Imágenes de página
PDF
ePub

dùn oy dia los vicios nefandos de aquellas Ciudades malvadas , y rèprobas.

No debo passar en silencio aquellos ārboles, llamados en la antiguedad arboles de Sodoma. Se encuentran cerca del Mar Negro, à una Jornada de la embocadura del Jordàn , y son tan grandes como nuestras higueras, y su madera es tambien bals tante parecida ; pero el verdor , y figura de las hoa jas son como las del nogal. La fruta se equivoca. ria con los limones de mejor vista ; pero quando se coge, no dexa en las manos sino un polvo nes gro, y ligero, que se lleva el viento. Habla de esta fruta San Fulberto , Obispo de Chartres, como

de una cosa que havia visto por sus ojos en el viat ge que hizo por este Pais. Es , dice un Historiador, figura de los deleytes sensuales, que engañan con una bella', y, engañosa apariencia a los que los buscan.

Salimos el Miercoles Santo muy de mañana de tán infame parage, para llegar con toda diligend cia al Valle de Josaphat. Nos apeamos en frente de la Huerta de las Olivas , Hamada el Huerto de Gethsemani , por teher'ęste i nombre el Lugar mas vecino.... Compraron esta huerta los Padres de la Tierra Santa , y no havrà en ella arriba de siete, • ocho olivos, de los quales sacan un poco de azeyte , para repartirlo como reliquia: à los Peregrinos. Comptan los Christianos los Rosarios , que fe hacen de los huessos de las aceytunas. !'

c. En esta huerta:se venera el parage donde hizo Qraçion el Salvador à fu Padre , y donde saliò de su Cuerpo tan prodigiosa cantidad de Agua, V Sangre, que baño la tierra. Este parage està

en

en una gruta de bastante profundidad, y hay en ella dos Altares. Quando llegamos , estaban los Padres cantando la Missa mayor, y tuvieron la urbanidad de dexarme decir la mia.

Dexo à la consideracion de V. R. los sentimientos , y afectos que inspira un lugar, dɔnde quiso el Hijo de Dios padecer por no otros una especie de agonia. Fue preciso salir de allì mas pres.. to de lo que huviera querido, para assistir en Jerusalem å los Oficios de los ultimos dias de la Semana Santa. Llegamos el Miercoles Santo à la Ciudad, haviendo antes passado el torrente de Cedrèn. Nos hicieron observar de passo una roca grande , en que dexò el Salvador del Mune do impressa la figura de su Cuerpo , quando rendi, do de su extrema debilidad , cayó sobre ella ; y se bolviò à poner en pie para obedecer à la vio lencia de los Soldados, encargados de su prision, En mi arribo à Jerusalem , me retirè al Convento de San Salvador para passar allì la noche. El dia siguiente, que era Jueves Santo, fui temprano à la Iglesia del Santo Sepulcro,para assistir à las Cerem monias de los tres ultimos dias de la Semana Santa.

Los Oficios del Jueves Santo se hacen con til dignidad , pompa , piedad, y magnificencia , que están como fuera de sì los assistentes. Los Altares están llenos , y hermoseados de dones de Principes Christianos , y de ofrendas de los Fieles ; y lon, por la mayor parte , de singular belleza , Ý

, de immenso valor. El R. P. Guardian celebrò los Oficios con baculo , y Mitra los tres dias , y comulgaron de su mano los Religiosos, Peregrinos, y demàs Catholicos. Se llevò el mismo dia en Tom.VI.

D

Prag

[ocr errors]

Procession el Santissimo Sacramento al Santo Sepulcro , donde se quedò hasta el dia siguiente. Obfervan con grande regularidad los Peregrinos Catholicos ayunar los tres dias à pan , y agua.

Gastamos el Viernes Santo en Oraciones pùblicas, y diferentes actos de penitencia. Se hicieron por la mañana los Oficios con tanta devocion como el dia antes , y por la tarde fuimos en procession todos los Religiosos, y los Sacerdotes con sobrepellìz , y los demàs con velas en las manos , y descalzos à visitar los Santos Lugares , y rezar las Estaciones. En cada una daba un Religiofo la materia de la Meditacion , facada del Mysterio de la Passion , y proporcionada al Passo.

Para avivar el fervor de los assistentes , hacen los Padres una Ceremonia niuy del genio de los Orientales, que se comueven mucho con las cosas exteriores. Representan la crucifixion de Nuest tro Señor con una estatua de relieve , y de 'estatura natural. Por medio de unos goznes , ò mue+ lles mueven la cabeza , brazos, y pies de ella. Comienzan poniendo la Estatua en la Cruz, y la asseguran con clavos. Luego la levantan,y la

ponen en el agugero donde se fixò la Cruz del Salvador. Cantan despues algunas Oraciones muy

devotas sobre el Mysterio de la Passion , desprenden al Santo Christo de la Cruz, y à imitacion de la santa obra de Joseph de Arimathia , de Nicodemus , y de las Santas Mugeres, le llevan à la piedra , llamada de la Uncion , y allì derra man fobre el Cuerpo un precioso licor, que lle. van consigo en vasijas de plata. Despues lo embuelven en un Sudario , y lo colocan en el Sera

pul

[ocr errors][ocr errors]

pulcro. Paslan la noche alli , ò en el Calvario, muchas personas en oracion , y penitencia.

El Sabado Santo celebraron los Divinos Myrterios el R. P. Guardian, y sus Religiosos con la solemnidad correspondiente à la santidad del Lugar , y del dia. Pero tanto como edifica su modestia , y Religion , tanto ofende el modo con que el Patriarca Griego , con otros Obispos , y Sacer. dotes Griegos , todos Cismaticos , celebran por su parte los Oficios , siendo Ministros de una ceremos nia , que no es mas que una engañifa , y embuste inventado para abusar de la simplicidad de un Pueblo grossero , è ignorante.

Estos Pastores , ò por mejor decir lobos carniceros , para inspirar à sus ovejas desprecio de la Iglesia Latina , les dicen , que los Latinos vàn à buscar en una piedra la lumbre, con que en el San bado Santo encienden sus velas ; pero que Dios, queriendo dৠà los Griegos una prueba manifiesta de su especial amor , les embia del Ciclo mismo un fuego Divino , que recibe el Patriarça en sus manos. Esta fabula , à que el Pueblo dà credito sobre la palabra de sus Pastores , se refiere en el tomo segundo de nuestras Cartas. Pag. 221,

El Domingo de Pasqua assistì al Oficio por manana,

, y tarde. Todo él es grande , y augusto. Età la Iglesia del Santo Sepulcro adornada de tapizes mas hermosos de Persia : lì alumbran infinitas luces , y sobre el Altar se vè la mas vistosa platerìa. Entre otras piezas hay una Cruz , embiada por los Reyes de Francia, de la mas perfecta hermosura. Han presentado tambien los Reyes de España à esta Iglesia muchas lamparas muy

D 2

ris

:

ricas, y dignas de tan grande Monarquia. Los ora namentos del Altar fon telas de oro , y plata , y, no los he visto mas magnificos en Francia.

Celebrò el R. P. Guardian de Pontifical en un Altar, colocado en la puerta del Santo Sepulcro, acompañado de gran numero de assistentes, que fervian al Altar. Diò la comunion al fin de la Missa

un numero prodigioso de Peregrinos , y otras personas, que de dos en dos, con admirable orden , recibian el Cuerpo del Señor. No acabaron los Oficios de la mañana hasta mucho despues de medio dia, y nos quedò poco tiempo para

difponernos à los Oficios de la tarde, que duraron hasta bien entrada la noche. Acabados los Ofi, cios , bolvì con los Padres à fu Convento , y previne mi viage , para hacer , segun costumbre, el Lunes de Pasqua la Peregrinacion de Bethleem, distante de Jerusalem como dos leguas.

Betbleem no es mas que una aldea bastante grande , y poblada, puesta sobre un pequeño monte , y su situacion es muy agradable. Sus vecinos son en parte Christianos, y en parte Mahometanos, y trabajan unos , y otros sin cessar en hacer Rosarios, Cruces, figuras del Sepulcro de Nuefa tro Señor,y del de Nuestra Señora. Todas estas obras son de la madera del Campo de los Paftores, y de huessos blancos, parecidos al marfil, con adornos de nacar ; y su despacho es muy grande.

La Iglesia , y gruta del Nacimiento del Sala vador estàn en la extremidad del Lugar , àzia el Oriente. Un patio de altas tapias conduce à la Iglesia , la qual tiene al Mediodia un antiguo Edi. ficio , que llaman la Escuela de San Geronymo , y es

[ocr errors]

una

« AnteriorContinuar »