Imágenes de página
PDF
ePub

dental , ha abierto la puerta del Cielo à mas de doce mil Infieles, que convirtiò à la Fè de Christo.

El Padre Samuel Fritz , que nos diò el Mapa , y particularidades del Rio de las Amazonas , havia llegado a las Indias con el Padre Richler. Siguió el curso del Marañon hasta su einbocadura. Por algunos años no se recibiò noticia alguna del Padre Fritz, lo que hizo creer , que havia perecido en las aguas , ò que havia sido muerto por los Barbaros, En efecto , se havia mandado hacer por su alma los Sufragios , que acostumbra la Compañia por tus difuntos. Bolviò en fin à parecer quando no le efperaban; y la opinion que tenian de su muerte, hizo que le mirassen como un hombre resucitado. Se supo del Padre, que el Governador de una Plaza Portuguesa le avia preso por espia, y que haviendole encerrado por dos años en una estrecha Carcel, con grande dificultad, despues de tan larga prision, havia podido salir de ella. Ha establecido este Padre su Mission en este gran Rio, que en muchos parages se puede confundir con el Mar. Cuida de treinta Naciones Indias, que habitan otras tantas Islas del Maraion , desde el sitio donde están los Pelados, hasta su em

bocadura.

[blocks in formation]

CARTA DEL PADRE CLAUDIO Antonio Barbier, Missionero de la

Compania de Jesus. AL PADRE PETIT, DE LA MISMA COMPANIA, Missionero

que

fuè de las Indias. Pinnypundia primero de Diciembre de 1711.

PAX CHRISTI.

Reverendo Padre mio.

E tenido la fortuna , poco despues de mi

arribo , à las Indias , de entrar en el Carnate, y de ser encargado por mis

Superiores del govierno de la Mission, de la qual havia salido V. R. un año antes para passar à Europa. Es para mà sobrado aliciente, para dirigir à V.R.la primera Carta, que escrivo à Francia , para darle quenta de lo que ha acontecido de mas singular en esta Mission, de la qual es V. R. tenido por Fundador , y Padre.

Nada dirè à V. R. del gozo incerior , que he sentido al abrazar este genero de vida; porque bien experimentado tiene , con quanta bondad recompensa Dios el pequeño facrificio, que en tal lance le hacemos. Por lo menos ha tenido el Señor com

G 2

pal

passion de mi flaqueza , facilitándome todas las cosas , que 'en los principios de una vida tan extraordinaria , hacen unas guerra à la naturaleza.

Haviendo pagado en los primeros meses el tributo ordinario de una enfermedad , me he hallado tan acostumbrado à este nuevo modo de vivir, vestir , y andar , que me he aslegurado , que foy verdaderamente llamado de Dios para trabajar en esta mission. La dificultad inseparable del estudio de estas lenguas , no me pone todavia en estado de hablar con toda la facilidad necessaria para tratar libreinente con los Gentiles; pero, gracias à Dios, sè lo bastante para catequizar por mi misino à mis Neophytos.

El primer dia de Marzo del corriente año entrè en la Mission de Carnate : apenas havia cumplido algunas semanas en la Mission , quando me traxeron los Catequistas de varios parages , un gran numero de Catecumenos muy bien instruì, dos , y dispuestos para recibir el Bautismo. Què gozo, y consuelo para un nuevo Missionero, com menzar su Apostolado administrando el Bautismo à inas de doscientas personas ! Assi recogia yo la nies, que V. R. havia sembrado: el gozo , y confuelo eran para mì, haviendo sido el trabajo, y por contiguiente el merito , la parte que cupo à V. R.

Ofenderia la modestia de V.R. si contàra por menor las pruebas , que à cada passo encuentro de su zelo, quando ando por los Lugares donde ha vivido v. R. pero à lo menos no serà insensible al sentimiento, y pesar de sus Neophytos, que sin cellar piden al Señor en sus mas fervorosas oracios nes , que les bưelva sin dilacion à su Padre, y Pastor.

acsa

Estando cercanas las Pascuas quando llegue à Pina neypondi, no tuve por conveniente emprender otro viage. En efecto , me ocupò mucho la devocion de los Christianos, que en tropa vinieron à mi Iglesia. Dà mucho golpe, y ternura à los recien llegados de Europa, quando ven el fervor con que estos buenos Neophytos hacen à pie ocho , y aun nueve jornadas, para lograr la dicha de oir una Mifsa. Pero crece mucho el consuelo , siendo testigo de la aplicacion continua de la pobre gente , defpues de tantas fatigas , en assistir à las instrucciones , y preces , que casi todo el dia , y mucha parte de la noche, se hacen en la Iglesia. Luego se retiran à tomar algunas horas de suero debaxo del primer arbol, que encuentran , y aun esse tiempo gastan muchos de ellos en hacer extraordinarias penitencias. Sin duda, que V.R. como yo, ha vifto à algunos Christianos , del uno, y otro sexo, dàr muchas bueltas de noche de rodillas al rededor de la Iglesia , rezando, y meditando la Passion del Salvador.

Acabados los Oficios del Viernes Santo , baviendome retirado para tomar un poco de decanso , me vinieron à avisar del peligro en que fe hallaba un niño de cinco anos, que havian traido à la Iglesia , para ser bautizado. De repente fuè acometido de una enfermedad terrible, cuya causa no podian descubrir: hicieron juicio, por el movimiento irregular de sus ojos , y las convulsiones de todo su cuerpo , que havia sido mora dido de alguna serpiente , y por conliguiente le da

ban

ban pocos instantes de vida. Corrì al punto à la Iglei a , y le bauticè. Durante la ceremonia , y principalmente al ponerle la Sal bendita en la boca, el niño, que csaba medio muerto en los brazos de sus padres , se recobrò al instante como à nueva vi

da, se puso à llorar, y luego quedò dormido: dos horas despues despertò con perfecta salud, y fuè à ponerse entre los nilos de su edad. No dudaron los Christianos, que una cura tan prompta era efecto del Bautismo , y dieron gracias al Señor por ella, como por un favor especial.

Pensaba ir despues de Pascua à Adicbenelcour, para celebrar en la nueva Iglesia , que alli hizo construir V.R, la Fielta de Pentecoites; pero llegó à mi noticia , que havia sido derribada por una inundacion sucedida el Invierno passado. La pena que me causò este contratiempo, fuè recompensada con haver ganado segurainente en el mismo dia de la Fiesta una alma para Dios. Estaba oyendo las confessiones de los Christianos, que en gran numero havian venido de muy lexos, quando se presentò à la puerta de la Iglesia un Gentil con su muger , que traian à un hijo suyo de quatro leguas de distancia , con la esperanza de lograr algun alivio para el niño , en la Iglelia de los Christianos. Estaba la criatura en gran peligro, y dì à entender à sus padres, que el unico remedio de que necessitaba, era el Bautismo, y que si llegaba su hijo à morir , tendrian por lo menos el consuelo de estar seguros, que vivirìa eternamente en la Gloria. Convinieron , que bautizasse al niño : y apenas se havian ido , acabado el Bautisino , quando murió en los brazos de su madre.

Un

« AnteriorContinuar »