Imágenes de página
PDF
ePub

converfaciones inutiles, y para mantenerfe unida con Dios , comenzaba fiempre alguna platica piadofa, 6 las combidaba á cantar Hymnos , y Can-, ticos en alabanza del Señor. Sus comidas eran muy parcas , y muchas veces no comía hafta la noche, mezclando entonces, en fecreto , ceniza con lo que la daban , para quitar á fu paladar todo el gufto que podian dar las viandas: ufaba efta mortificacion todas las veces que podia, fin fer viífcu

No era del gufto de Cathalina la morada en los bofqucs , aunque tan defeada de las mugeres de los Salvages; porque defembarazas de los afanes domefticos, palTan el tiempo en diverfiones, y banquetes. Ella al contrario: fufpiraba por la buelta al Lugar, porque la Iglefia , la prefericia de Jefu-Chrifto en el Augufto Sacramento del Altar , el Santo Sacrificio de la Mina, los frequentes Sermones , y demás excrcicios de devocion, que no fe pueden lograr en los bofques , eran los unicos objetos que la agradaban i todo lo demás la daba en cara. Por lo qual, luego que bolvió á la Mifsion , fe impufo una obligacion de no bolver á falir de ella. Llegó al Lugar ázia la Se. mana Santa, y por la primera vez afsiftió á las ceremonias de eftos fantos dias.

No me detendré en referir á V. R. fu ternura, a la vifta de una confideracion tan piadofa, como la de los dolores, y muerte de un Dios para falvar á los hombres. Sus lagrimas apenas fe interrumpían , y tomo la refolucion de llevar en fu cuerpo, los dias que la quedaban de vida, la mortificacion de Jcfu-Chrifto. Defde efte tiempo bufeo,

te*

todas las ocafiones de mortificarle , ó para fatisfacer por las faltas ligeras, que en fu concepto eran otros tantos atentados contra la Mageftad Divina, ó para retratar en si la Imagen de un Dios crucificado por nueftro amor. Las converfaciones con Anaftafia , quien con frequencia la hablaba de las penas del Infierno, y de los rigores que exercian los Santos contra si mifmos , fortificaron fu inclinacion por las auftevidades , y penitencia. Un acafo , que la pufo en gran peligro de perder la vida, animó aun mas fu determinacion. Cortaba en el bofque un arbol , que cayó mas prefto de lo que penfaba : tuvo lugar para evitar fu pefo , retirandofe del tronco, que fin duda la huviera quitado la vida ; pero una de las ramas la hirió tan gravemente en la cabeza, que cayó en tierra fuera de si, y defvanecida. Bolvio en si defpues de un corto rato , y vieron . que con ternura pronuncia^ ba eftas palabras : Gracias os doy , ó buen je fus , de bavertne focorrido en efte peligro. Se perfuadió ,que Dios la confervaba para fatisfacer con la penitencia por fus pecados. Afsi lo declaró á una compañera, llamada, como ella, á una vida auftera , con quien tenia tan eftrecha union, que fe comunicabas la una á la otra lo que havia de mas fecreta en fu interior. Tuvo tanta parte cfta nueva compañera en la vida de Cathalina , que no puedo menos de dar á V. R. alguna noticia de ella.

Therefa , afsi fe llamaba , havia fido bautizada por el Tadre Bruyas en el País de los Yroquvs; pero la corrupcion de coftumbres, que rcynaba en fu País, y los malos exemplos , que tenia continuamente a la vifta , la hicieron prefto olvidar las; obligaciones de fu Bautifmo. La morada, que al* gun tiempo havia hacia en la Mifsion del Salto con toda fu familia, havia producido en fus coftumbres una mudanza no menos que mediana: un acafo bien eftraño causó en fin fu converfion.

Havia ido á caza con fu marido , y un fobrino fuyo mozo, ázia el Rio de los Outaouacs. En el camino fe les juntaron algunos Yroques , y eran once perfonas: quatro hombres, quatro mugeres , y tres mozos: Therefa fola era Chriftiana. Cayó aquel año la nieve muy tarde , y les faltó caza: confnmieron prefto fus proviíiones, y fe vieron reducidos á comer algunas pieles, que haviaa llevado para hacerfe zapatos. Luego comieron tambien fus zapatos; y en fin, apretados de la hambre, vivieron folamente de yervas, y cortezas de arboles. Entretanto cayó malo de peligro el marido) de Therefa, y obligó á los cazadores ¿i que fe ídetuvieflen. Dos de ellos , un Agnle, y un Tfonnontuan, tomaron el partido de alexarfe en bufea de alguna res, con palabra de bolver dentro de diez dias á mas .tardar. En efeóto bolvió al tiempo feñalado el Agnle , pero iblo , y diciendo , que fu compañero havia muerto de hambre, y miferia. Sofpecharon, que le huvleífe muerto , y comido fus carnes; porque confeífaba, que no havia hallado caza, y no obftant'e eftaba fuerte , y robufto. Pocos dias defpues murió el marido de Therefa, con gran fentimlento de no haver recibido el Bautifmo : y los que quedaban de la tropa, fe encaminaron Rio abaxo, para llegar á las Colonias Francefas. Defpues de dos, ó tres dias de marcha , quedaron tan fin fuerzas, por falta de ali

men

mento, que no pudieron dar un paflb adelante. Lesinfpiró la defefpei'acion la refolucion horrible de matar á algunos de la Compañía, para que vivicífen los demás- Echaron mano de la muger del Tfonnontuan , y de fus dos hijos , á quienes degollaron uno delpues de otro. Efte cfpeétaculo efpantó a. Therefa: debía temer la mifma fuerte, y en tal lance, reflexionando fobre el laftimofo eftado de fu conciencia, fe arrepintió de haverfe entrado por las felvas , ím haverfe ante?. purificado con una buena confefsion• Pidio á Dios perdon de fus pecados: hizo propofito de confeífarfe, lo mas prefto que pudiefle,y de hacer penitencia. Oyó Dios fu oracion , y con fatigas increíbles, llegó en fin al Lugar, con otros quatro que havian quedado de la Tropa. Guardó. una parte de fu propofito 3confelfandofc luego que bolvió al Lugar ; pero la reforma de fus coftumbres, y los rigores d<3 lupenitencia fueron mas tardios.

Undia, que miraba. la nueva Igleí7a,que fe edificaba en el Salto, quando fe tranfplantó á él laMifsiondel Prado de la Magdalena , encontró alli á Cathalina', que tambien. eftaba mirando la fabrica» Se faludaron por la; primera vez, y par» tentrar en converfacion , la preguntó Cathalina, qué parte de la Iglefia eftaba defíinada para la» mugeres ? La refpondió Therefa , moftrandola el parage donde , á fu juicio, fe pondrían las de fu fexo. „ Ay f replicó Cathalina con un fufpiro , no 33 es en eírei Templo material donde gufta Dios mas 3, de habitar : dentro de nofotras mifmas quiere' 3S. tener fu morada. Nueftro corazon es el Tcm«plo , que mas le agrada. Pero ay de mi! Quan—

«tas.

9i tas veces le he obligado á falirfe de efte corazon, ,, donde quería rcynar folo , y no mereciera, que 5, para caftigar mi ingratitud , me ccrraífen para „ fiempre la puerta de efte Templo , que fe levan-i 3t ta a fu mayor gloria?

Sentimiento tan humilde, toco en lo vivo del corazon de Therefa , y en el mifmo tiempo fe avivaron los remordimientos de fu conciencia,fólicitando la execucion de fuspromeflas , yperfuadiendola , que Dios la embiaba á efta fanta doncella , para ayudarla con fus confejos , y exemplos en la nueva vida, que queria abrazar. Defcubrió, pues , áCathalina los fantos defeos , que Dios la infpiraba: infenfiblemente en la converfacion fe comunicaron la una á la otra fus mas fecretos penfamientos. Para tratarfe con mas feguridad , fe fueron á fentar al pie de una Cruz , erigida en la ribera del Rio de San Lorenzo. Efte primer encuentro , en que fe comunicaron la conformidad de fus afeclos , é inclinaciones , fué el nudo , y cimiento de la amiftad fanta , que duro entre ellas hafta la muerte de Cathalina. Defde aquel punto no fabian apartarfe la una de la otra : iban juntas á la Iglelia,á los bofques,yá fu trabajo. Se animaban mutuamente en el camino de Dios con piadofas converfaciones: fe daban parte de fus penas, y repugnancias : fe avifaban de fus faltas : fe alentaban á practicar la mortificacion , y penitencia; y fe aprovechaban grandemente la una á la. otra, para adelantarfe mas ,y mas en el camino de la perfeccion.

Afsi difponia Dios á Cathalina para el nuevo combate , que fe kvantó contra fu amor á la

« AnteriorContinuar »