Imágenes de página
PDF
ePub

CARTA

DEL PADRE DE ENTRECOLLES, Mifsionero de la Compañía de Jeíus.

ftL PADRE BRÓISSIA,DE LA MISMA'

Compañía.

fyotebeou i o. de Mayo de 17 ij.

FAX CHRJSTI. Reverendo Padre mío.

S jufto, que yo dé cuenta á V. R. de la Miísion de Kingte-tcbing 3 pues debe el ser á fu iluftre Familia, la qual la fundó , y ahora la mantiene la generofiIdad de fu hermano el feñor Marqués de Broifsia. Es fundacion del difunto Padre Broifsia, quien la governó muchos años con un zelo verdaderamente Apoftolico. Su memoria es ílempre refpetable á los Ncophytos, que con mucha razon lloran fu pérdida, y mucho mas no cftando yo dotado de las prendas necesarias, para llenar el lugar. de tan fervorofo Mifsionero.

Parti ¿tjaotcbcouen el'mes de Diciembre ,para llegar á King.te-tcbing , algunos dias antes de las Keíkas de la Natividad. Haviendofe casualmente . pa-.

[graphic]

parado nueítro Barco cerca de una Aldea, vino uno de los vecinos a hablar á mi Catequifta , que havia ido á tierra , y le preguntó fi el Europeo que veia era SUlao-ye ( afsile llamaba en lengua China el Padre Broiísia , hermano de V.R.) á quien havia conocido enjaotebtou. No es él,refpondió el Catequifta; y yo , lleno de confuíkm por mi tibieza, al acordarme de la fanta vida del hermano de V.R. repetí muchas veces las palabras de San ]uan: No, no foy yo á quien bufeas, nonfum.

La vifpera de Santo Thomé llegue á Kingtetcbing.' Me vi con la novedad de haver havido mucua mudanza de Mandarines: de quatro que eran , no quedaba uno; y otros, á quienes no conocia , havian ocupado fus pueftos. El primero de ellos havia aícejidido á fer Govcrnador de una Ciudad de primera magnitud : y como me honraba con fu amiftad , me dio pruebas de ella , declarandole publicamente Proteétor de la nueva Iglefia , que poco antes havia alli fundado nueftra Mifsion Francefa. El Padre del fegundo Mandarin havia muerto poco antes, y fegun las Leyes del Imperio , tenia que dexar fu empleo , y no bolver á txerccrlo hafta paífados tres años de duelo. Havia muerto durante mi aufencia el tercer Mandarín , y el quarto havia fido prefo , y aherrojado poco havia , por fus injufticias, y vexaciones. Recorría varias Ciudades un Comiííario embiado de; la Corte , y en fecreto fe informaba de la conducta .de los Mandarines- Haviendo afsiftido á algunas fentencias iniquas del Mandarin , de quien hablamos , al punto le hizo prender , y le formó fu pi ocelió, fegun todo el rigor de las Leyes, fm ha-i cer cafo de las mediaciones reiteradas del Virrey; que le protegía.

No tenia conocimiento alguno con los míen vos Mandarines , y fu proteccion era neccífaria, para exercer libremente nueftros minifterios , y para que eftuvieften los Neophytos fin temor, ni fufto. Luego que llegué, me dixeron , que aquel que nos havia vendido el terreno, que ocupaba nueftra Iglefia , peníaba en movernos pleyto , por poco que vieífe á los Mandarines opueftos á nueftra Religion. Por efte motivo determiné vifitarlos quanto antes, y ganar fu amiftad, y proteccion con algunos regalos de Europa , que no fe pueden omitir en tales lances.

No obftant'e , dilaté la viíita hafta paíTIidas las Pafquas , para no tener otro cuidado , que el de preparar á los Chriftianos á celebrar dignamente tan fagradas Fieftas. Havian los Fieles juntado un poco de dinero , para celebrarlas con un concierto mufico delPais : les di á entender, que mejor honrarían la pobreza de Jefus recien nacido, diftribuyendo á los pobres el dinero , deftinado para la mufica de chirimías , flautas, tambores , y clarines. Obedecieron con mucha edificacion. Un nu-. mero confiderable de confefsiones, y comuniones fervorofas , y la Pfalmodia de las oraciones , fueron toda la. folemnidad de aquella noche , que nos traía á la memoria las maravillas obradas tantos figlos ha. Finalmente , fi.no fuera por la liberalidad del feñor Marqués de Broifsia , no fe oyera 'tan prefto efte lenguage de los Cielos en King-tstebing.

Ademas de los muchos Fieles > que tuve que - J con

tonfeffar en los dos mefes que alli viví , admí-* niftre el Bautifmo á fefenta Infieles, caí! todos adultos. Bautizara mayor numero , fi pudiera quedar alli por mas tiempo. Dexc muchos Catecumenos, que fe juntaban regularmente en mi pobre choza; y fe repartian en varias vandas, para fer inftruidos feparadamente en nueftra Santa Fe , por los Catcquiftas, por los principales Chriftianos, y por mi mifmo. Me fervia. de diverfion verlos difputar: porque no fe ha de penfar , que tienen fiempre los Chinos tanta flema, como fe les fuele atribuir.

Muchos peleadores , atareados entre dia con fu trabajo , venían de noche á oir la palabra de Dios, y cayendo efta divina femilla en corazones dóciles , daba ciento por uno. Me llenaba de gufto la fencilléz con que me proponían fus dudas ,y el fervor con que pedian fer regendrados en las aguas del Bautifmo.

Luego que me hallé algo defembarazado , viíité á los nuevos Mandarines , y me recibieron muy bien. El principal de ellos aceptó mis regalos , y. me introduxo á lo interior de fu Palacio, donde me hizo mucho favor. Dos dias defpues, un criado de la Audiencia vino á avifarm'e, que fu amo eftaba cerca, y de repente apareció con todo íu tren , que cogia los dos lados de la calle. Sali a la puerta de la Iglefia á recibirle x entró, y fe eftuvo conmigo mas de una hora. Le prcíentamos thjé paííado algun rato en unas porcelanas muy. finas, y tomé de alli ocafion de decirle » que eran una prenda de la amiftad , con que me havia hon-i rado fu predeccífor.

Hablamos delas ciencias, y curiofidades de Europa , y paro Infenfiblcmente la converfacíoil crí materias" de Religion. Entre los prcíentes, que le havia hecho, havia un libro, que prueba Al verdad , y muchas veces me repitió eftas palabras: Lo que me dices , y lo que enfeñan tus libros del primer principio de todas las cofas , es conforme a la fana doclrina : que el Emperador ejlima tu Religion , y efeclivamente es buena,

Viendo en lo alto de la Tala el Santo Nombre de Jefus , como fe pinta en Europa, pero con el barniz , y dorado, que tanto realzan aqui qual¿ quiera £ofa , me hizo varias preguntas , que me empeñaron á hablarle por algun rato de efta feñal de nucftra Santa Religion. Quiere decir r replico el Mandarín , que todas las cafas que fobre fus pucr-. tas tienen fempjante fenal , efi.ln babítalas por familias Cbriflianas.. Bien echa de ver V. R. que aquí fe mueftra la Cruz á las claras, y qUe no le averguenzan rtueftros Chriftianos de hacer profefsion pibÜca del Chriftianifmo. En los primeros figlos de la Iglcfia fe huviera eftirrtado mucho cfta veritaja i y nofotros debemos eftir muy obligados al gran Principe, que nos ha hecho tal beneficio.

Se divulgó por toda la Ciudad la honra que recibíamos del Mandarín , porque para venir deíde fu cafa á'la Iglcfia > tuvo que atraveííar caí! todas las calles. Tambien me hizo algunos rega-; los, como es coftumbf e, y ufo de la China con los Eftrangeros. Me embíó algunas aves, harina , vino , bugias , &c. El ag'aífajo , que es precifo dar á los criados en tales ocafiones, fuele , por lo comun , importar mas que los regalos; pero es una diítincjon , y honra que comprarían los

« AnteriorContinuar »