Imágenes de página
PDF
ePub

nos. La China, que se huviere de pintar de esta manera , ha de ser muy delgada. Quando està seca, aplican un color algo fuerte , no en la parte exterior, como se acostumbra , sino por adentro en los lados. Por lo comun fuelen pintar peces , como mas à proposito para parecer quando està la taza llena de agua. Yà seco el color , le dàn un baño ligero de una especie de cola muy delicada', hecha de la tierra misma de la Porcelana. Aprieta este baño el azul entre estas dos especies de hojas de tierra. Estando seco el baño , le llena la taza de aceyte , y poco despues la ponen en el molde , y en la rueda. Como por la parte de adentro se le ha incorporado la substancia , por afuera adelgazan la pieza lo mas que pueden , sin cabar hasta el color, y despues meten en el aceyte la parte exterior de la Porcelana : luego que

fe seca el todo, cuecen la Porcelana en un horno comun. Es sumamente delicado este trabajo, y pide una destreza , que segun parece, no tienen yà los Chinos. Procuran no obstante de quando en quando tantear el descubrimiento de este pintura magica ; pero hasta ahora ha sido inutil lu trabajo. No hà mucho, que me assegurò uno de ellos , que havia hecho una nueva experiencia, y que casi havia salido con ella.

Sea de esto lo que se fuere, aun oy dia se puede decir , que renace el bello azul sobre la Porcelana, despues de haverso desaparecido. Quando se aplica a la Porcelana , su color es de un negro pàlido: quando està seco,y que està pintado al olco , fe eclypsa enteramente, y la Porcelana parece blanca. Entonces los colores se ocultan baxo

del

del barniz: el fuego los descubre con toda su hermosura , casi del misino modo , que el calor natural faca de la cascara à las mariposas con icdos sus matices. Añadirè una circunstancia, que no se debe omitir: y es, que antes de aplicar el oleo à la Porcelana , debe estar yà pulida , y sin. tropiezo alguno , ò desigualdad : para esto se firven de un pincel hecho de plum itas muy finas, que humedecen en un poco de agua , y passan ligeramente por toda la Porcelana.

Finalmente , hay mucho arte en el modo con que dàn con acette à la Porcelana , b para no dar mas de lo que es menester , ò para distribuirlo igualmente por

todas
partes.

A la

que es muy delgada , y fina , se dàn dos veces distintas dos baños ligeros de aceyte. Si los baños son espesos, no los podràn llevar las dèbiles paredes de la taza , y se doblarìan al instante. Equivalen estos dos baños al uno que dàn à la Porcelana fina, que tiene mas solidez: el uno le dàn rociando la Porcelana , y el otro metiendola en el baño mismo. Toman con una mano la taza por la parte de afuera , y teniendola al sesgo sobre la valija en que està el barniz , con la otra echan en ella el barniz suficiente, para humedecerla por todas partes. Assi lo hacen seguidamente con muchas tazas, y estando secas por adentro las primeras , se les dà por afuera con el aceyte del modo

que

se sigue. En una mano se tiene la taza , y sosteniendola con un palito en el medio de su pie , la entran en la vasija llena de barniz , de donde se faca al instante. Yà tengo dicho , que el pie de la Porcelana

M 2

que

[ocr errors][merged small][ocr errors]

quedaba macizo. En efecto, hasta que haya recibido cl aceyte , y que se haya secado bien, no lo ponen sobre la rueda para acabar el pie, y luego pintan en el un pequeño circulo , y confrequencia una letra China. Estando seca la pintura, se dà de barniz el hueco, que acaban de hacer en el suelo de la taza , y es la ultima mano que le dàn , porque al punto la llevan desde el Laboratorio al horno para cocerla.

He visto con admiracion , como un hombré tenia en equilibrio sobre sus hombros dos tablas largas , y estrechas , sobre las quales està colocada la Porcelana , y paslaba assi por muchas cam lles de gran concurso, sin quebrar su mercaderia. Es verdad, que con gran

cuidado

procuran: no tropezar con él, ni tocarle , porque se verìan obligados à reparar el daño , que le huviessen causado ; pero es de admirar , que el mismo portador arregla sus passos , y todos los movimientos de su cuerpo, de tal modo , que no pierde el equilibrio.

El lugar adonde estàn los hornos , ofrece à la vista una nueva scena. En un gencro de vestibulo, que està antes del horno , fe vèn montones de caxas, y vaynas hechas de barro , y destinadas à encerrar la Porcelana. Cada pieza , casi por pequeña que sea , tiene su vayna , tanto las que tienen tapas, como las que no las tienen. Estas coberteras estàn pegadas ligeramente por parte inferior todo el tiempo del cocimiento, y

fe defprenden facilmente con un pequeño golpe que les dàn. En quanto à las pequeñas Porcelanas, como son las xicaras , para tomar thè, choco

la

[ocr errors]

la

el ca

[ocr errors]

late , firve una caxa comun à muchas piezas. Imi-
ta en esto el Artifice à la naturaleza , la qual para
sazonar las frutas , y hacer que lleguen à su per-
fecta madurez , las encierra cn una cascara Ò
corteza , para que

las
penetre poco

à

poco lor del Sol, y para que su influxo no se interrumpa por adentro con el ayre exterior , durante la frescura de la noche.

Estas vaynas tienen por adentro una camita blanda de arena , cubierta del polvo de Kao-lin, para que no se pegue demasiado la arena al pie de la copa , puefta sobre el lecho de arena , quando se aprieta para dàr la figura del suelo de la Porcelana , porque esta no toca à las paredes de Lu estuche. Lo alto del estuche no tiene tapa: otra vayna de la misina figura , guarnecida tambien de su Porcelana , se encaxa dentro de tal fuerte, que lo cubre del todo ; sin tocar à la China que està en su fondo. Assi llenan el horno de grandes montones de caxas de barro , todas proveidas de Porcelana. A favor de estas espe, fas defensas , la belleza , y la tez , si assi se puede Hamar , no se pone negra con el ardor del fuego.

Por lo que mira à las pequeñas piezas de Porcelana , encerradas en grandes caxones redondos, cada una està colocada sobre su pedestal , ò salvilla de tierra , del gruesso de dos cantos de real de à ocho, y de la anchura de su pie : cstas vasas estàn tambien dadas del polvo de Kaolin. Quando estàn las caxas demasiadamente ana chas, no se pone Porcelana en el medio , pora. que estando apartada de los costados, le podria . faltar la solidéz, abrirse , y hundirse , arrastrando

[ocr errors]
[ocr errors]

consigo, y arruinando toda la coluna. Conviene saber , que los caxones tienen de alto la tercera parte de un pie , y que en parte no estàn cocidos , como tan poco la Porcelana : sin embargo, llenan enteramente los que ya han sido puestos en el horno, y que pueden ser todavia de uso.

No se debe omitir el modo con que se coloca la Porcelana en estas caxas. El Artifice no la toca immediatamente con la mano , porque la podria quebrar , no haviendo cosa mas fragil, deslustrarla , ò abollarla : por lo qual , con una pequena cuerda la quita de encima de la tabla. La cuerda por un lado està atada à dos ramas algo corbas de un tenedor de madera , que toma con una mano ,

al mismo tiempo que con la otra ties ne los dos cabos de la cuerda cruzados , y abiera tos, segun la anchura de la Porcelana : de esta manera la coge, la levanta poco a poco, y la pone en la caxa sobre su pequeño pedestal.Todo lo dicho se executa con increible presteza.

Tengo dicho, que el suelo del horno tiene medio pie de gruessa arena , ò cascajo, el qual sirve para sentar con mas seguridad las colunas de Porcelana , cuyas filas en el medio del horno tienen à lo menos siete pies de alto. Las dos caxas, que estàn debaxo de cada coluna , estàn vacias

, porque no obra con bastante eficacia el fuego azia abaxo , y porque en parte estàn cubiertas de la arena. Por la misma razon, la caxa que eftà en lo alto del monton , queda vacìa. Assi llenan todo el horno, no dexando mas vacìo , que el parage que cae inmediatamente debaxo del respiradero:

« AnteriorContinuar »