Imágenes de página
PDF

acompañó en mi fegundo viage el Señor Abate Pincia, y la vita fola de los monumentos, que han quedado de tan famofa Ciudad , dà bien à conocer qual feria fu antigua magnificencia. Hare quanto pueda para dar à V.R. la idea mas cabal, de que ahora foy capaz, de dicha Ciudad, y lo harè en una defcripcion de Egypto, que tendre la honra de remitirle fin perder tiempo 3 y ete V. R. feguro, que nada le dirè contrario à la verdad, ni quando hablare del fobervio Palacio de los Reyes de Thebas, de fus Etatuas, pyramides, colunas, y otros adornos de marmol granito, que lo enriquecen; ni quando le pinrare fus magnificos fepulcros, pues confervan fus Muros las pinturas ran frefcas, y brillantes, como fi fe acabäran de pintar. Reprefentan etas en figuras hieroglificas las virtudes , y acciones de fus Principes, de un modo, que dà à conocer todo el genio, y todo el epiritu del Paganimo. Haviendonos detenido algunos dias en Thebas, me propufo el Señor Abate un viage al Lago Moeris: convine en ello de buena gana, por eídeo que tenia de conocer lo que tiene de largo, y ancho. Los Autores mutuamente fe contradicen: el Iluftrisimo Bouet, figuiendo a Plinio, y Mutiano, que fe engañaron, dà al Lago ciento y ochenta leguas de circuito. Pomponio Mela no le da mas de ciento y feis. Debemós concluir de tanra diveridad de pareceres, que para juzgar bien de fu extenion, es meneter paeare mas de una vez fobre las riberas del Lago: haviendolo, pues, obervado con toda la atencion, y cuidado posible, doy en el Mapa folamente veinte y tinco leguas de largo, y - CQ

eomo feenta de circunferencia al Lago : fus aguas fon dulces, y de ellas he hablado en el fegundo Tomo de las Cartas. Cerca del Lago vimos las reliquias del famofo Labyrinto, que fue la admiracion de los figlos pafados. Concurrieron à fu contruccion muchos Reyes de Egypto, y pretende Herodoto, que fe pufo fu primera piedra mas de dos mil años antes de la rendicion de Troya., Plinio nos dà una bella defcripcion de tan famofo monumento dice, que encerraba un terreno muy epaciofo, dividido por murallas en diferentes fachadas, ô quartos, feparados los unos de los otros, y que cada quarto contenia grandes falones embobedados, mas de trecientos apofentos altos, y baxos, muchos pórticos adornados con diveridad de eculturas, las quales reprefentaban las Deydades Egypcias. Se comunicaban etos inmenfos edificios por medio de los patios que la feparaban. Añaden Herodoto, y Plinio, que en la comunicacion de los quartos no havia confuion, y que la dificultad de hallar fu entrada, y falida, le havia dado el nombre de Labyrinto. El montruofo etado a que han reducido los figlos à ete fobervio Edificio, no me ha dexado averiguar la decripcion, que de ello hacen etos dos iluf. tres Autores: lo que puedo decir es, que el Labyrinto de Fajoum, de que yà tengo hecha mencion,

es una mierable choza, comparado con el de que ahora trato, Nada dirè de las muchas antiguas Ciudades, cuyos nombres apenas fe fabian, que hemos , por decirle asi, decubierto, y averiguado, fi no me érs

engaño, fu verdadera fituacion. Etas fon las de Abidus, la grande Ptolemais, tres Apolinopolis, dos Diopolis, tres Atroditopolis, Antetopolis, dos pequeñas Ptolemais, Hermopolis, Panopolis, Latopolis, dos Crocodinopolis, Nilopolis, Latona Civita; , y otras muchas. Todas fe veràn en el Mapa que he formado, en los lugares mimos donde mas verifimilmente etuvieron fituadas. El camino que tomamos el Señor Pincia, y yo nos llevó al Monaterio de San Pacomio, fituado à una jornada de Dendara, y cerca de la Isla de Tabenes, que tiene una buena legua de largo : por lo que mira al Monaterio, no queda de ello mas de un monton prodigiofo de edificios caidos los unos fobre los otros; pero fus grandes ruinas demuetran, que en èl tenia San Pacomio tantos Monges, como nos refiere la Hitoria de fu Vida. Etaban todos ellos repartidos en diferentes quartos, ó alas grandes de un mimo Edificio, que formaba como otros tantos pequeños Conventos, y obervaban todos la mima Regla. Era San Pacomio el Padre de todos , y los juntaba el dia de Paqua en la Iglefia Mayor del Monaterio. Dice San Geronymo, en el Prefacio à la Regla del Santo, que en efe dia cantaban juntos las alabanzas de Dios mas de quinientos Solitarios, y que acabada la Fieta , bolvia cada uno à fu Convento, mas fervorofos, y mas animados que nunca, con las vivas exortaciones del Santo, à vivir hata la muerte en el exercicio de la penitencia, en el retiro del mundo, y de los hombres , para no tratar fino con Dios. Al vèr la confuion à que han reducido los figlos Tom.VI. l. Ll tal

/

-

tan famofo Monaterio, no es posiblé que la mes moria de tantos Santos no inpire, con fu exemplo, menoprecio de las cofas del mundo, y defeos verdaderos de los bienés eternos. Cerca del Monaterio no fe puede vèr, fin dolor, un Templo dedicado à Venus. Fuè antiguamente edificado en la Ciudad de Andora, y llegó a fer mucho mas famofo que el de Thebas, confagrado tambien à una fabulofa deydad. Vi en el Templo de Venus una Infcripcion Griega de Tyberio Cefar. -

Harè, fi fuefe meneter, otro viage à los parages que acabamos de recorrer, para dar à una Relacion mas ampla de mis defcubrimientos toda la exactitud posible. La lentitud de nuetra navegacion me diò tiempo para tomar cada dia con mi Atrolabio la altura , y latitud de los Lugares por donde palabamos; examinè los rodeos del Nilo, y de las Islas vecinas. Y no me ferà dificil feñalar en el Mapa, que etoy para delinear, no folamente los Pueblos modernos, fino tambien mas de cien Ciudades, Monaterios, y Templos antiguos, cuyos vetigios defcubri fobre las riveras del Nilo, ô en fu vecindad, defde el Cayro hata las Cataratas.

El enfado que nos caufaba tan lenta navegacion, nos hacia tomar la diverlon de mirar lo largo del Nilo el numero prodigiofo de Cocodrilos 3 que dexan que fe arrime uno muy cerca de ellos. Seis, u ocho Islas cercanas à Thebas eftàn plagadas de ellos. Se vèn etos animales de una corpulencia enorme, tendidos en tropa fobre la arena, tragando el ayre à toda fu fatisfaccion,

- - y

y recibiendo los rayos mas ardientés del Sol. Al

acercare alguno que hace ruido, fe levantan pe

fadamente etos grandes colofos, y fe zambullen en el Nilo, Uno de la comitiva difparò fu fuil, cargado con bala, contra uno de ellos; y aunque herido, no dexò de arraftrare à la orilla. Entretanto que luchaba el animal contra la muerte, acudieron allà. tres, ô quatro Marineros bien armados de palos largos, y remos, y le mataron à golpes. Era un Cocodrilo de pocos años, y de fiete pies , à lo mas, de largo. Lo defollaron, cocieron, y comieron con mucho guto: lo probamos por curioidad el Señor Pincia, y yo : fuè la primera vez, y pienfo que ferà la ultima. Se mató el Cocodrilo en la Isla de Maufoutie, āzia Affouan. Dibujè en los parages mimos los Planes de los Templos de Ifis, Ofiris, y del Gavièa: tomè tambien el Plan de Knuphis etando en Phile : el de Apolo etando en Ombos: el de otiv del mimo nombre etando en Apolinis Magna: es ete el Templo mas magnifico del Said ; en fin, el de el Templo de Lucina, hallandome en Elithia, ò Lucinae Civitas, y havia antes tomado los Planes de los Templos de Pallas, del Pez Latus, de Pan, y del Gigante Anteo. Doy con razon la preferencia à los Planes, que formè de las Cataratas, de la Can

tera de Marmol granito, y de los Sepulcros Rea

les de Thebas. Etoy peruadido, que etando bien dibujados, e veran en Francia con guto, y adII111 a C1On. No me extenderè mas por ahora fobre mí viage al Said. Llegamos mi Compañero, y yo la Ll 2. yi

« AnteriorContinuar »