Yy

de

[ocr errors]

punto vinieron

[ocr errors]

de ello aviso los Bonzos, y al
al marido: le reprehendieron fuertemente por la
flaqueza,

, que havia tenido en dàr su consenti. miento, diciendole mil extravagancias de los Missioneros,

Al otre dia, estando el Missionero para ir à bautizar. à la moribunda le embiò à decir el marido, que le agradecia su cuidado , y que no queria que bautizasse à su muger. Nada se dexò por hacer para vencerle , en orden a que permitiesse lo que desde luego havia concedido. Fueron à verle à. este misino fin algunos Christianos amigos suyos ; pero nada pudieron ganar con él. Conozco vuestra ästucia , les dixo, y

les dixo, y la del Mir, fionero. Viene este con su 'aceyte, para arrancar los ojos à los enfermos , y hacer de ellos Anteojos de largà vista. No pondrà el pie en mi casa , y quiero que mi muger sea enterrada con sus dos ojos. Por mas que fe hizo, no se le

pus do desengañar , y murió su muger sin recibir el Bautismo.

No puedo acabar esta Carta, sin referir à V.R. un exemplo de la fè de nuestros fervorosos Chriftianos. Debo à su zelo 'la fortuna de haver admi. nistrado el Bautismo à muchos Idolatras.

Con la ausencia del Padre Foucquet, que se havia ido à Nantchang-fou, me vino à pedir un Gentil , que fuesse à socorrer una familia entera; cruelmente atormentada del Demonio. Dixome, que fe havia acudido à los Bonzos, y que por tres meses havian hecho muchos facrificios : que no haviendo surtido efecto, havion tenido recurso alTchani tiense, General de los Taofees, que son una classe de

Bons

[ocr errors][merged small]

Bonzos :

que

de él havian comprado por ochenta reales , salvaguardias contra el Demonio, en las quales mandaba al maligno espiritu , que no molcstasse mas à la familia ; en fin, que havian invocado à todos los Dioses del Paìs,y que havian hecho voto à todos los, Pagodes; pero que despues de tantos trabajos, y gastos , se hallaba siempre la familia en el mismo estado , y que era cosa muy triste vèr siete personas apoderadas de unos accessos de furor tan violentos, que si no se huviera tomado la precaucion de atarlos, se huvieran yà muerto los unos à los otros. Hice juicio , por lo que el pobre hombre me refiriò con mucha sencillèz, que en efecto podria haver en ello algo del Demonio. Le preguntè desde luego , por què motivo se valìa de nuestro focorro? y me respondiò de esta manera : He sabido , que adorais al Creador , y Señor absoluto de todas las cosas, y que el Demonio no tiene poder alguno sobre los Christianos. Esto me ha determinado à suplicaros, que llegueis à nuestra casa , è invoqueis el nombre de vuestro Dios, para alivio de tantas per sonas afligidas.

Procurè consolarle con mis respuestas., dandole al mismo tiempo à entender , que no tenia que esperar cosa alguna del verdadero Dios, mientras confervassen en su casa las señales fymbolos de la Idolatrìa : que havian de hacerse instruir en nuestros Santos Mysterios , y disponerfe para

el Bautismo : que hecho esto, podria concederles lo que me pedian : que por lo demàs, podria ser la enfermedad puramente natural; y que ante todas cosas, queria con sèria aten

cion

[ocr errors]

Yy2

cion examinár , què mal podria ser este. Luego le puse en manos de un Christiano fervoroso , para que

le diesse una idea general de los Mysterios de la Religion.

El Infiel se bolviò à su casa , bastantemente satisfecho. El dia siguiente vino otra vez à mi Iglelia con un saco , del qual tomò cinco Idolos, un pequeño bastón largo, como de un pie , Y gruesso como una pulgada en quadro , el qual tez nia gravados muchos caracteres Chinos : y otro pedazo de madera como de cinco pulgadas , y ancho de dos, que estaba enteramente sembrado de caracteres, exceptuando un lado, en el qual se veia la figura del Diablo , passado con una espada , cuya punta entraba en un cubo de madera , Neno tambien de caracteres mysteriosos. Luego me diò un libro como de diez y ocho hojas , que contenia ordenes expressas del Tchama tien-flee, por las quales mandaba, baxo de grant des

penas, al Demonio , que no inquietafse mas las personas de quienes tratamos. Estos decre. tos estaban fellados con su fello, y firmados de èl, y de otros dos Bonzos. Dexo otras muchas menudencias, que podrian cansar à V.R.

Pero quizà no sentirà V. R. saber cómo efe taban hechos los Idolos. Eran de madera dosada , y pintada , con bastante delicadeza. Han via figuras de hombres, y mugeres : los homa bres tenian la phisonomìa China ; pero las mugeres tenian facciones de las de Europa. Cada Idolo, tenia à las espaldas una especie de abertura, cere rada con una pequeña tabla. La levantè, y hallès que su entrada era estrecha ; pero que se iba end

fans

[ocr errors]
[ocr errors][ocr errors][merged small][merged small][merged small]

de la Compania de 7c/us.

389 Tanchãndo àzia el estomago. En las entrañas tés nia alguna seda , y en lo baxo un pequeño saco de la figura del higado de un hombre. El saco esa taba lleno de arròz, y thè: seria para la maa mutencion del Idolo. Donde correspondia el corazon , hallè un papel doblado con mucha curiofia dad: hice que me lo leyessen, y era la lista de las personas de la familia : su nombre , su apellido, el dia de su nacimiento, todo estaba escrito en el papel. Tambien contenia algunos votos , y ora. ciones llenas de impiedad , y supersticion. Las figuras de las mugeres, además de esto , tenian en lo inferior del hueco un ovillo de algodon , mas largo que gordo, atado curiosamente con un hilo, у tenia cali la figura de un niño embuelto.

El Pagano , que me viò echar al fuego todos los Idolos , creyò que no pondrìa inas dificultad en ir à su casa. Muchos Christianos , que estaban presentes , se pusieron de su parte, para pedirmelo. Pero Dios, que queria que se debiesse à la fè de ellos el milagro que queria obrar, permitiò que yo resistiesle à lo que me pedian , hasta que me informasse mejor de la calidad del mal." Cona tentème , pues, con embiar algunos Christianos, para tomar lengua. Partieron llenos de fè, lle: vando consigo un Crucifixo , Agua Bendita , sus Ro. farios , y otras cosas de devocion. Fueron feguidos por curiosidad de muchos Infieles, y entre Otros por un Bonzo , que se hallaba presente.

Luego que llegaron a la casa, hicieron poner de rodillas à toda la familia: uno de los Christianos toa mò el Crucifixo,otro el Agua Bendita , y el tercera comenzò à explicar el Symbolo de los Apostolesa

Dela

[merged small][merged small][ocr errors][ocr errors][merged small][merged small][ocr errors][ocr errors][ocr errors]
[ocr errors]
[ocr errors]
« AnteriorContinuar »