Imágenes de página
PDF
ePub

cibió Cathalina el Bautimo, el mas principal de los Agniez, depues de femejante excurion, vino de buelta al Lugar del Salto con treinta Yroquefes, que havia ganado a Jefu-Chrifto. Buena gana tenia la Neophyta de feguirle 3 pero no etaba en fu mano, por etär, como ya tengo dicho, en der de un tio, que con gran fentimiento veia depoblarfe fu Lugar,y fe declaraba abiertamente enemigo de los que querianir à vivir con los Francefes. El año figuiente halló Cathalina la ocaion que defeaba, para poner en execucion fu deignio. Una hermana fuya adoptiva fe havia retirado con fumarido à la Mision del Salto. El zelo que tenian los nuevos Fieles, para atraer à eta Colonia à fus parientes, y amigos, la inpirò el penfamiento de llamar a Cathalina. Comunicò fu intento à fu marido, quien prometio cooperar à ello. Juntòfe, pues, lo mas preto que pudo, con un Salvage del Lugar de Loreto, y con otros muchos Neophytos, que con pretexto de hacer comercio de Catores con los Inglefes, recorrian los Lugares de los Yroquefes, con animo de empeñar fus conocidos à feguirlos, y a fer participes de la

dicha que gozabalI. Apenas llegó al Lugar de Cathalina, quando la hizo aviar en fecreto del motivo de fu viage, y del defeo que tenia fu muger de tenerla configo, en la Mision del Salto, haciendo en pocas palabras el elogio de ete lugar. Dando oidos la Neophyta al avio, con el mayor guto posible, la hizo decir, que etuviefe dipueta à partir, para quando efluvis fe de buelta del viage, que havia en prendido à la Colonia de los Inglefes precifa

Il. -

mente para no dar fopecha à fu tío. Etaba ete aufente, y no havia imaginado cofa alguna del animo de fu fobrina, quien fin perder tiempo , fuè a depedirfe del Misionero, y à pedirle una recomendacion para los Padres Misioneros del Salto. El Padre de fu parte no podia menos de aprobar la refolucion de la Neophyta : la exortó à poner en Dios fu confianza, y la diò los confejos mas proporcionados à las circuntancias.

Como el viage de fu cuñado era folamente un pretexto para ocultar fu proyecto, fu buelta fue muy prompta, y el dia depues de fu arribo,

partió con Cathalina, y con fu compañero el Sal

vage de Loreto. Muy preto la echaron menos en el Lugar, y no dudaron, que fe havia ido con los dos Salvages. Al punto depacharon un expreo à fu tio con el avio. Ete antiguo Capitan, zelofo del aumento de fu Nacion , fe etremeció de colera à eta noticia: cargó fu ecopeta con tres balas, y corrió tras de los que fe llevaban à fu fobrina. Fuè tanta fu diligencia, que los alcanzò à poco trecho. Los dos Salvages, que havian previto que no dexaria de feguirlos, havian econdido à Cathalina en un boque epes , y fe pararon, como para tomar algun decano. El viejo, zdmirado de no vèr à fu fobrina con ellos, defpues de haverles hablado algun rato, creyó que havia dado credito con ligereza al primer rumor, que fe havia etendido, y fe bolvió à fu Lugar. Ella miró la buelta repentina de fu tio como efecto de la proteccion de Dios, y continuando fu camino, llegó à la Mision del Salto , āzia el fin de Otoño del año de 1677.

[ocr errors]
[ocr errors]

Fue à hopedare en cafa de fu cuñado: pertenecia la Cabaña a una de las mas fervorofas Chritianas del Lugar, por nombre Anatafia, que tenia à fu cuidado el catequizar à las peronas de fu exo, que apiraban a la gracia del Bautimo. El zelo con que cumplia fu encargo, fus converfaciones, y exemplos, embeleaban a Cathalina; pero lo que mas la edifico fuè la piedad de todos los Fieles, que componian eta numerofa Mision. No acababa de admirar còmo los hombres eran tan otros de lo que avian fido en fu Pais. cotejaba fu vida exemplar con la vida licencioa, que avian tenido; y reconociendo el dedo de Dios en tan extraordinaria mudanza, le bendecia fin cear, por haverla traido a eta tierra de bendicion.

Para correponder à los favores del Cielo, creyó que fe debia dar enteramente à Dios, fin referva alguna , deterrando todo amor proprio. Todas fus delicias defde entonces, hallaba en la Iglefia: alli etaba de de las quatro de la mañana, oia la Mila, que fe dice al amanccer; y depues la que fe celebra para los Salvages al falir el Sol. Entre dia interrumpia fu trabajo de quando en quando, para converfar con Jefu-Chrifto al pie de fu Altar: bolvia otra vez al anochecer, y no falia de la Iglefia hafta bien entrada la noche. Etando en oracion, parecia toda recogida dentro de si mima. En poco tiempo la levantó el Epiritu Santo à un Dòn tan fublime de oracion, que palaba muchas horas feguidas en las mas intimas comunicaciones con fu Dios, y Señor.

A ete fervor juntaba una aplicacion cai continua al trabajo, y lo fantificaba con las piadofas

Tom.VIII. C COA

converaciones, que tenia con Anatafia, aquella fervorofa Chritiana, de quien he hablado, y con quien vivia en etrecha amitad. Sus difcurfos, y platicas eran por lo comun fobre la fuavidad, que fe experimenta en el fervicio de Dios, fobre los

medios de agradarle mas,y adelantarfe en la virtud, fobre algun cafo de la Vida de los Santos, el hor

ror que fe debe tener al pecado, y fobre el cui

dado de fatisfacer con la penitencia por los peca

dos, que por degracia fe huvieffen cometido. Acababa la femana con un examen rigurofo de fus faltas, è imperfecciones, para borrarlas en el Sa

cramento de la Penitencia, confelandolas todos los

Sabados por la noche. Se diponia à la confesion con varias mortificaciones corporales; y quando fe acuaba de fus faltas, aun las mas ligeras, lo hacia con tan vivos afectos de dolor, que fe deshacia en lagrimas, interrumpiendo las palabras fus fupiros, y follozos. El alto concepto que tenia de la Magetad Divina, hacia que mirafle con horror la culpa mas ligera; y quando fe le efcapaba alguna im

perfeccion , no fabia cómo perdonarela a si

mima.

Virtudes tan feñaladas, no me permitieron ne

garla por mas tiempo la licencia, que con intancias me pedia,de hacer fu primera comunion por la

Pafqua cercana de la Natividad de Jeu-Chrifto.

No fe concede eta gracia a los que vienen del Pais de los Yroques, fino depues de muchos años, y repetidas pruebas de fu virtud; pero la piedad de Cathalina la eximia de la practica ordinaria. Comulgó por la primera vez con un fervor, que

igualaba el aprecio grande, que hacia de eta gra

cia, y las piadofas anias, con que defeaba alcanzarla. Todas las demas veces, que fe acercò à la fagrada Mea, fuè fiempre con las mimas dipoiciones. Su exterior folamente,inpiraba devocion à los mas tibios; y en los dias de Comunion general, las mas virtuofas procuraban à porfia ponerfe juntas à ella: decian, que la vita fola de Cathalina les fervia de una excelente preparacion ara comulgar dignamente.

Pafadas las Pafquas de Natividad, etando el tiempo a propofito para la caza, no pudo dipenfare de feguir a fu hermana, y cuñado à los boques. Manifetò entonces, que en todo lugar, donde nos conduce la Providencia, podemos fervir al Señor. Nada omitia de fus exercicios ordinarios, y fu devocion la inpiró algunas obras piadofas en lugar de aquellas, que eran incompatibles con fu manion en los bofques. Todas fus acciones tenian fu tiempo fixo, y muy de mañana fe ponia en oracion, la qual duraba hata acabar la que tienen cotumbre los Salvages de hacer en comun. La continuaba por la noche hata muy tarde. Quando los Salvages tomaban fu comida para ir à cazar lo demàs del dia, ella fe retiraba à hacer oracion, y folia fer en la hora en que fe oia Mia en la Mifion. Havia colocado una Cruz en el tronco de un arbol, que etaba à la orilla de un arroyo, firviendola de Oratorio eta foledad. Alli con el epiritu fe ponia al pie del Altar: unia fu intencion con la del Sacerdote, rogaba à fu Angel de Guarda, que asitiefe en fu lugar al Santo Sacrificio, y la aplicaffe el fruto: lo demàs del dia gataba trabajando

con las peronas de fu fexo; pero para deterrar - C2. COIl

« AnteriorContinuar »