Imágenes de página
PDF
ePub

caftigadas , y purificadas. Las otras , cuya vida ha fido inocente , fuben al Cielo para fer premiadas á proporcion de fus virtudes ¡ pero parlados mil años buelven á la tierra , donde eligen un genero de vida conforme á fu inclinacion. Acontece entonces que las almas , que en la vida precedente animaron cuerpos humanos , paífan á cuerpos de beftias ; y las otras que havian eftado en cuerpos de beftias, van á animar cuerpos humanos. Aísi fe explica efte Philofopho en fu Phedro.

Nadie imagine, que la eleccion que hacen las almas s es ciega , ó indiferente ázia todo genero de beftias ; antes bien es una eleccion difereta, porque entre las beftias, eligen aquellas que han tenido mas femejanza , ó relacion con el eftado que tuvieron en fu vida anterior. Por tanto efeogió Orpheo el cuerpo de un Cifne : el alma de Tamiris fué colocada en el cuerpo de un Ruyfe* ñor: la de Aiax en el cuerpo de un Leon: él alma de Agamemnon dió vida á una Aguila , y la de Therfites pafsó al cuerpo de un Mono. Afsi def-i erribuelve tan rara do&rina Platon en el Libro de.á cirno de la Republica.

Pienfan los Indios , como Platon, con efta diferencia , como lo veremos en adelante , que ha-< viendo fido las almas caftigadas por fus delitos, ó premiadas por fus virtudes , eftán deftinadas á en* trar en otros cuerpos , no por fu eleccion, fino por una calidad necesitante, que llaman Cbankcbaram, ó por determinacion de Brumma , quien con cuidado eferive todas las aventuras del alma en las futuras del craneo de aquel cuerpo , que va a ani

Qiar. m . .

Admitido una vez el gran principio de los Pythagoricos , y Platonicos, que confifte todo el hombre en el alma , y que el cuerpo que anima no es mas que un inftrumento de que fe íírve, ó un berrido con que fe cubre , fale por confequencia , que deben las almas informar tambien los arboles , las plantas , y todo lo que tiene vida vegetativa. Ovidio, que en todas partes fe declara Pythagorico, nos lo dice en fus Metamorphofeos; porque fiendo afsi,que hay alguna ligera diferencia entre transmigracion , y transformacion , efta ultima fe funda en la primera. Afsi tambien fe explica Virgilio quando refiere , que cortando Eneas un arbol, vio correr la fangre de Polidoro, y oyó una voz, que le decia : Quid miferum •sEnea , ¡aceras ? Jam parce fepulto. Pudiera referir muchos cuentos fabulofos , que fon tan bien recibidos entre los Indios, que los tienen por verdades inconteftables. Entre muchos, diié un exemplo ,que fe halla en el famofoLibro Wamzdo'Ramayenam. Según ellos,es el Libro infalible, y fu leclura borra todos los pe-; cados.

Cbourpanaguey, hermana del Gigante Ravan'en,tenia un hijo á quien amaba tiernamente. Entró un dia en el jardin de un Penitente el joven , y echó á perder algunos arboles. El Hcrmitaño fe enfadó, y al punto le condenó á fer cierto arbol, que fe llama Alamaram. Haviendo la feñora fuplicado al Penitente , que moderaífe fu colera, fe dexó Vencer, y confintió , que1 quando Vicbnou tranfformado en Ramen vinieífc al mundo , y cortaífc una rama del arbol, volaífe el alma del joven al ^araifo de los Indios, % no fuete fujeta á otraá'

• .tranf.t , tpaftímígraciones. En las Obras de los Sabios de efte Pais fe leen muchos exemplos de efta naturaleza , con los quales quieren probar, que entran las almas en las plantas , y arboles.

Para adelantar la tranímigracion hafta donde puede llegar, falta folamente , que entren las almas en las piedras, y en todos los demas Entes. No encuentro raftro de femejante doctrina entre los Pythagoricos , .y Platonicos. Es cierto , que fe dexó llevar Ovidio de fu vena poetica enfusMetamorphofeos: alli eftá Aginaros trocado en piedra , Niobe en marmol , Atlas en la montaña de fu nombre, Scilla en un efcollo del Mar, &c. Pero no da el Poeta las rocas, piedras, y montañas por animadas: al contrario, los Indios eftán fuertemente perfuadidos , que animan verdaderamente las almas á las piedras , montañas , y peñafeos. Entre muchos exemplos , que refiere el Ramayenam, citaré uno folo, para prueba de lo que digo.

Se refiere en el nombrado Libro, que havia cerca del Ganges un Penitente llamado Cavouda¿ men , cuya vida era muy auftera: fu muger , que era una de las mas hermofas del mundo , y que fe llamaba Ais, tuvo la deígracia de agradar a Devendiren , Rey de los Diofes del Paraifo: lo echo de ver el Hermitaño , y rabiando de colera , echó al uno , y al otro fu maldicion: al inftante Ais fué tranformada en un peñafeo , en el qual fe hofpedó fu alma ; pero con el tiempo , haviendo Ramen tocado con el pie la roca 3 con fu virtud libró á efta defgraciada alma 3 la qual como alli havia fatisfecho por fu delito , voló al punto al Paraifo, ó Cbor^am.

Ffi Po

Podría hacerfeme una pregunta , que debo pré"í venir , para explicar mejo.r el fyftema de los Indios : es á faber, fi el paífo de las almas de un cuerpo á otro fe hace al inftante , ó fi hay algun intervalo de tiempo entre las diferentes animaciones. Eftán en cfte punto divididos los pareceres de los Indios. Creen algunos , que fe quedan las almas cerca de los cuerpos , y en los parages donde fe confervan las cenizas de los cadaveres que fe queman , hafta hallar otro cuerpo difpuefto á recibirlas. Otros pienfan, que tienen las almas licencia de venir por muchos dias á comer lo que fe les ofrece , y es la mas comun opinion : y afsi fe alegran al ver, que vienen los cuervos á echarfe fobre los manjares prevenidos para las almas: en efpecial el Pueblo cree, que por algunos dias entran las almas de los muertos en los cuervos; ó' por lo menos, que buelven á entrar en unos cuerpos , que tienen fu figura : que defpues fuben á la Gloria , fi la han merecido ; ó baxan al Infierno, fi fon dignas'de caftigo.

Hago una obfervacion , que tiene ya hecha V.lllma. que los Poetas, por la mayor parte Pythagoricos , creyeron que las almas buenas, y malas acompañaban fiempre por algun tiempo á los cadaveres : afsi fe lee en el quarto libro de la Eneida , quando habla Virgilio de los Manes i y en el tercer libro de Ovidio , hablando de las cenizas de Anchifes : y en el quarto libro de las Elegias deN Propercio. Aconfeja Lucano , que fe junten las cenizas efparramadas en la ribera , para encerrarlas con los Manes en la. mifma Urna. (//'¿.8.

Cinerefque in littore fufos Coiligitt , atque unam fparfis date manrbus urtum.

El Interprete Servio , explicando eftas palabras del tercer libro de la Eneida : Animamque fcpulebro condimus : dice, que queda el alma cerca del cuerpo , ó de las cenizas ,todo el tiempo que queda algun veftigio de ellas. Para impedir que fe efeapaflen prefto las almas á otros lugares , embalfamaban losEgypcios con diligencia los cuerpos: Ja mirrha, los perfumes, las vendas de lienzo fino mojadas en aromas, hacian los cadaveres , fegun San Aguftin , tan duros como fi fueran de marmol. Por lamifma razon edificaron losfobervios Pyramides,delos quales Herodoto , Diodoro Siculo, Strabon, Plinio, y muchos Sabios viageros, nos han dado deferipciones tan admirables.

No conceden los Indios á las almas una larga detencion cerca de fus cuerpos: doce , ó quince dias les baftan , y defpues fu inclinacion natural las lleva á bufear otros cuerpos, que fcan mas de fu gufto que los primeros: y afsi varían hafta Cumplir muchos centenares de tranfmigraciones.

Sí fe pregunta á los Bramenes la caufa de tantos diferentes nacimientos nuevos , fe hallan muy embarazados.No obftante he averiguado fu verdadera opinion , yá en la lectura de fus Libros antiguos, ya en las converfaciones , que he tenido con fus Doctores. Convienen todos, que efcriveBrumma en la cabeza de los niños que nacen , la hiftoria de fu vida futura ., y que una vez eferita , ni él, ni todos los Diofes juntos pueden borrarla , ni impedir fu efedto. Pero dicen algunos , que eferive ^rjiirufla lo que le da gana, y por configuiente de

pen.a

« AnteriorContinuar »