Imágenes de página
PDF

frialdad : Vuetra Religion no età en nuetros Libros : es una Religion Etrangera : hay algo bueno fuera de la China, y alguna verdad, que no hayan conocido nuetros Letràdos?

Nos preguntan muchas veces fi hay Ciudades, Lugares, y cafas en Europa. Tuve un dia el guto de fer tetigo de fu admiracion , à la vita de un Mappa Mundi. Nueve, ó diez Letrados me havian pedido que fe lo motrate, y por largo tiempo bufcaron en el à la China ; en fin, tomaron por fu Pais uno de los dos Hemipherios, que contiene Europa, Africa, y Afia. La America les parecia demafiadamente grande para lo retante del Univero. Los dexè por algun'tiempo en fu error, hafta que uno de ellos me preguntó la explicacion de las letras, y nombres que etaban en el Mapa. Ved alli, le dixe, la Europa, Africa, y Afias En la Afia, ved aqui la Peria , las Indias, la Tartaria. Adónde eta, pues, la China ? exclamaron todos : En effe pequeño rincon de la tierra, les repondi, y effosfon fus limites. Me faltan

expresiones para fignificar fu pamo: fe miraban

unos à otros , y fe decian etas palabras Chinas: Ciaotekin ; lo que quiere decir , muy pequeña CS

cion en que etan los Artes, y Ciencias en Europa, nunca fe ganarà fobre ellos, que hagan algo à la manera de Europa. Ha ido necefaria la autoridad del Emperador , para obligar à los Arquitectos Chinos de fabrigar, fegun un Plän Europeo, la Iglefia que tenemos en Palacio ; y que un Man

[ocr errors]

Aunque muy ditantes de llegar à la perfec.

de la Compañia de jefus. 49

darin fuee Intendente, para que fe executaen las

-

ordenes de fu Magetad. -
Sus Navios fon mal contruidos: admiran la
hechura de los nuetros; mas quando los exhor-
tamos à que los imiten , fe pafman que fe les pro-
ponga tal cofa. Asi fe contruyen en la China,
nos reponden ; y les replicamos, que nada valen.
No importa, nos dicen, bata que fea fabrica del
Imperio, y fuera delito hacer en ella la mas mi-
nima mudanza. - -
En quanto à la Lengua del Pais, puedo afe-.
gurar à V. R. que puramente por Diós fe puede
tomar el trabajo de aprenderla. Cinco mefes hà,
que gato ocho horas cada dia en efcrivir Diccio-
narios : llegue en fin con ete trabajo à faberla leer,
y quince dias hà que tengo un Letrado, con quien
palo tres horas por la mañana, y otras tres por
la tarde, examinando los caractères Chinos, y de-
letreandolos como un niño. El Alphabeto de ete
Pais tiene cerca de quarenta y cinco mil letras, ha-
blo de las que etàn en ufo; porque en todo lle-
gan à fefenta mil. Conozco las batantes para pre-
dicar, catequizar, y confear.
La converfion de los Grandes, y principalmen-
te de los Mandarines, es cofa muy ardua. Como
por la mayor parte viven de exacciones, è injuti-
cias, y que por otra parte pueden tener tantas
mugeres , como pueden mantener , no les es fa-
cil romper tantas cadenas. Un folo exemplo fer-
virà de prueba.
Quarenta y cinco años hà, que un Mandarin tu-
vo amitad con el Padre Adan Schaal, Jefuita Ba-
V.- - - - - - V d Oe

- - -

[graphic]

varo. Havia hecho lo posible ete Misionero pas ra convertirle 3 péro todo fuè en vano. En fin, eftando el Mandarin para ir à una Provincia à donde le embiaba la Corte, le diò el Padre algunos Libros de nuetra Religion: los recibió meramente por cortesia ; porque lexos de leerlos, fe entregó, mas que nunca, à los Bonzos, ô Sacerdotes Idolatras. Hopedó algunos de ellos en fu cafa: de fus Libros compufo una Bibliotheca, y con etas lecturas procuró borrar enteramente la impresion,

que havían hecho en fu animo las converacio

nes del Misionero. Logró fu intento; pero haviendo caido malo quarenta años depues, fe acordó de lo que tantas veces le havia dicho el Padre. Hizo que le traxeen los Libros, que le havia regalado: los leyô , y movido de Dios, pidió el Bautifmo. Quio por si mimo intruir à toda fu familia antes de fer bautizado. Comenzó por las Concubinas, à quienes enfeñó los Myteriosde la Religion, feñalando una penion à cada una, para que pudieffen vivir chritianamente lo demàs de fus dias. Catequizò depues à todos fus hijos, y recibió el Santo Bautifmo. Dede que etoy aqui, he tenido el confuelo de vèr bautizar à las mugeres , y à los nietos , hijos de dos hijos fuyOS. La ufura, que reyna. entre los Chinos, es otro obtaculo muy grande. Quando fe les avia, que antes de fer bautizados deben retituir los bienes mal adquiridos, y por configuiente empobrecer en un día toda fu familia, no me negarà V.R. que es meneter un gran milagro de la gracia, para traerlos à ete punto. Y asi, por lo comun,eS C1

eto lo que les detiene en las tinieblas de la infidelidad. Tengo de ello un exemplo muy reciente, y muy trite. , , , , , , , , , , , Un Mercader rico me vino à vèr , y me pidio, el Bautimo. Le pregunte, que motivo tenia para hacerfe Chriftiano ? Y me repondió, qué fu muger havia fido bautizada el año antecedente, y defde, entonces havia vivido muy fantamente. Pocos dias, antes de fu muerte me llamò, à parte (profiguió el Mercader) y me dixo, que tal dia, y hora havia, de morir, y que Dios fe lo havia dado à conocer, para darme una prueba de la verdad de fu. Religion. Murió en efecto en la hora, y del modo, que lo havia dicho: porbtanto, no pudiendo yà, refitir à la fuplica, que me hizo al tiempo de morir, de que me convirtiee, vengo con ete animo à pediros el Santo Bautimo. Tan buenas dipoficiones, parecian afegurarme, que dentro de pocos dias tendria la dicha de bautizarle; mas preto, fe devanecieron fus buenos intentos. Luego , que en la intruccion lleguè à tocar el articulo del bien ageno , y que le hice vèr la indipenable neceffidad de retituirlo, empezò à titubear, y en fin me declarò, que no podia refolverfe. e No hallan los Chinos, menos dificultad para el Chritianimo en la corrupcion, y defreglamento de fus cotumbres: contal que lo exterior parezca bien reglado, no tienen embarazo de abandonarfe en fecreto a los pecados mas vergonzofos. Quince dias hà, que me vino un Bonzo à pedir, que le catequizaffe. Tenia , al parecer, la mejor voluntad del mundo, y nada le havia de cotar, fegun decia; pero apenas le luvia espea * - 3.

la pureza, que pide Dios à un Chritíano apea . nas le havia dicho , que fu Ley es tan fanta, que prohibe el menor penfamiento, y el menor : defeo contrario à eta virtud, quando me refpondió : Siendo e/o a/i ; no pen/emos mas en ello. Y con effo, aun etando convencido de la verdad de nuetra fanta Religion , no quio ab sazarla. - . -- * Ahora referirè à V.R. algunas cotumbres, y etiquetas de las Damas de la China, que parecen cerrarles todos los caminos para fu converfion. Nunca falen de cafa, ni reciben vifita alguna de hombre. Es maxima fundamental en todo el Imperio, que jamas debe parecer en publico la muger, ni mezclarfe en negocios externos. Mas, para ponerlas en la precifion de guardar mejor eta maxima, han fabido peruadirles, que la hermofura confite, no en las facciones de la cara, fino en la pequeñèz de los pies; de manera, que fu primer cuidado es quitare à si mimas la facultad de andar. Un niño de un mes tiene el pie mas grande, que una feñora de quarenta años de edad. 2 De aqui proviene, que los Misioneros no pueden intruir, ni por si mimos, ni por fus Catequitas, à las Señoras Chinas. Es precio convertir antes al marido, para que ete enfeñe à fu muger, ô de licencia à alguna buena Chritiana, para ir à fu quarto à explicarla los Myterios de la Religion. Por otra parte, etando convertidas , no pueden hallare en la lglefia con los hombres. Lo que bata ahora fe ha podido alcanzar, es, que fe jun- tcn

« AnteriorContinuar »