Imágenes de página
PDF
ePub

Un quatto de hora mas tarde , huviera fido el niño para fiempre privado de la dicha de ver á Dios. Bolvió la buena gente con el cuerpo de fu nmo, el qual hice enterrar con folemnidad , y ellos mifmos me parecieron difpueftos á renunciar á la Idolatría , y á fer Chriftianos. Mejor que nadie labe V.R. de quanto confuelo fon para un Mifsíonero eftos rafgos de la Divina Providencia.

Eftoy aétualmante ocupado en catequizar una familia entera , á cuya converfion dio principios un buen viejo , cabeza de toda ella. Precisó el mal tiempo á uno de mis Catequiftas á entrar en un Pueblo vecino : y movido de los llantos, que oyó en la cafa de un Gentil , entró en ella , y viendo toda la familia bañada en lagrimas , conoció por ellas, y por fus follozos, que lloraban á fu padre , que citaba para morir: acercófe al fitio donde eftaba el viejo, y con mucho zelo exerció fu oficio de Catequifta. Anunció Jefu-Chrifto al pobre moribundo , y le inftruyó en las verdades de la Religion. La gracia, que obraba al miimo tiempo en fu corazon , le im lino á pedir el Bautifmo : y como el peligro era urgente j fe lo adminiftró al inflante el Catequifta. Pareció refucitar el enfermo , ó por mejor decir ,.la firmeza de fu fe le hizofacar fuerzas de iupropria flaqueza. El dia figuiente fe hizo llevar á la Iglefia, y alli, entre los brazos de fus hijos , recibió los Santos Oleos. Apenas le bolvieron á fu cafa , quando cfpiró.

Hfta muerte dio lugar á una difputa muy viva entre los hijos, y los parientes del difunto ; eftos, fiendo de los mas principales del Pueblo , pretendian que fuelle quemado fu cuerpo, fegun la coftumbre de fu Calla. Los hijos, bien que Geniiles, fe opufieron , diciendo , que fu padre, haviendo muerto Chriftiano , havia de fer enterrado fcgun las ceremonias de los Chriftianos. Como hacia ruido la conteftacion , llegó prefto á noticia del Raja de Aneyfoulam. No ignora V.R. que tenemos en efta Corte poderofos enemigos:fin embargo ordenó la Providencia las cofas tan bien , que venció la Religion. Refpondió el Raja, que yá que honraba con fu amiftad al Sanias de Pínneypondi, y que permitia que tuvieífe Difcipulos, quería que le dexaífen vivir conforme: á fu ley. Los hijos del difunto me participaron efta refpuefta, y di gracias al Señor por ella. El entierro fe hizo fegun nueftra columbre , y ahora la viuda con fus hijos fe difpone para el Bautifmo. Reíiero eftos hechos por ungulares : poique en quanto al fruto ordinario , que fe coge en ella Miísion , feria inutil efcrívirlo á uno, que ha vifto, y hecho mas de lo que puede faber un Mifsionero nuevo.

Defpues de las continuas ocupaciones de las grandes Fieftas, me probó Dios con la enfermedad , que tengo infinuada al principio de ella Careta. Entonces me enfefió mi propria experiencia, lo que no havia podido entender fobre la relacion agena : quiero decir, conocí la naturaleza de una fluxion, que fe padece en elle Pais. Conüfte en una abundancia grande de fcrofidades, que cae del celebro , y corre continuamente por los ojos, de manera , que no es pofsiblc. tenerlos cerrados por algun tiempo confiderable: es aun peor abrirlos.

y

los• Cada rayo de luz es un dardo , qiíe viene a herirlos en lo mas vivo: aun el movimiento natural de los parpados caufa un nuevo dolor , porque el humor que cae, fiendo muy pegajofo , forma con fu folidez unas puntas, que fin ccífar pican , y laftiman la menbrana del ojo. Afsi pafscx ocho dias, fin tomar un inftante de defeanfo. Él infomnio me levantó calentura , acompañada de una inapetencia grande de todo genero de alimentos;' pero Nueftro Señor, que fabe proporcionar los males á nueftra flaqueza , me bolvió la falud al fin de feis femanas. J

Sin dilacion emprendi el viage , que havia proyectado ázia el Uefte , para vifitar á los Chriftia-i nos de Cvurtempettey, y repaflar por el Mediodia, para recoger las ruinas de lalglcfia , que V.R. havia alli conftruido. Me parecio efta buelta fer como de ochenta leguas, tomando defde Pinneypondi haf-i ta Cbingama , y de aqui, paflando al Mediodia pos Adicbenelour , fe vifitan los Pueblos , que viven en la orilla del Rio Ponarou , donde fe buch e por el Efte de Gingi. En efta excurfion padecí en los pies, y en las piernas los dolores , que fuelen caufar las nuevas correrías. Al fin me hice á la fatiga , y gracias á Dios, que ahora es menefter que las efpinas , con que eftán plagados eftos campos, íean muy largas , y muy agudas , para no ceder á la firmeza , y vigor con que las pifo. •

Es verdad , que la vifta de los Lugares , confa-• grados por los fudores, y trabajos de los antiguos Miísioneros , es un fuerte aliciente para animar. á fus fucceífores; y en particular la memoria de la prifion, que havia V. R. padecido en el Lugav Tom. VIIU H mif

mifmo j5or donde entonces paífaba, contribuyo mucho para alentarme en el camino*

Luego que llegué á Courtempettey , me contaron los ultrages , é infultos, que algunos años antes havia fufrido. el Padre Mauduyt, eftando prefo en Cbingam*. Me amenazaron con femejante fuerte ; pero el Señor no es pródigo de tales favores á todos: fe deben merecer con un fervor .extraordinario , y con una fidelidad mas exa&a que la mía. Puedo decir, que fi baftara el defeo para hacerme digno de padecer, eftaba difpuefto á todo. Confideraba repetidas veces , que él R.P. Laynes , ahora Obifpo de Santo. Thomé, y Fundador de la Mifsion de Courtempittey , havia fido, algunos años hace , prefo en el mifmo lugar , y havia recibido heridas , de las quales conferva oy dia las cicatrices , que le fon mil veces mas gloriofas, que las pedrerías, que adornan la Mitra, que ahora nuevamente le ha obligado á aceptar el Sumo Pontífice; pero la detencion que alli hice fué con' müjeha paz j, y fin que me inquietaífen los Gentiles.

No obftante , la converfion de un famofo Idolatra del Pais me hizo creer , que tendría que padecer una cruel perfecucion. Para aíTegurarme efte, que fu mudanza era fincera, me havia entregado fu infame Idolo , el qual debia á ladiífolucion, y corrupcion de coftumbres de los Indios, el culto que le tributaban. Hacian yá mucho ruido fus parientes; pero Dios difpufo , que fe calmaíífe la tempeftad.

Tomé mi rumbo ázia Tandarey , adonde levanté un Oratorio fobre las ruinas de una Capilla , que

. ha

havia. levantado el Venerable Padre Juan de Brito, martyrizadó en el Rcyno de Maraba. Si mis circuníhncias me lo huvieran permitida , huviera buelto a levantar efta Igleíía, tanto por la veneracion , qae debemos á la memoria del Padre Brito, como por la conveniencia, que tienen los ChriC. tianos dejuntarfe en efte parage : y eftoy en animo de emplear en efta obra el primer focorro, que me viniere de Europa.

Paflando á Tir'ounamaley , tuve el pefar de ver tríumphar la Idolatría en la hermofura de los edificios dedicados á los Idolos, en la magnificen cia de los porticos , donde una fuperfticion ridicula alimenta , y honra un numero crecido de monas , y aun mas en los monumentos, que levanta la impiedad en los íitios , en que obligan á las mugeres á quemarfe vivas en la muerte de fus maridos. Siete, ü ocho havia recientes , que me peaetraron el corazon,con el mas fenfible dolor,

Al falir de Tandarey, la vecindad de Gingii,y de otras grandes Ciudades , me hizo cftar mas alerto para focorrer á los (^hriftianos, fin exponerme á íer defcubierto. Los bofques eran mi morada, y de noche cumplia con mi minifterio , contentandome entre dia contratar á los Infieles , que la curiofidad atraía al lugar de mi retiro.

En fin,haviendo dado buclta á efta Mifsion, y cogido mas abundante mies, de la que podia cfpcrar, bolvi al Lugar de donde havia falido, para celebrar la Fiefta de Todos Santos. Dare fin á efta Carta , aflegurando á V.R. que fus amados Difcipulos confervan todavia la preciofa memoria

« AnteriorContinuar »