Imágenes de página
PDF

el hecho, ô por lo menos verà por el terreno, que ocupaban los dos Exercitos, que el de los Ifraelitas etaba realmente fitiado , y encerrado. (37) Las dos montañas de Beelephon, y Magdalum , el Mar à fu frente, y à fus epaldas las Tropas de Pharaón, formaban una epecie de circunvalacion humanamente invencible. Porque el etrecho Arfinoe, ô Sues , como tengo yà dicho, era de tan ca anchura, que con dificultad podrian paar veinte hombres de frente: y asino convenia à una multitud tan inmena de Ifraelitas pafar por el: ademàs, que ferian cortados por las Tropas de Pharaôn. En tan trifte fituacion , dice el Texto Sagrado, (38) que fe conternaron los Ifraelitas : fe tuvieron por perdidos fin remedio, fe e: ron , y echaron en cara à Moyses, que los havia conducido al defierto, para que alli perecieffen: cemo fi no huvieran podido fer enterrados en Egypto por falta de fepulturas. Entonces motrò Dios, que era dueño aboluto de la naturaleza, y de los elementos, valiendofe folamente de la flaqueza de un hombre, para abrir à los Ifraelitas un camino por enmedio del Mar. Manda à Moysès, que con fu vara hiera las aguas, para que conozcan los Egypcios, dice el Señor, que foy el Dios verdadero, el Dios Todo Poderofo (39) Dà Moyses el golpe, y obedecen las olas : fe feparan, fe levantan, quedan fupemfas, y hallan feco el fondo del Mar. Manda que marche el Exercito por el camino nuevo, y milagrofo, que dexaron las aguas. Marchan todos con confianza fin dilatarlo un intante: el gozo inopinao do de ver palo libre, la novedad del camino, la . - - gran

grandeza del milagro, el miedo de caer en nuanos de los Egypcios, todo contribuye à alentarlos, y animarlos. Pero por què parage del Mar paaron los Ifraelitas, y à que hora comenzaron a desfilar ? Fundadado fobre el tetimonio de la Efcritura, (4o) digo, que el pafo fe hizo cerca de Thouaireq, a media milla de la ribera, y āzia la punta vecina del Monte Eutaqua, tirando en derechura al Ete. La razones, que palando por alli no tiene el Mar mas de quince a diez y ocho millas de anchura: y al contrario palandolo āzia Kouaibe, ô inclinandofe un poco al Mediodia,tiene el Mar mas de treinta millas de ancho. Confieo que no debiera detenerme en referir, y examinar la opinion de los Rabinos, por que fe conoce fu mala fee, y muy pocos les dan credito ; pero la digresion no ferà larga , y darà à conocer lo que hay que fiare del Thalmud. Para explicar como fe hallaron los Ifraelitas encerrados cerca de Phihahiroth, y como pudieron marchar defde alli al Mar, hace el Thalmud de Magdalum, y Beelephôn un folo monte continuo, y no interrumpido añade, que tenia eta montaña dos bocas , que etaban cerradas: que daban oraculos, y eran adoradas por los Egypcios: que las dos bocas eran Phihahiroth, y que de repente fe abrió la montaña, para dar palo à fus padres. Ni una palabra de todo eto refiere el Texto Sagrado, y bata tener ojos, y etàr en el fitio mimo para conocer, que eta narracion es una mera invencion de los Rabinos. Digo en fegundo lugar, que partieron los Iraelitas del contorno de Thouaireq entre feis y fiete de la tarde, poco depues de havere pue- - T2. O.

to el Sol, porque entonces tenian el Equinoccio de Marzo. Antes de entrar en el feno del Mar, forma

ron una frente de dos,ò tres leguas de ancho:marcha

ron, ò en doce colunas, formando cada Tribu la fuya, ô en doce filas de frente, ocupando cada Tribu una fila; pero una tràs otra. A medida que abanzaban, un viento feco, y ardiente fecaba el Mar delante de ellos, ô por hablar el lenguage de la Sagrada Efcritura, el viento fe llevaba el Mar, y lo hacia deaparecer. (41) Llegaron, dice el Texto, à la tercera Vigilia, (42) eto es, à las tres de la mañana, à la orilla opueta del Mar en el defierto de Sur, que ahora fe llama Sedur. Creyó Origenes, que las aguas del Mar fe dividieron no en dos , fino en doce aberturas diferentes, de manera, que palaba cada Tribu entre dos barreras de agua, fin vèr, ni tener comunicacion con las Tribus vecinas. Es fingular eta opinion,y no ha ido feguida fino de San Epiphanio, Totado, Genebrardo, y algunos Rabinos; por effo el Sabio Theodoreto la califica de Rabinifmo , y con razonsporque el Texto Sagrado, (43) entendido à la letra, no puede , ni debe fer entendido, fino de un folo paffo, y de un folo camino abierto à los hijos de Ifraèl. Las aguas, dice la Efcritura, etaban fupenas, de tal fuerte, que les fervian de muro à la derecha, y la izquierda. Lo qual explica con elegancia Sedulio en etos Veros. (44) , Pervia divifi patuerunt caerula Ponti, , , , o In geminum revoluta latus : nudataque tellus, y Cognatis /poliatur aquis. Le vino fin duda à Origenes ete penamiento, por haver hallado en el Palmo 135. eso a fe - - C

[ocr errors]

feparò el Mar en diviiones, lo qual puede fer equivoco, pero nada decide, y no prueba masoque fe dividiefe el Mar en doce partes, que en dos; y, fu divifion en doce partes tiene no se que , que repugna, y choca. Tengo dicho, que los Ifraelitas partiéron cerca de las fiete de la tarde; creo, que la hora de fu arribo à la otra orilla, es como una Epoca fegura de la hora de fu partida. Llegaron , dice el Texto, (46) à las tres de la māñana. Tenian cinco, ô feis leguas que andar de una ribera à la otra: llevaban configo mucho bagage, y ganado ; luego para palar el Mar, necesitaban de fiete à ocho horas, y por configuiente havian partido entre feis, y fiete de la tarde. Les bataba ete tiempo: etaba el Exercito dividido en filas, Tribus , y Familias: marchaba en erden : hacia una frente de dos à tres leguas: tenia mucha luz, por etàr la Luna en fu decimo feptimo dia; y la Coluna de Fuego , que feguia el Campo, alumbraba el horizonte: no havia un enfermo, (47), el camino era llano, y fuave, cubierto de plantas verdes, ô petrificadas. Por numerofo, pues, que fea un Exercito, puede en tales circuntancias caminar de cinco à feis leguas en fiete à ocho horas. . . . . . . . . . . 1 No fe admire V. R. de lo que acabo de decir, que el fondo del Mar Roxo età fembrado, de plantas verdes, y petrificadas. Pretendo decir la verdad, y no es mi animo adornar la narracion, contando cofas no oidas; y que fiendo fabulofas, no dexan de agradar, y divertir. Otros, antes que yo,han dicho lo mimo de las plantas. El Sabio,648) en el Libro de la Sabiduria,lo dice en terminos ges - - ne

[ocr errors]

nerales. Etrabón,(49) y Plinio añaden mas, y haceu. particutar mencion de fus arbutos, y petrificaciones: y fi quiere V. R. tetigos oculares, ere yo uno de ellos; porque he vito en Thouaireq al Sud. del Golfo en Tour, y mas alla, muchas plantas, que un jugo petrificante endurece en el Mar RoXO, Es tiempo de que acabe, por la ultima circunf. cia del tranito milagrofo de los Ifraelitas por el Mar Roxo. Pharaón, acampado al Norte, detràs de Thouaireq,y del Monte Eutaqua, nopodia vèr, porque acababa la luz del dia, que fe havia abierto el Mar, y que desfilaba la avanguardia de los Ifraelitas. Penaba folamente el Principe en paar la noche en fu tienda, y dar algun defcanfo à fus Tropas, canadas de la marcha forzada que havian heho. Sobrevino la noche, y etaban yà los Iraelitas muy adentro del Mar, quando en fin el ruido de tantos hombres, y animales, que etaban en plena marcha, llegó à los oidos de los Egypcios. La primera fopecha de Pharaòn fuè, que fus E. clavos, fobrecogidos de futo,y temor, intentaban,à pefar del tiempo¿ de él, huir, y ganar lo alto del Monte Beelephon, ô el desfiladero, que hay entre la falda del Monte, y el Mar, porque conduce à Sues. Batòle à Pharaón eta idea para tomar las armas, diponere à marchar contra los Ifraelitas, y feguirlos por qualquier camino que tomaffen, . Dà fus ordenes, es obedecido , y fe dípos en todos a partir; pero por mas diligencia que hicieen, era preció que huvieen paado algunas horas, antes que etuvieen promptos. Te" , • nlan

« AnteriorContinuar »