Imágenes de página
PDF

algunos peaban veinte, y tambien treinta la bras. No fe puede uno engañar en fu conocimiento: muetra fu figura, que es el Lepidotus, tan ce

lebrado por los antiguos Egypcios. El Quarmoud,

conocido en los Autores por el nombre de PHAroB,

es negro, y uno de los pecados mas voraces que

fe conoce algunos fon tan grandes, y de tanto

peo como el Bunni. Dos cofas aumentan mucho la utilidad, que

facan los vecinos del Cayro de eta peca; la pri

mera es , que no es peca paffagera, y de ciertos tiempos del año, fino que en todo el la tienen con abundancia. La fegunda, que fu peca es facil; porque con fer tan grandes el Quecher, y el Bunni, fe cogen con una red fencilla, que fe tiende de la mima manera que en Francia. Si quifieran los Egypcios, pudieran facar otra ganancia, de la qual fin duda fe aprovecharian los Francees, y es la de coger las Aves Marinas, y de Río, como fon las Gallinas Ciegas, las Cercetas, y otras muchas femejantes, de que età plagado el Nilo pero los pecadores del Rio,y de los Lagos cazan unicamente las Gallinas Ciegas, y el modo es el figuiente. Por la noche fe entra el pecador en el agua hafta el cuello, y lleva en la cabeza un gorro negro: fe acerca con mucho tiento à las Aves , y tiende fobre ellas fu red. Mi animo era poner aqui fin à mi Carta, yà quizâ demafiadamente larga, porque nada mas dirè de particular de las pecas de Egypto ; pero haciendo reflexion, que no fon batantemente conocidos en Europa los pajaros, y montruos proprios del Nilo, y que merecen un artículo feparados epero

[graphic]

- pero que no le ferà de agradable à V, md. y etra

ño que no me haya hecho alguna pregunta en eta materia; pero por no canarle con la Relacion de cofas, que quizā no feràn de fu guto, ô que mirarà como meras curioidades, hablarè de ellos folamente engeneral, y en pocas palabras. En el Nilo fe vèn dos fuertes de pajaros, en tan grande cantidad que pafma. Los unos fon conocidos en Europa, como fon, el Flanienco, Cavallero, el Chirlito, con el pico buelto. āzia arriba, y otro; la Garza con el pico fin epatula, y con ella; el Pelicano, la Grulla, la Gallina Ciega, el Chirlo, el Bechor, la Cerceta, el Anade con cabeza verde, una epecie de Gallina Ciega, el Cuervo Marino, y otros muchos de buen comer, que debieran cazar, y matar; pero no cazan los Egypcios, y los cazadores no traen al Cayro fino Anades, y Cercetas, que cogen con lazos: en lo qual. fon muy dietros, y por lo comun los mercados etan bien provitos de eta caza. Cogen tambien de la mima manera el Pelicano; pero las demas aves bien pueden multiplicarfe, porque ni las cogen, ni las matan, El Ibis, cl Ganfo con plumas doradas, las Pollas de Agua , que llaman de Damieta, el Saqaq, conocido con el nombre de Trochilus, fon propriamente las aves del Nilo; porque filas hay en otra parte, como en el Lago de Manzale, es porque han palado alla por los canales, y conductos, que comunican defde el Nilo. No conozco en ete Rio mas montruos Marinos, que los Hippopotames, y los Cocodrilos; y no sè como algunos Viageros han llenado el Nilo de montruos de diferentes epeT - CCS.

cies: lo harian fin duda para adornar fus Relacioa. nes, y enternecer à fus Lectores con la cuenta fabulofa de los peligros en que fe vieron. Los Hippopotames, ó Cavallos Marinos, fon muy comunes en el alto Egypto, principalmente āzia las Cataratas; pero apenas, parece uno en el baxo Egypto, ô en los alrededores del Cayro. Rara vez fe vèn dos de ellos juntos, y fon tan deconfiados, que fe efcapan con tanta ligereza de los cazadores, y pecadores, que no pienan en cogerlos fino por alguna afechanza, ö habilidad. No obtante, no es cofa imposible, pues fabemos que los daban los Emperadores por epectaculo en los juegos al Pueblo Romano. No fucede asi con los Cocodrilos, que fe cogen de dos modos: el primero es muy llano.» y facil. Toman la afadura de una Baca, ô de un Bufalo, ô de otro animal. Enmedio de ella fe pone un garavato, al qual fe ata una cuerda larga, y fe amarra bien en tierra: fe echa el otro cabo , donde età la aladura , en el Nilo; y como nada fobre el agua, fe arroja à ella el Cocodrilo, y traga el anzuelo: entonces tira el Pefcador la cuerda, atrahe à la ribera al Cocodrilo, y lo matan los Arabes, acotumbrados à femejantes matanzas. El otro modo es mas peligrofo epian al Cocodrilo, quando età echado en tierra fobre algun monton de arena : và con mucho tiento un hombre por detràs de la arena, y etando à tiro , le arroja un dardo debaxo del fobaco, ö le entra un venablo armado de una ecarpia, atada à un largo cordel, en el baxo vientre. Herido el CoCO

codrilo ; corre à fumergire en el Nilo, llevando configo el venablo ; le figue el pecador, coge la cuerda, la tira, y atrahe el montruo Marino à la orilla, y alli le mata. Cafi de la mima manera fe coge la Maropa, ò Cochino del Mar. La carne del Cocodrilo, es blanca, y gorda, y un manjar delicado, quando es todavia de pocos años el animal. Los Arabes de Said on muy golofos, y apasionados de ella.

Las hembras ponen fiempre fus huevos en la ärena, y es coa fingular, que apenas falen los hijuelos de la cafcara, quando à todo correr fe vän al Nilo. No tiene fu madre que defenderlos, ni cuidar que fe los quiten. Crecen con mucha preteza; y por lo comun llegan à tener de veinte à veinte y cinco pies de largo. No decidirè el tiempo que viven : sè que Plutarco no les dà mas de quarenta años de vida; mas por otra parte oygo decir à los Arabes, los quales fon mas creibles en ete alumpto, que viven hata cien años. Quedo con profundo repeto,

SEñOR.

Su muy rendido ,

y muy obediente fervidor,

Sicard,
De la Compañia de Jeus: -

CAR

[ocr errors]

CARTA

DE L PADRE SUPERIOR.
General de las Misiones de la
Compañia de Jefus en Syria,
y en Egypto.

AL PADRE FLEURIAU , DE LA MISMA Compañia.

PAX c HRIs TI.

Reverendo Padre mio.

#len conocemos, que al abrir nuetras )¿Cartas, no ferà menos fenible para 2. V.R. que para nofotros, la pérdida ¿bé que acabamos de hacer en el Padre --. Claudio Sicard. La pete que ahora aflige ete Imperio, fe encendió dede luégo con mucha rapidez en el gran Cayro. Nuetro Misionero, fiempre ocupado en obras de caridad, terminò fus dias en el exercicio de eta excelente virtud , del modo que voy à referir à V.R. El Séñor, que havia llamado al Padre Sicard à la vida Apotólica, le detinò à nuetras Misiones de Syria, depues de haver enfeñado las Letras humanas en la Provincia de Leon de Francia, y hao Ve

[graphic]
« AnteriorContinuar »