Imágenes de página
PDF

Lugares de Dadaide, jabhnaia, y Cherafre, habitados ahora por Labradores Turcos , que cultivan la llanura fembrando algodón, trigo, cebada, todas epecies de legumbres, y plantando moreras. Dos grandes Montañas firven de limites à la llanura, una llamada Chafumeharie, y la otra mas alta Manaa. De la otra parte de la Montaña, y al SudUet de Damaco, comienza la campiña de Hauran, patria de Abraham. Las Ciudades antiguas etàn arruinadas; pero fu Campo es tan fertil, que lo llaman el Granero de Turquia. En efecto, apenas paffa dia, fin que lleguen Caravanas de todas las Provincias del Imperio, para facar trigo. La harina es excelente, y de ella hacen unos panes de dos pies de largo, y medio pie de alto, y fe confervan un año, fin echarfe à perder. Quando età feco el pan, lo mojan en agua, y es para ellos tan gutofo, como i fe acabara de cocer. Los ricos, y los pobres lo prefieren à qualquier otro pan. Poniendo fin à lo que tenia que decir de Damaco, y fus contornos, no - puedo elogiarla mejor, que llamandola con los Prophetas: Ca/a de Placer; y fus alrededores: Lugares de Delicias. ,

MEMORIA DE LA CIUDAD , Y COMARCA de Alepo. . r A Ciudad de Alepo, à donde fui Misionero

por muchos años, no es, ni con mucho, tan

rica en antiguos, y preciofos Monumentos, como - la

-

[ocr errors]

la Ciudad de Damaco; pero en recompenfa, la excede en grandeza, comercio, y riquezas: tres ventajas, que la hacen una de las mas celebres Ciudades del Imperio Otomano. Tuvo en la antiguedad muchos nombres, los quales fe pueden ver, juntamente con fu fundacion , en el quarto Tomo de nuetras Cartas. s Tiene la Ciudad como tres millas de circunferencia: es de figura ovalada: fus Muros, y Torres no etan en etado de defenderfe contra un enemigo. Tiene hafta diez puertas, y algunas muy hermofas. Baxo de una de ellas hay una caverna alumbrada dia, y noche con lamparas, que a den en honra del Propheta Elifeo, que por mucho tiempo fe etuvo alli retirado. Las cafas de la Ciudad nada tienen de agradable en lo exterior; pero la gente de conveniencias las adornan por adentro con pinturas, japes, y dorados. La mas hermofa de las Mezquitas havia fido - una Iglefia edificada, como fe cree, por Santa Elena. En catigo del dereglamento de cotumbres de los malos Chritianos, permitió Dios, que Reynos enteros perdie en la fe, y cayeffen en el Ci. ma, y Heregia, figuiendo à Herefiarcas tan corrome pidos como fus. Dicipulos: bien que la Religion Mahometana es la dominante en Alepo, no dexa de haver un gran numero de Catholicos, como fe puede vèr en nuetro quarto Tomo, con muchos exemplos de fus excelentes virtudes. - - , , , El comercio de todo genero de mercaderias puebla mucho la Ciudad; pero fe ha obervado, que defde que nuetros Nogociantes han hallado el camino por Mar à las Indias, fe ha diminuido ClQe

cho. Prefieren de buena gana eta navegacion à la que fe hace por el Euphrates, y el Tygre, por etär el Euphrates cortado por muchos Molinos conftruidos de poco tiempo acà, y no etàr el Tygre navegable, fino, defde Bagdat hata Baffora; pero fi pierde la Ciudad algo de fu comercio por eta mudanza, las frequentes, y numerofas Caravanas, que llegan à Alepo, y palan de una Ciudad ¿à otra, reparan muy bien, y recompenan la pérdi

da. Se componen las Caravanas de muchos Viageros de todas Naciones, y cafi todos negociantes,

que por si mimos guian fus Camellos cargados de generos. Se tomaria una Caravana por un Exercito pueto en orden de batalla. Cada una tiene fu

Gefe que la govierna, regla las horas de la mar

cha , del decanfo, y de la comida: y juzga los pleytos, y diputas, que nacen entre los caminantes. Tienen las Caravanas fu conveniencia, è incomodidad: mucho importa à los caminantes encontrar fin dificultad, y fin falir de la Caravana, todo lo neceario para fu fubfitencia, y demàs necesidades, que fe ofrecen durante un largo viage. Los vivanderos llevan de todas provifiones, y etàn fiempre promptos para venderlas. Pero la conveniencia mayor es para los Comers ciantes, que con feguridad llevan configo fus riquezas, fin temor de los Arabes, falteadores de profesion, y que viven fiempre de rapiña. Para no fer forprehendidos, manda el Gefe de la Caravana, que dia, y noche hagan centinela fus cria

dos; pero à pear de fu vigilancia, hartas veces

fucede, que los Arabes, intruidos de la marcha, y fuerzas de la Caravana, fe ponen en emboca

s - da.

da, y en las tinieblas de la noche, fe llevan fiempre algunos depojos: dado el golpe, huyen por enmedio de los bofques, cuyas fendas ellos folos conocén. La mayor incomodidad de las Caravanas es la menos inevitable: entre tantos hombres, mugeres, niños, criados, y animales, no es posible tomar un poco de fueño. Tiene el dia fus fatigas; la noche, ruido , y clamores, que impiden el decano tan neceario à un caminante. Sin embargo es mas ventajofo caminar asi, que viajar folo.

La Caravana mas celebre es la que parte todos los años de Damaco, ò Alepo para el fepulcro de Mahoma. Haciendo Mision en ambas Ciudades, vi partir eta Caravana, y no dexarà de fer gutofa fu relacion. Suele por lo comun partir por el mes de Julio, y por entonces llegan cada dia Peregrinos de Peria , del Mogôl, de la Tartaria, y de los demàs Etados, que figuen la fecta de Mahoma. Algunos dias antes de la partida hacen los Peregrinos una Procesion general , que llaman de Mahoma, para alcanzar, dicen ellos, por la intercesion de fu Propheta un feliz viage. o

El dia de la Procesion, los Peregrinos mas diftinguidos por fu nacimiento, ô por fus riquezas, fe dexan vèr con gala entera. Montan à cavallo , y cada uno adereza el fuyo lo mas ricamente que puede fe hacen feguir de fus Eclavos, que llevan de la mano à los cavallos de palafrèn, y los Camellos con todos fus adornos. Comienza la Procesion al falir el Sol, fin que falte tan temprano un concuro infinito de genteS. Tom.VI. Cc Abren

Abren la marcha los Peregrinos, qué fe tienen por decendientes de Mahoma. Van vetidos de ropas talares, con el turbante verde en la cabeza, lo que es un privilegio fingular, concedido à folos los pretendidos parientes de fu Propheta. Marchan quatro à quatro de frente, y fon feguidos de muchos Muficos, tañendo diferentes intrumentos. Tras etos caminan en varias filas los Camellos, adornados de fus plumages de todos colores, y precedidos de dos Tymbaleros. El etruendo de los tymbales, trompetas, y de infinitas campanillas infpira fuego, y fiereza a los animales. Luego fe figuen à cavallo los demàs Peregrinos de la Caravana de feis en feis; y depues de etos, vàn las litèras llenas de niños, que han de prefentar al Propheta fus padres, y madres. Rodean las literas muchos coros de Cantores, que con getos, y poturas etravagantes, fe fingen inpirados. Mar

chan depues como docientos a cavallo, vetidos

de pieles de Offo, y preceden à muchas piezas pequeñas de Campaña, puetas en fus afutes, con que de hora en hora fe hacen defcargas, refonando al mimo tiempo el ayre con los clamores de todo el Pueblo. Efcolta los cañones una Compañia de Soldados à cavallo, cubiertos de pieles de Tygre, como cotas de malla; y fu largo vigote, fu bonete a lo Tartaro, fufable, que les cuelga, al lado, les dān- un ayre marcial. Quatrocieira tos Soldados à pie, vetidos de verde, y llevando en la cabeza una epecie de mitra amarilla, precede la marcha del Mufti. Ete, acompañado de los Doctores de la Ley, y de muchos choros de Cantores, marcha delan. t?

« AnteriorContinuar »