Imágenes de página
PDF

do, con el reclamo, correpondiente de Libros, y paginas. Haviendo fido los Mapas de eta Obra el original, por donde corrigieron cafi todos los fuyos los Geographos modernos, y haviendo el buen guto introducido tanto fu uo, y manejo, nunca me ha parecido precio facar todos los que fe hallan en etos Tomos, porque fuera multiplicar inutilmente gato , y trabajo; pero fon muchos los Mapas, que por fingulares, y por no hallare fin grande dificultad, merecen tener fu lugar, y hacen falta a los Lectores juiciofos, que leen con cuidado, y atencion. Me atrevo à decir, que la Religion mima e interefa, en que fe produzcan algunos de ellos, por la inteligencia, que pueden dar de la Sagrada Efcritura; y por las armas, que nos ponen en la mano, contra los pretendidos Atheitas, y verdaderos Libertinos en fus coftumbres. Facilmente lo notarà el Lector en ete fexto Tomo. Es tan varia, abundante, y fe, lecta fu erudicion, que quizà no fe hallarà Volumen de fu tamaño , que fe le iguale: no hay clafe de Eruditos, que no halle en el que admirar, aprender, y agradecer: ni Chritiano de alguna tintura de piedad, que

no tenga mucho que alabar, imitar, y defear. , T. So

[graphic]

venerable Antiguedad, hallaràn muchos alicientes, para continuar con mas tesón fu aplicacion, y etudio. VALE.

NO T A. En el primer Tomo, pag. 192. fin. 19. donde dice 18o. leguas, leae ochenta, ó cien leguas: asi età en el original.

[ocr errors]
[graphic]
[merged small][ocr errors][ocr errors][ocr errors][merged small][merged small][ocr errors][merged small][merged small][merged small][merged small][ocr errors]

fu poderofo aliciente. El fruto de fu Apotolado, y el confuelo que tienen de caminar fobre las huellas de Jeu-Chrito, me inpiraron fiempre las mas vivas anias de feguir fus pafos, principalmente en la Tierra Santa, que tuvo por primeros Misioneros à Nuetro Salvador, y à fus Apotoles.

Me hizo Dios la gracia de confervar en mi tan

amada, y precio a vocacion los años, que enfeñè las Letras Humanas, y aprendi la Theologia. En «l tercer año de probacion creció mucho, y acudi entonces à nuetro R. P. General, pidiendole licencia para dedicar toda mi vida à la falvacion de las Naciones, que habitan la Paletina, y los otros Paifes de la Syria, tantas veces regados con los fudores de Nuetro Salvador. No me olvido de los buenos oficios, que recibi de V. R. en eta ocaion, en orden à alcanzar la gracia, que tanto defeaba; y no paffa día fin que me acuerde de mi bienhechor, quando ofrezco el Divino Satrificio, -

Defeaba muy de verás otra nueva gracia en ete Pais, y ha querido V. R. alcanzarmela, con que ha aumentado la obligacion que le tengo. Mi vocacion para la Syria havia producido en mi corazon el mimo defeo , que alentò à nuetro Gran Padre San Ignacio depues de fu converion à vifitar los Santos Lugares. Dexè la Francia con guto, y pasè el Mediterraneo, con la eperanza de ofrecer à Dios antes de mucho tiempo mis Oraciones en el Templo de Jerufalèm, y al pie del Santo Sepulcro de nuetro Redemptor, Mis defeos han fido oidos: he vifitado la Santa Ciudad , donde e cumpliò el gran Myterio de nuetra Redemp

4.. .

cion,

cion , y donde à cada palo fe defcubren nuevos objetos, que fontetimonios muy tiernos del amor infinito de Dios por la falvacion de los hombres. Dichofo yo, fi tantos, y tan Santos Monumentos, que he vifitado uno depues de otro , y cuya memoria refreco con frequencia, confervan en mi corazon el Epiritu de piedad, y Religion, que infpiran. Para cumplir con mi palabra, prefento à V. Ra la Relacion de mi Viage, y epero que la recibirà como una muetra de mi reconocimiento; pero antes de comenzarla, debo advertir à V. R. que fu etylo llano, y fencillo deberà todo fu decoro à la dignidad, y fantidad de los Lugares, de que voy a hablar. Nos embarcamos en el Puerto de Seyde, Ciudad marítima de Phenicia. Llamabafe antiguamente Sydon, y bien fabe V. R. que teuemos alli una Mision muchos años hà.

No falimos del Puerto fin haver hecho antes muchas tentativas, para entrarnos en Altamar. Mas nos forzaban los vientos contrarios à bolver à entrar todas las veces que intentabamos falir, queriendo Dios en eta ocaion enfeñarme que debia fujetar à fu voluntad la impaciencia, que tenia de llegar à Jerufalèm, para asitir en la Semana Santa à la celebracion de nuetros Augutos Myterios. En fin, el dia 7 de Abril de 17r 3. que era Lunes de la femana de Pasion, nos hicimos à la vela con un tiempo muy favorable, y una compañia de Peregrinos, qual la pudiera defear. La tardanza de la partida hizo mas vivo el gozo que tuve de verme en camino, para llegar al termino que tanto defeaba. , , , , ,

A 2.

3 YPa

« AnteriorContinuar »