Imágenes de página
PDF
ePub
[ocr errors]

fola gota hizo tanta impression en el Gigante, que comprehendió

, que en otra vida anterior havia sido uno de los mayores malvados del Universo , y que por esso havia sido condenado à nacer con tal espantosa figura. Al punto se echò à los pies de la Diosa , suplicandola con lagrimas, que le quitasse la vida , y le alcanzasse un nuevo nacimiento en un estado mas feliz. Commovida la Diosa de su llanto , le assegurò, que para que renaciesfe dichoso , y que fuesse colocado en el Palacio de los Dioses, le cedia todo el merito que havia adquirido en los treinta dias ; que se havia bañado en el Prayaga ; y al punto fuè mudado el Gigante en otra forma. Haviendo Kedinadi oido esta Historia , fuè sin dilacion al Rio Prayaga , donde se bañò treinta dias seguidos ; y hecho esto , alcanzò lo que deseaba , y su hijo se trocò en Bramen. Dù bastantemente à conocer esta Fabula , que uno de los puntos de la doctrina de los Indios es, que los Dioses pueden mudarse en hombres, y los hombres en Dioses; y que los hombres , y los Dioses pueden llegar a ser Demonios , y estos hacerse hombres, y Dioses.

Hasta aqui , Ilustrissimo Señor , no concuerda mal el systema Indio , con el de Pythagoras , y Platon. Siendo assi , que no hemos hecho mas que tocar la materia : quanto mas se examina la una, y la otra opinion, mas se reconoce la conformidad casi totàl de ambas. Doy principio à declarar esto por la idèa', que se forman los unos , y, los otros de la naturaleza del alma.

En los Libros antiguos de los Indios se halla, que las almas son una particula de la Substancia

de

[ocr errors]

dar nue

de Dios mismo : que este Soberano Sèr se derri. ma en todas las partes del Universo para animarlas ; y es preciso que ello sea assi , dicen los Indios

, porque Dios solo puede vivificar , y vo sèr à las criaturas. Tiempo hace , que tuve una larga conversacion con un Bramen , que sc valia de esta comparacion. Imaginate muchos mi. llones de vasijas grandes , pequeñas , y medianas, todas llenas de agua: imaginate que cae à plomo el Sol sobre ellas : no es cierto, que en cada una imprime su Imagen ? que en ellas se vè un pequeno ño Sol , ò por mejor decir , un conjunto de rayos, que salen del mismo cuerpo brillante del Altro? Es, me decia, lo que passa en el mundo. Los vasos son los diferentes cuerpos , cuya alma emana de Dios, como los rayos del Sol. Le preguntè fi creia , que en la diffolucion de los cuerpos , las al . mas eran destruidas, de la misma minera que no existe mas la Imagen del Sol, quebrado el vaso? Me respondió, que como los mismos rayos , que havian formado las Imagenes en los vasos quebrados , servian para formar otras Imagenes en otros vasos llenos de agua : assi las almas , obligadas à dexar los cuerpos que perecen , vàn à ser la forma de otros cuerpos frescos , y vigorosos. Pero, proseguì yo , por què una porcion de la Divinidad, que anima à los hombres, comete tan enormes dclitos ? No es ridiculo atribuir à una parte de Dios mismo los pecados tan vergonzosos, que cada dia vemos cometer à los hombres ? Confessò, que tenia dificultad en comprehender , còmo una parte de Dios, que por la primera vez animaba el cuerpo del hombre , podia hacerse rea de tan

grana

grandes excessos ; pero que suponiendo , que huviesse cometido algun delito , cra neccilario , que se purificanie con diferentes transmigraciones, antes de bolverse à unir con la Divi. nidad.

Otros creen , que Dios es un ayre en extremo sutil, y delicado , y que nuestras alınas son una parte de este soplo celestial : que quando morimos, el ayre sutil, que nos servia de alma , và à reunirse con Dios , li no tiene que purificarse con algunas transformaciones : que estando bien purificadas las almas , alcanzan la Bienaventuranza , la qual tiene cinco grados diferentes, y su ultimo, coinplemento es la identidad con Dios.

Los Discipulos de Pythagoras , y Platon enseñaron la misma doctrina; y segun San Geronymo, tambien los Origenistas , que la havian toinado de los dos mencionados Philosophos. No es meneftce mas prueba , que lo que pone Ciceron en boca de Caton : que los Philofophos de la Se&ta Italica no ponian en duda, que las almas fuessen de la milina substancia de Dios. Audiebam Pythagoram, Pytha. goreofque incolas penè noftros , qui effent Italici Pbilosopbi nominati , numquam dubitaffe quin ex universa mente Divina delibatos animos baberemus, V.Illma. cs del mismo sentir que San Geronymo , porque inc acuerdo haver leido en lus Notas sobre Origenes, que los Platonicos , y los Stoicos siguieron la misina opinion : que los Marcionistas, y Mania cheos la abrazaron despues ; y que' hablando Virgilio de Dios, dice en el sentido de los Pythagoa ricos.

Ee

Deum

Tom VIII.

Deum
namque ire

per omnes
Terrasque, tractusque maris, Cælumque profundum,
Hinc pecudes , armenta, viros , genus omne ferarum,
Quemque fibi tenues nafcentem arceffere vitas.

(Georg. lib. 4. verf. 22 1.)

Es cierto , no obstante esto, que muchos Textos de Platon prueban , con bastante claridad

, que Dios criò las almas , y que lucgo las uniò à los Astros , para que alli contemplassen las ideas de todas las cosas criadas. No es mi animo concordar à Platon consigo mismo, ni seguirle en sus incertidumbres, y continuas contradiciones. Pretendo solamente mostrar la semejanza entre la tranímigracion de los Indios , y la de los Platonicos , que tomaron casi toda su doctrina de Pythagoras ; porque, como nota San Augustin , facò Platón de este toda su Physica , y añadiendo el Moral de Socrates, compuso una Philosophìa completa.

Pero sean las almas una emanacion de la substancia Divina , ò sean facadas de la nada se dirà siempre con verdad , que Platon, fiel Discipulo de Pythagoras , pensò, como èl, que Dios havia unido las almas à los Astros , y les havia de xado el uso entero de su libertad. San Agustin en muchos lugares , Vives ( a ) en sus comentarios sobre el Libro de la Ciudad de Dios, y el Padre Thomassino (b) en su Theologia, afirman,que es la verdadera opinion de la Philosophia Platonica. Este ultimo , despues de citar muchos textos de Pias son , que lo prueban , lo explica casi de esta manea

ra. } (a) Commenc. in c.p.s.de Cıv.Dci, b

pag

por Dios,

rá. Las almas unidas à los Altros , eran tan telices, que parecian estir en el cumulo de sus deseos. Les havia Dios manifestasto en parte las hermosuras Celestes : estaban tan alumbradas, que descubrian la soberana verdad en sì misma , y su felicidad coulistia en esta vista ; pero usando mal de su libertad, y dexandose enganar de las hermofuras criadas , se descuidaron de aquello , en que consistia su perfecta bienaventuranza. Para castigar Dios à estas almas temerarias , è infieles , las defprendiò de los Astros , y las uniò à unos cuerpos groTeros. Sin embargo, haciendo buen uso de la libertad , que no les havia quitado, y purificandose con el exercicio de la virtud , podian despues de algunas transınigraciones bolver al primer el. tado de donde havian caido. Si al contrario , llcgaban à mancharse , entregandose al vicio , baxaban por grados à unos cuerpos mas, y nas grosseros, para ser en ellos castigadas severamente. Segun los Platonicos , le ha de observar,

que haviendo algunas alınas contemplado con mas atencion la hermosura Celcste, y las verdades eter: nas , han conservado, a pesar de su alianza con los cuerpos materiales , algunas ideas de aquellas hermosuras , y verdades : de la manera que vemos algunos Rios

, cuyas aguas cristalinas , haviendo corrido

por minas de oro , y prados esmaltados de flores,entran en el Mar, y conservan por algun tiempo las buenas calidades de los

parages por donde havian pallado, sin mezclarse desde luego con las

aguas saladas.

En fin, por no omitir cosa alguna de lo que dicen los Platonicos en este assumpto, en consequen

cia

Ee 2

« AnteriorContinuar »