Imágenes de página
PDF
ePub

de conceder à fu cuerpo folamente un infipido all. mento, que apenas podia mantenerla, fe entreg5 à auteridades, y penitencias excesivas, fin tomar conejo de nadie, peruadiendofe, que en materia de mortificacion podia tomar la que fugeriefe fu fervor. Los grandes exemplos de penitencia corporal, que tenía fiempre a la vita, la movió à

etos fantos exceos. Reynaba entre los Chrítia

nos de la Mision el epiritu de penitencia: los ayunos, las difciplinas de fangre, los ceñidores guarnecidos de puntas de hierro, eran entre ellos mortificaciones comunes. Se diponían algunos entre ellos con etas auteridades voluntarias , à fufrir con contancía los mas cpantofos fuplicios. Havíae encendido la guerra entre los Yroques, y Francees. Combidaron aquellos à los de fu Pais, que etaban en la Mision del Salto, à que bolvieffen à fus cafas, ofreciendoles entera libertad en el exercícío de fu religion. Negandofe etos a femejantes ofertas , fe llenaron de furor los Yroques, y al punto declararon por enemigos de la Patria à los Chriftíanos de fu Nacion, que vivían en el Salto. Una tropa de Yroques forprehendío algunos de ellos en la caza, los llevó à fu Pais, y los quemó à fuego lento. Etos generofos Fieles, en medio de los mas terribles dolores, predicaban Jefu-Chrito à fus crueles verdugos , fuplicandoles, que abrazalen al punto el Chriftianimo, para que fe libraen de los fuegos eternos. Entre otros, feñaló fu Fe, y fu contancia uno , llamado Etevan. Rodeado de llamas, y de hierros encendidos, animaba fin celar à fu muger,

que padecía el mimo tormento, à invocar con o - Cl

el Santo Nombre de jefus. Etando yà epirando, reunió todas fus fuerzas, y al exemplo del Santo de fu nombre, rogó en alta voz por la converion de aquellos, que con tanta inhumanidad le atormentaban. Movidos muchos de los Barbaros de tan nuevo epectaculo, falieron de fu Pais, y fe fueron à la Mision del Salto à pedir el Bautimo, y vivir alli fegun las maximas del Evangelio.

No cedian las mugeres à fus maridos en el ardor, que motraban por la penitencia. Se dexaban ir à unos exceos, que con cuidado moderabamos quando llegaban a nuetra noticia. Ademàs de los intrumentos comunes de mortificacion , inventaban mil modos de catigarfe. Algunas fe metian en la nieve, quando el frio era mas intenfo: otras, en parages apartados, fe denudaban hata la cintura, y quedaban mucho tiempo expuetas à los rigores de la etacion, en la orilla de algun Rio helado , donde foplaba el ayre con mayor fuerza. Huvo quien rompiendo el hielo de los etanques, entraba en ellos hala el cuello el tiempo que era meneter para rezar muchos dieces de Roario. Una, entre otras, entró en cl agua tres noches feguidas, de lo que la refultó una fic bre tan fuerte, que etuvo para morir de ella. La fimplicidad de otra me forprehendió extremamente. Llegó à mi noticia, que no contenta de haver practicado eta mortificacion en si mima, havia tambien fumergido a una hija fuya de tres años en un Rio helado, facandola medio muerta. Reprehendiendola yo con viveza de fu indicrecion, me repondió con una fencillez, que me pamó ; que no hayia penado hacer mal, y que lo havia hecho con el animo, de que pudiendo u hija ofender algun dia al Señor, llevale adelantada la pena de fu pecado.

* - . - COIl

Bien que los que asi fe mortificaban velaen con cuidado, que no llegaffe à noticia de los otros: Cathalina, que era de ingenio vivo, y penetrante,no dexò de lograr alguna vislumbre de lo que tenian tan en fecreto; y como etudiaba todos los medios de amar mas, y mas a Jeu-Chrito, fe aplicaba à averiguar todo lo que fe hacia de bueno, para ponerlo al intante en execucion. Por elo haviendo paado algunos dias en Mont-real, donde la primera vez de fu vida vió Religiofas, fe enamorò tanto de fu piedad, y modetia , que fe informó con gran cuidado de fu modo de vivir, y de las virtudes que practicaban. Haviendo llegado à faber, que eran virgenes Chritianas, que fe havian confagrado à Dios con voto perpetuo de catidad, no me dexô parar hata que la concedi la licencia de hacer de si el mimo facrificio, no folamente con propoito de guardar la virginidad, como hata entonces ; pero con voto irrevocable, obligandoe à Dios de guardarlo toda fu vida. No convine en ello, hata depues de haverla probado de nuevo, y aleguradomé, que el Epiritu de Dios la inpiraba eta determinacion, de la qual no havia

havido exemplar entre los Salvages. Eligió para eta grande accion la Fieta de la Anunciacion de Nuetra Señora. Haviendo recibido la agrada Comunion, pronunció luego con admirable fervor el voto que hacia de perpetua virginidad. Luego, encomendandofe à Maria Santisima,

de quien era tiernamente devota, la rogó, que pre

prefentafe à fu hijo la oblacion, que le hacia de simima, y pasó muchas horas al pie del Altar en un grande recogimiento de epiritu, y en etrecha union con fu Dios, y Señor.

Dede aquel punto no vivia yà en la tierra, afpirando fin cear al Cielo, donde tenia colocadas fus anias, y fus defeos. Parecia que yà gutaba de antemano de las delicias de nuetra Patria Celetial; pero fu cuerpo no podia llevar el peo de fus penitencias, ni la continua aplicacion de fu epiritu à mantenerfe fiempre en la prefencia de Dios. Fue acometida de una enfermedad violenta, de la qual nunca pudo convalecer bien. La quedó fiempre un mal de etomago, con frequentes vomitos, y una calentura lenta, que poco à poco demoronò fu falud, y la confumió ¿ Sin embargo, fe huviera dicho, que cobraba nuevas fuerzas fu epiritu, fegun iba desfalleciendo fu cuerpo. Quanto mas fe acercaba al termino de fu vida, replandecian en ella las eminentes virtudes, que con tanta edificacion havia practicado. No me detendrè en referir à V. R. mas, que aquellas que nos han hecho mas impresion, y que eran como el principio, y fuente de todas las otras.

Su amor à Dios era tierno : el unico guto que tenia, era de mantenere aborta fiempre en fu prefencia: de meditar fus grandezas, y miericordias: de cantar fus alabanzas, y bufcar con piadofas anias los medios de agradarle. Para no ditraerfe en otros penamientos, gutaba mucho de la foledad. Anatafia, y Therea eran las dos Chritianas, con quienes trataba de buena o , porque hablaban bien de Dios , y que fus convera

Tom. VIII. E cio

ciones no repiraban fino el Divino amor. De aqui nacia fu particular devocion à la Divina Eucharitia, y à la Pasion del Salvador. Etos dos myterios del amor de un Dios, oculto baxo de los velos Euchariticos, y muriendo en una Cruz, ocupaban enteramente fu epiritu, y abrazaban fu, corazon de las mas puras llamas de la caridad. La veian cada dia etär horas enteras al pie del Altar, inmovil, y como fuera de si, Indicaban muy à menudo fus ojos los afectos de fu corazon, en la abundancia de lagrimas que derramaban, las quales le

eran tan dulces, y deliciofas, que quedaba como

infenible al frio de los mas detemplados Inviernos. Viendola algunas veces palada de frio, la embiaba à fu choza, para que fe calentale. Obede

cia al punto; pero bolvia un intante depues à la Iglefia, para continuar fus tiernos coloquios con

Jefus.

Myterio de la Pasion del Salvador, lo tenia fiempre prefente à fu memoria: llevaba al cuello un pequeño Crucifixo, que yo la havia dado, y lo befaba fin celar, con fentimientos de la mas afectuofa compasion, por Jeus padeciendo, y con el mas vivo, reconocimiento al beneficio de nuetra Redempcion. Queriendo un dia honrar particularmente à Jefu-Chrito en etos dos Myterios de fu amor, depues de haver comulgado, le hizo una oblacion perpetua de fu alma à Jeus en la Eucharitia, y de fu cuerpo à Jeus pendiente en la Cruz:

y lo demas de fu vida empleó fu ingenio en imagi

nar nuevos modos de mortificar cada dia, y de

crucificar fu cuerpo. Quando en el Invierno iba à

... los

Para confervar fiempre viva fu devocion al

« AnteriorContinuar »