Imágenes de página
PDF

tres dias, defde la llanura de Beatin al Mar Roxo. No pierdo de vita, antes bien figo con exactitud lo que dice la Efcritura del decampamento, y derrota, que tomó el Pueblo de Dios para falir del Egypto. La primera ceremonia de comer el Cordero Pafqual, y los Panes Azimos, fe hizo en Ramees. (22) Los linteles, y pies derechos de las puertas, eto es, de las cavañas, ô tiendas, que levantaron los Ifraelitas para acampar, fueron teñidos con la fangre del Cordero. Paffa el Angel Exterminador, y mata à los primogenitos de los Egypcios, y à los primogenitos de fus ganados: no hace mal alguno en los parages teñidos con la fangre del Cordero. Se derrama la conternacion por todas partes , y llega al Palacio de Pharaón. El Principe, autado, y turbado por los clamores de fus vafallos, que temen en si mimos la dedichada fuerte de fus primogenitos, llama à Moyses, y le manda, que al punto haga partir el gran Pueblo acampado en Rameles. Recibe Moysès el orden , y lo lleva en menos de una hora al Campo. (2 3) Le bata ete tiempo para ir, y bolver de Beatin à Gize , y de Gize à Befatin. Los Hebreos, intigados de fu proprio interés, de las inftancias de los Egypcios, y de las ordenes de Pharaón, caminan con la luz de la Luna, que etaba entonces llena , ā Memphis, y à Lete, arrabàl rico, y confiderable de Memphis, para pedir pretados vafos de oro, y plata, y ricos vetidos. (24)

Algunos dias antes havian comenzado à pedir femejantes pretamos; (2 5) y lexos de rehufarfelos, todos a porfia los prevenian, depojandofe con guto de fus muebles mas preciofos,o

[ocr errors]
[graphic]

falvár fus proprias vidas, y alexar de si à un Pueblo, cuya vecindad les era tan fatal. (26) En una palabra , hicieron tanta diligencia, y las circunftancias les eran tan favorables, que al amanecer etuvieron promptos à marchar, y à tomar el camino que les feñalaffe Moysès. No havian tenido tiempo para cocer el pan necelario para el viage, y fe contentaron con embolver en fus capas la pata, que todavia no havia fermentado ; (27) lo que me hace penar, que fus capas ferian muy femejantes à las que oydia ufan los Arabes. La capa de un Arabe, es una pieza larga de tela, poco ancha, fin coturas, guarnecida de dos cordones trenzados, que firven para atar toda la capa, ô la punta folamente, en la qual llevan lo que quieren como en un faco. Eperaron, pues, los Ifraelitas la feñal de partir, y tomar la derrota que les feñalae Moysès; porque tenian à la vita dos caminos, que conducian de de Memphis, y Ramefes hata el Mar Roxo, y eran el Valle, que corre entre el Monte Tora, y el Monte Diouchi, y la llanura que và de de Babylonia, ö el viejo Cayro à Arfinoe, llamado ahora Sues. Ete camino era el mas corto, y el mas comodo; pero folo Moysès podia determinar qual de los dos havian de efcoger. Aunque Moysès fe huviera governado puramente por idèas humanas, nunca huviera llevado à los Ifraelitas por la llanura que và à Arinoe. Conocia bien el genio de Pharaón, Principe rezelofo, que nunca huviera permitido que tomaffen fus Efclavos una derrota tan propria para falir de fus Etados, y de fu poder en el epacio de tres dias. Tom VI S Ha

Havia declarado a Pharaón, que iba à un defierto; en el qual, lexos de la vita de los Egypcios, pudie en los Ifraelitas derramar fin miedo la fangre de los animales , que reverenciaba el Egypto como fus Diofes. (28). Y la llanura, de que hablamos, era de las mas frequentadas del Reyno. Nunca he podido comprehender còmo algus nos Sabios, depues de haver referido por extenfo la marcha de los Ifraelitas por la llanada hata Arfinoe, los hacen bolver atràs , entrar otra vez en el Egypto, y tirar por un Valle etrecho , y largo de fiete leguas. Era natural, que los hiciefen caminar en derechura āzia la Paletina, por los grandes Defiertos, que conducen à Sinai, Gaze, y Hebrôn, y mas yendo en fu alcance las Tropas de Pharaôn. El camino es llano, fin montañas, desfiladeros, ni etorvo alguno para una marcha; al contrario el Valle, que conduce de Sues à Beel/ephon, à lo largo del Mar es tan etrecho, que à lo mas tiene un quarto de legua de ancho, de donde fe figue que es , no folamente inverifimil, pero aun imposible , y quimerica la marcha de tan immenfo Pueblo por dicho Valle , atendidas las circunftancias, n Digo, pues, que Moysès, intruido por el Señor mimo, mandó à los Ifraelitas, que tomaffen el otro camino , y entraffen en el Valle, que età mas abaxo del Monte Tora, del lado del Defierto de la Thebayda, fin arrimarfe, ni abanzar āzia el alto Egypto, ô āzia el Mediodia. En efecto, por poco que fe huvieffen falido del camino, que lleva en derechura al Mar Roxo, les huviera fido imposible llegar à el en tres dias. Voy a dar la . a prue

[graphic]

prueba , y puedo hablar con certidumbre, refiriendo todas las circunftancias.

En el año de 172o. hice el mifimo víage, que los Iraelitas, en compañia del Señor Fronton, Interprete de Francia en el Cayro. Partimos en la Luna llena de Marzo : acampamos en Rameles, Socoth, Etham, Phihahiroth. Gatamos folos tres dias en ir de de Beatin, ô Ramefes à Phihahiroth, que oy dia fe llama Thouaireq, y los mimos tres días gatamos en bolver al gran Cayro.

Hizimos juicio por nuetra marcha, que la dif. tancia podria fer de veinte y feis, ô veinte y fiete leguas Francefas; y concluimos, que bien podian los Ifraelitas andar cada dia de ocho à nueve leguas. No es demafiada jornada para gentes acotumbradas al mas duro trabajo, à la hambre, fed, y rigores de una larga eclavitud, y mas etando eperanzadas de recobrar muy en breve fu libertad, caminando por un camino llano, y comodo, en el tiempo templado del Equinoccio, fin calor excesivo, y à la fombra de la coluna de Nube. - Bien que fueen mas de dos millones de al: mas, y conduxeffen configo fus ganados, y acemimilas, podian en la mayor etrechura del Valle, entre el Monte Diouchi, y Monte Tora, marchar muchos millares de frente. Tiene el Valle , por lo menos, una legua de ancho, y quanto mas fe abana za, fe enfancha mas , y mas; y he notado , que lle. ga fu anchura à dos , y tres leguas.

En quanto à viveres no les podían faltar, por etàr la tierra cubierta de yervas, como fon, la que llaman cola de cavallo, retama fina, tamaricos, y

S 2. Abe

Aberes, yerva femejante al romero, del qual guR. tan mucho los Camellos, como tambien de las otras yervas. Son arbolillos, y los mas etàn fecos, y à propofito para que pudielen los Ifraelitas encender lumbre, y cocer la pata , que llevaban configo. En fin, debaxo de los arbutos, y diferentes yervas, en la Primavera hay una cantidad tan prodigiofa de grandes caracoles, que apenas fe dà un pafo fin piarlos. Son excelentes, y un Pueblo falto de otras cofas, bien puede alimentare de ellos. Solo les podria faltar el agua, pe

ro antes de partir havian hecho fu provifion de

ella en el Nilo, y cargado fus Camellos, y otras betias de carga. - Segun toda apariencia, havia Moysès recibido orden de Pharaôn, que pafada la garganta de los Montes Diouchi, y Tora, caminaffe al Sud , ö SudEte, à los Defiertos, llamados ahora de San Antonio, ö de la Thebayda, y alli con fu Exercito hiciefe fus Sacrificios, y demàs Actos de Religion. El unico fin del recelofo Pharaòn era apartar à fus Efclavos de la vecindad de Sues, por donde facilmente podian efcapare à la Arabia. Moyses, que tenia otros intentos, y queria facilitar a los Ifraelitas una prompta huida, los conduxo al Ete por

el Valle de Degele. Tiene ete nombre el Valle en

lengua Arabiga , y fignifica engaño : quizà haciendo aluion à la atucia, de que fe valió Moysès en ete lance.

No me admiro que al punto informaffen à Phas raôn, que huian los Ifraelitas. Son terminos de la Sagrada Efcritura.(29) Si Moysès huviera tomado el samino que le etaba feñalado, no dexaria de te

- * 11C:

[graphic]
« AnteriorContinuar »