Imágenes de página
PDF

En otra piedra fe lee lo figuiente:

Invicte Imperator p. felix Aug. multis annis impera.

A dos leguas del puente fe comienza à defcubrir el Monte Abel, que en fu fima tiene dos colunas fobre fus pedetales, con una epecie de architraba encima de fus chapiteles. Si hemos de creer à la tradicion, en ete parage ofrecieron à Dios fus facrificios Cain, y Abel, y un poco mas lexos facrificò el impio Cain al inocente Abel à fus zelos, y embidia.

Edificó Santa Elena un Templo en el lugar donde fe halló fu. Sepulcro. Ahora no queda mas de tres colunas de todo el edificio; pero etàn enteras. El fepulcro de Cain età en el camino de Seyde à tres leguas de Damaco. Viniendo del Monte Abèl ā Damaco, fe pala por un, Lago, que tiene media legua en quadro: fu fondo es de piedra blanca, mordaz, y falitrofa, y toman las aguas etancadas alli en el Invierno, y Primavera las mimas calidades: las epean los calores del Etio, y evaporan poco a poco fus particulas mas humedas ; quedan las partes groferas, y fe con gelan en una fal blanca ; y reluciente, que fe faca por trozos. Para fatisfacer à la curiofidad de

V. R. le embiamos un pedacito.

A dos leguas del Lago, à la parte del Norte, y à cinco leguas de Damaco, hay dos famofos Monaterios, el uno de Religiofos, y el otro de Religiofas: ambos fon Griegos, y etàn fobre el Monte Sajedmaja. El de Monjas tendrà ahora quarenta de Comunidad, y obedecen à una Superiora, que toma el titulo de Abadea. No fe eftrañarà en Francia, que la Abadea fea Superiora

tal

[ocr errors]

tanto del uno como del otro Convento. Cantán los Religiofos en el Coro el Oficio Divino, y adminitran los Sacramentos à las Monjas. Sus Legos cuidan de lo temporal de ambos Conventos. El de las Monjas es muy rico, y cumplen perfectamente con la obligacion que tienen de exercer la Hopitalidad con los paflageros. Su devocion à la Madre de Dios es fervorofa, y en fus dias Fetivos atrae un prodigiofo concurfo de Peregrinos de toda la Comarca. Se funda eta particular devocion en un hecho milagrofo, que refiere el Padre Maimbourg en fu Hitoria de las Cruzadas. El cafo, pues, es ete. Una pintura de Nuetra Señora, que etaba colocada en la Iglefia del Monaterio, pareció antiguamente à los Asitentes, no con fus colores ordinarios, pero como revetida de verdadera Encarnacion. La fama de tan grande prodigio me hizo venir la gana de ir allà. Vi una caxa pueta en un nicho cerrado con una zelosia de hierro, para la feguridad del depofito. Me dixeron, que dentro del cofre, ô caxa e

taba la milagrofa Imagen de Nuetra Señora; pero

nada mas me motraron. La piedad de los Fieles ha enriquecido la Capilla con magnificas ofrendas. La alumbran muchas lamparas, hermofeadas con gran numero de iedras preciofas de todos colores. El repeto de los Chritianos es tan grande, que nunca entran en ella fino con los pies decalzos, y en gran filencio. Al pie de la Montaña, donde etàn los dos

Monaterios, età la Campiña de Damaco; y ā fu

entrada el Pueblo, llamado Barfe, que antiguamente tenia el nombre de Noba. Hata ete Lus - - 8o.

gar havia feguido Abraham à los cinco Reyes, que havian tomado à Loth, con todos fus efectos.

Cerca del Pueblo hay una Gruta, en la qual, fegun la tradicion, ofreció a Dios el Santo Patriarca un Sacrificio en accion de gracias de fu victoria. A media legua de alli tienen los Judios una Sinagoga en raubar. Preguntè à algunos de ellos, quàndo fe havia contruido: y me repondieron, que fus antepaados, haviendo decubierto alli la Gruta del Propheta Elias, havian edificado en el mimo parage una Sinagoga, para poner en feguro los Libros Sagrados, que con mucha aceleracion havian facado del Templo de Salomón,

quando emprendieron los Emperadores, Vepafia

no, y Tito faquear à Jerufalèm. Sea lo que fuere de eto , es cierto, que hay alli una Sinagoga, la qual à fu Oriente tiene tres pequeñas Capillas; y en la de enmedio confervan el Pentateuco, y algunos Manufcritos en caractères Hebreos. No fonetos Libros de la hechura de los nuetros. Son unas litas grandes de muchos pergaminos cofidos entre si , y tan largos como lo pide el texto, que fe efcrive. Se doblan los pergaminos unos fobre otros, y hacen un volumen gruelo, y redondo, El que contiene el Pentateuco fe guarda en un cofre de madera preciofa, y età cubierto de una rica tela. La Gruta de Elias età en la Capilla, à mano derecha, y à fu Mediodia. Su figura es quadrada, y fe baxa à ella por dos ecalones. La alumbran muchas lamparas, que arden dia, y noche en honra del Santo Propheta. , , , , La llaman los Judios la Gruta de Elias, porque Tom VI Aa di

dicen, que ungió alli el Profeta, por orden de Dios, à Hazael, por Succeor de Benadab, Rey de Syria ; y añaden, que haviendole confagrado por Rey, fe viò necesitado à ocultarfe en la Gruta, para evitar el furor de Benadab, que le bufcaba. Hata ahora he hablado de los alrededores, que caen al Oriente de Damaco. Los que etàn à fu Poniente, y Mediodia no deben fer palados en filencio. , , , , La Montaña de Sajednaja, que fe extiende hafta la de Salbie, età al Norte de la Ciudad. Eta ultima Montaña tiene en el Valle un Lugar, al qual dà fu nombre. En ella hay una caverna capaz , rodeada de rocas, que fon otros tantos Japes. Dicen, que fe havian antiguamente refugiado alli quarenta Griegos Chritianos, acuados de haver hablado contra Mahoma, y fu Secta, y que alli fueron muertos. A docientos pafos de la caverna , en una parte fuperior de la mima Montaña , hay otra Gruta, à la cual no fe atreven los Chritianos à , acercarfe. Con eta ocafion , cuentan los Turcos la Fabula, que voy à referir. Dicen, que contemplando Mahoma, defde la cima del Monte, la Ciudad de Damaco, le pareció tan deliciofa , que pór eta fola razon no havia querido entrar en ella; y que para alexare quanto antes de alli, dió un pafo

de Gigante, que le pufo muy en breve en Medina,

donde acabó fus dias. Por , ridicula, e inverifimil que fea la Fabula, es cierto, que los Turcos confervan grande veneracion por la Montaña, honrada, fegun ellos, con la prefencia de fu Profeta, y vienen a ella continuamente enperegrinacion.

- 4. - y l

[graphic]

En lo mas alto del Monte fe ha levantado un Pavellón redondo, que à cada lado tiene fus aber-, turas, para defcubrir de alli las quatro partes del Mundo. Sus vitas fon un embelefo; y un Señor Turco, que cafi cada día fubia à gozar de fu agrado, quio fer alli enterrado. Al Poniente del Pavellón fe baxa facilmente à la llanura , llamada el Campo de la Victoria, nombre que le fue dado en tiempo de las Cruzadas. Con eta ocafion nos cuenta un Autor Arabe la hitoria figuiente. Dice, que etando difcordes entre si los Oficiales, que fitiaban à Damaco, un Capitan mas entendido que los otros, tomó à pechos peruadir à los Gefes del Exercito, que fu difcordia haria que no fe tomafe la Ciudad. Para convencerlos de ello, juntô muchas flechas, y de todas ellas compuo un hāz, que atò etrechamente con buenas cuerdas. Luego, à vita de todo el Exercito, empleó todas fus fuerzas para romperle; pero demotrandoles que era imposible la emprea, defatò el hāz, y tomando cada flecha por si, las rom

piò fin dificultad , y les dixo: Asi nos trataràn los

enemigos i etamos divididos; pero fi quedamos unidos como las flechas en el hāz, ferèmos invencibles. Ete difcuro, junto con el exemplo del hāz, dice el Autor, que reunió los pareceres, y fe tomó la Ciudad. Añade el mimo Autor, que por ete fuceo fe llamó el Lugar el Campo de la

Victoria. No creo, que el Autor Arabe, aunque favorable à los Chritianos, merece mas fee, que nuetros Hitoriadores, los quales, hablando del fitio de Damaco a lexos de decir palabra de tal hi) Aa 2. to

« AnteriorContinuar »