Imágenes de página
PDF
ePub

Qui primus hanc introducit fententiam , cum excusare non poffet , oblivionis induxit poculum potaj:. Pero què , dice San Ireneo en el mismo lugar, nos acordamos cada dia de los sueños que hemos renido durmiendo , còmo hemos de perder la memoria de tantas prodigiosas obras, de las quales hemos sido testigos , y de tantas cosas como hemos hecho? Dices, que un Demonio dà à las almas, que entran en los cuerpos, una bebida , que les hace olvidar todo lo que les sucedió en las vidas anteriores ; pero de dònde fabes que hay tal bebida ? Quien te ha dicho que la prepara el Demonio? Si lo ignoras , lo uno , y lo otro es qui: merico. Si te acuerdas que el Demonio te hizo beber del agua de aquel Rio, debes tambien acordarte de lo demás. Si enim & Dæmonem ,

poculum introitum reminiscaris , reliqua oportet , coga nofcas. Si autem illa ignoras , neque Dæmon verus, neque artificiosè compositum oblivionis poculum. Añadia Platon , que el olvido de lo que

se ha.' via visto en la otra vida , no era tan profundo, ni tan universal , que no quedasse alguna especie , la qual excitada por los objetos , y por la aplicacion al estudio , trae à la memoria los antiguos conocimientos. Assi explicaba el modo con que se aprenden las ciencias: y segun este principio , mas eran las ciencias acuerdos , ò registros de lo que en otro tiempo se havia aprendido , que conocimientos nuevamente adquiridos : ademàs , havia algunas almas privilegiadas , que se acordaban de los diferentes cuerpos , que havian' animado , y

de to do lo que havian hecho en ellos. Assi Pythagoras se acordaba de haver sido Euphorbo. Pero era

un fayor singular , y concedido solamente à pocos hombres excéientes, y divinos.

Tambien dicen los Indios una cosa semejante; porque afirman , que ciertas ideas espirituales , dadas à algunas almas favoritas , les traen à la memoria lo que vieron , y lo que hicieron. Se concede principalmente este privilegio à aquellas almps, que saben, y rezan ciertas oraciones ; pero por delgracia nadie las sabe , y de aqui nace el prcfente olvido de lo que hemos sido , y de lo que heinos hecho. Un exemplo explicarà mejor la doctrina de los Indios en este punto.

Refierese en el Libro llamado Brumma-pouranam , que un Rey, por nombre Binaricben , nacido en el Reyno de Tiradidejam , se havia casado con Commatoudi. Era esta una gran Princesa , nacida en el Reyno de Nirreincbiadejam. Tenia el Rey grandes faltas : no guardaba las costumbres proprias de la Nacion, lo qual le hizo odioso , y despreciable à sus vassallos. Veìa con dolor la Reyna , que se descuidaba aun en las cosas , en que son muy puntuales los Parias. Le reprehendiò con viveza, y no se diò por ofendido el Principe , antes bien, haviendola escuchado con mucha paz , se declaró con ella , y le confiò un gran secreto. La devocion, dixo, que tenia à los Dioses, me alcanzò de ellos un favor particular , concedido à muy pocos. Me dieron à conocer con una vista espiritual, que en la vida precedente havia sido perro : que havia entrado por acaso en el patio de un Templo , donde se hacia un sacrificio : que me subì sobre el Altar, y me comi el arroz , que servia de ofrenda. Por tres veces mę echaron de alli ; pero como siem

pre

pre bolviesse à lo mismo , me dieron en fin un golpe tan fuerte , que al instante perdì la vida delante de la puerta del Templo dedicado à Chiven. Por gran dicha mia , havia baxado Chiven al Templo, para ver el sacrificio , y sorberse el humo. Se compadeciò de mi muerte delante de su puerta , y me procurò un nuevo nacimiento en la persona de un Rey, tal como me veis : si pues no observo los Ajarams ,ò costumbres del Pais, se debe atribuir à mis primeras inclinaciones , las quales no estando aún destruidas del todo , me arrastran por su peso natural à mi primer estado. Sorprehendida estrañamente la Princesa , y llevada de la curiosidad tan comun à las personas de su sexo , pidiò con instancias a su marido, que la hiciesse conocer en què estado havia antes vivido ella misma. Examinò el Rey las vidas precedentes con el focorro de su vista , ò anteojo espiritual , y la dixo, que havia sido pajaro , y que perseguido por una ave de rapiña , vino à morir en la puerta del Templo de Chiven, y que este Dios mandò que nacieise Ram jatti. Pero què llegarèmos à ser , replicò la Reyna? Mirando el Principe tercera vez en lo venidero, descubriò que él, y ella havian de renacer tres veces en la Casta de los Rajas.

Enmedio de tantas fabulas , y extravagantes ideas de los Indios ,se yè bastantemente, que reconocen un primer Sèr Eterno , Criador de todas las cosas : unas Inteligencias de orden superior al hombre , y muy inferiores à Dios:

que

admiten De-, monios, tienen al alma

por inmortal

: que

confierfan que hay otra vida , un Paraiso , y un Infierno; que se merece con el exercicio de las virtudes el

Cica

[merged small][ocr errors][ocr errors]

Ciclo , y que con los pecados nos hacemos dignos del Infirrno : que podemos en esta vida satisfacer por nuestras culpas , y que la prosperidad, y las riquezas, son cali siempre la causa manantial de nucltros desordenes. En fin, parece que en mit:hos puntos se acercan de algun modo à las verdades de la Religion ; pero las que admiten est in can ofuscadas con fabulas , y delvarìos, mezclados por la Idolatria , que apenas de tan confuso monton de fabulas, y inanciras , se puede conocer , y delcubrir , quales son.

Me preguntarà quizà V.Illma. què razones has cen mas fuerza à estos Pueblos , quando refutamos sus ridiculas ideas sobre la transmigracion.

Acabarè la Carta, yà demasidamente larga, con la respuefta à esta pregunta. Observamos , que las razoncs de que se vale Santo rhonis ( liendo tan sòlidas ) contra los Gentiles, hacen en los Indios muy poca impression : y assi , para desengañarlos del todo de sú systema , tan impìo como ridiculo, nos valemos de razones sacadas de su propria doctrina , de sus usos, y maximas ; y con ellas les ha. cemos palpar las contradicciones en que caen , los confundimos, y forzamos à reconocer lo absurdo de su creencia.

Comenzamos preguntandoles si creen , que los hombres fueron criados. Estàn muy lexos de ncgarlo, por

, por haver sido empleado Brumma, el primero de sus Dioses, en producir el Cielo, y la Tierra , los hombres, y los animales. Luego entramos con otra pregunta : No es verdad, Brumma al principio un solo hombre, y luego otros nueve , y despues todos aquellos , que deben

[ocr errors]

que criò

1

pues, les

su origen à essos primeros hombres ? Es systema suyo , y assi convienen en ello. Vamos adelante: Supongamos, que todos aquellos primeros hombres hayan llegado desde luego al numero de cien mil : eran todos de igual condicion? Tenian todos iguales riquezas, honras , y dignidades ? No havia entre ellos enfermos, ò pobres ? No havia quien mandasse , y quien obedeciesse ? Como no preveen las consequencias , que hemos de sacar de estos principios , convienen sin dificultad en que havia diferencia en sus estados, y condiciones. Entonces mas immediatamente les redarguimos assi: Todos essos hombres no havian cometido pecado alguno , ni practicado alguna virtud , porque era la primera vez que existian. De dónde

, puede venir la desigualdad que hace tan felìz la suerte de los unos , y tan desdichada la de los otros ? Si no hemos de recurrir à las virtudes, y pecados de aquellos primeros hombres, para probar la diferencia de sus condiciones , què necesa fidad tenemos de recurrir ahora à essos principios? No saben que responder à esto , y de buena gana se bolverian atris

, para decir contra toda su do&trina , que no tuvo principio el mundo. Es cierto , que dicen algunos de fus Sabios, que son tres las cosas eternas: el Dios Supremo , las almas, y las generaciones, lo qual explican con estas tres palabras, Padi , Pacbu, Fajam; y que subiendo del hijo al padre , del padre al abuelo , del abuelo al visabuelo , y assi en los demàs , no se hallarà algun primer principio. Pero la opinion generalmente recibida dice , que Brumma criò los primeros Enses. Su Chronologia milipa señala el nu

me.

« AnteriorContinuar »