Imágenes de página
PDF
ePub

que se abstenia siempre de carne, y se inanecnia folamente con leche , y miel, no dexaba por elfo de comer de ciertas partes de las victimas , que hacia imolar. Lo mismo practican los Bramenes. Aunque no comen carne de animales, no obstan. te en el mas famoso de sus facrificios , al qual llaman Ekiam, en que sacrifican carneros, como lo he visto en Tricberapali', es cierto, que comenz de ciertas partes de la victima sacrificada

y

fe abstienen de todas las otras.' En esta fola ocasion comen carne : en lo demas viven 'de arroz , y yervas, que en grande abundancia' cogen todos Los dias. Con todo esso distinguen cinco especies de pecados, en quanto à las yervas , que con nom, bre generico llaman Panchounou. Estos pecados son cortar yervas; molerlas , pisarlas , cocerlas , y mafa carlas. En este affumpto les digo : Vosotros los Bramenes sois mucho mas culpables que las otras Caftas , que comen cárne ; porque estos matando un carnero , hacen una sola muerte : al contraria vosotros, que arrancais cada dia tan grande cana tidad de yérvas, y las haceis cocer, cometeis cantas muertes , quantas son las yervas que arrang cais. Además, comò en el agua que bebeis hay una multitud grande de animales imperceptibles, podeis añadir estas muertes à las otras. Estas ris diculas consequencias , que facamos de su do&rit na , los llenan de confusion, y les dà à conocer lo abfurdo de sus maximas.

Me acuerdo, que estando en Siana en un Mo nasterio de Talapoines , donde aprendia la lengua del Pais , el Samcra , ò Superior que me la ensea naba , y que cstaba muy obstinado en la transmia

gana de

gracion , fe pasınò al oìrme decir , que cada vez que bebia del agua del Rio Menan , que passa por la Ciudad , se hacia reo de muchas muertes. Lo tomò al principio con risa; pero se quedò prefto sin tener que reponder, porque echando un poco de agua en el bello Microscopio, que haviamos traido de Europa, le mostrè muchos animalillos en el agua misma , de la qual acababa de beber.

En una larga conversacion , que tuve una vez con un Bramen , sobre el transito de las almas à los cuerpos de las bestias , me diò

probar , si la opinion de los Cartesianos sobre las bertias harìa impression en él. Puseine , pues, à probarle con razones , sacadas de este modo de philofophar, , que las bestias son automatos , y puras màquinas. Para nu decir cosa que no fuelle palpable , le preguntè , si no era verdad que Dios es Todopoderoso, que puede formar el cuerpo de un animal, de un cavallo , ò de qualquier otro , sin que tenga que infundirle una alma ? Debeis, le dixe, concederlo , porque assi lo hizo Brumma, quando criò al primer hombre : estàn llenas vuestras Historias de admirables maquinas, que an tiguamente se fabricaron para diversion de vuestros Emperadores. En ellas se refiere , que se hizo una estatua humana , la qual todas las mañanas caminaba al quarto de su Magestad , y tocandole suavemente , le despertaba : que se fabricaron pajaros , que volaban

por

Es cierto

que no tenian alma todas essas maquinas , y se movian, segun vosotros, como li estuvieran animadas. Si han podido los hombres hacer obras tan perfec

tas,

los ayręs.

tas, còmo no havrà podido Dios hacer cuerfos de animales, con la misma impression de movimiento , que dàn las almas ? Queria proseguir , pero el Bramen,mirandome con desdèn, me dixo: Haz reflexion sobre lo que vemos cada dia en los Elephantes , y Monos; y sobre esto , me contò muchas historias , y quentos , cada qual mas extravagante. Acabò dicicndome , que de

pura

malicia no querian los monos hablar, para que no los hiciessen trabajar , porque su ligereza , y floxedad no gustaba del trabajo : añadiò , que

añadiò , quc fi tuviera - que tomar partido , mas quisiera tener alma

de bestia , que de hombre : por parecerle haver mas industria en lo que hacen aquellas, que en lo que hacen estos. Basta considerar las obras de las abejas , y hormigas. Conocì por experiencia , que ni para burlarse convenia proponer à los Indios el systema de los Cartesianos : presto huviera obligado al Bramen à callar, empleando las razones, contra las quales me enseña la practica , que no tienen los Indios: que replicar.

En fin, amontonamos muchos absurdos los quales se dexan enredar ; y aunque carecen de toda apariencia de verdad , no por eso dexan de darles credito. En esso tambien se een à los Pythagoricos , que creian las fabulas mas extravagantes , fi apoyaban fu Dogma ridiculo de la transmigracion. Testigo es lo que dixeron de la pierna de oro de Pythagoras , de la flecha de Abaris , c. Eunapio , muy instruido en las opiniones de este Philofopho, hizo una recopilacion de tales fabulas , y las propone todas

como

pare

248

[ocr errors]

Cartas de las Missiones como verdades. Por esta razon dixo Jamblico, aunque tan apassionado de Pythagoras, que sus discipulos probaban su doctrina con infinitos cuenros fabulofos , y que trataban de tontos a los que tenian la prudencia de no creerlos. Por esso tambien Xcnophonte , hablando de la misma doctrina,

dice , que toda ella està llena de prodigios.

Yà tengo dado el verdadero retrato de los Indios. No hay fabula tan grossera que no crean, y que no propongan à los otros, coino digna de su creencia. Dirån à uno con grande frialdad, que cierto asno no queria comer paja , dexandose antes morir de hambre, porque se acordaba, que en otro tiempo havia sido Emperador , y que havia tenido deliciosos banquetes. : No dexamos de sacar grandes ventajas de los absurdos referidos. Como estàn convencidos los Indios, que el alma es immortal , que los pecados son castigados , y la virtud es recompensada despues de la muerte, nos valemos del argumento de Tertuliano contra Laberio , para probarle la resurreccion de los muertos. Defendia este, conforme à la doctrina de Pythagoras , que el hombre era transforinado en mulo , y la muger en culebra. Sin detenerse este hombre grande en mostrar la ridiculèz de tal proposicion , sc contentò con facar esta consequencia , para probar la resurreccion de los muertos. Si es verdad, decia , y decimos tambien à los Indios almas de los hombres , saliendo de sus cuerpos, pueden animar à un mulo , ò qualquiera otra beltia : con mas razon pueden animar orra vez el cuerpo de donde salieron,

i que las

' Assi , Ill.mo Señor, hacemos que la fabula, y la inentira sirvan para que conozcan la verdad eftos Pueblos: una vez convencidos de la ceguedad en que vivieron , no halla fa verdad mas eftorvos, y comienza à alumbrar sus entendimientos ; y quando con las impressiones de su gracia se digna el Señor de obrar en sus corazones, se perficiona la grande obra de su conversion. Tens go la honra de ser, con profundo respeto,

و

[blocks in formation]
« AnteriorContinuar »