Imágenes de página
PDF
ePub
[ocr errors][merged small][merged small][merged small][merged small][merged small][merged small][merged small]

N la ultima Carta, que tuve la honra de efcrivir à V. R. defde la Mision de R%ó Maraba, le di cuenta muy por menor =o del etado de la Religion en ete Reyno , donde tenia à mi cargo la direccion de mas de veinte mil Chritianos , y la converion de mas de un millon de Infieles; y haviendole fido agradable mi Relacion , ahora informarè à V. R. de lo que ha palado de de entonces, hata la mitad del año de 17 12. Haviendo la fequedad, y los excesivos calores , caufado en 17o9. una cal etia general, fe comenzaba à eperar, que las abundantes lluvias, que cayeron en los mefes de Octubre, y Noviembre, repararian el daño padecido. Los grandes etanques, que en las Indias fe hacen à fuer- - Z3.

[graphic]
[graphic]
[graphic]

za de brazos, y con mucha penalidad, cltaban yà todos llenos. Con etas aguas, que dirigen los Labradores por las Campiñas, hacen una coecha prodigioa de arroz. Siendo abundantes las lluvias, ete genero, y los demás, fe venden à muy baxo precio. Por un Fanon, que vale un real de vellon, fe compraran ocho Markals, ó medidas grandes de muy buen arróz machacado, que batarà para alimentar à uno por mas de quince dias; pero faltando las lluvias , llega la caretia a fer tan grande, que he vito fubir el precio de una de las mencionadas medidas de arròz, hata cai quatro reales de vellon.

En ninguna parte fe tiene tanto cuidado como en Maraba, de no perder gota de agua, y de juntar toda la que pueden dar de si los arroyos, y torrentes formados por las lluvias. Hay alli un Rio

batante grande, llamado Vaiarou, que depues de

haver atravelado una parte del Reyno de Madure, entra en el de Maraba; y quando eta lleno fu

canal (lo qual fucede comunmente un mes entero

en cada año) es tan grande como el Rio Sena. Sin embargo, por medio de los conductos, que abren nuetros Indios,los quales van a parar defde muy lexos a fus Etanques, fangran de tal modo el Rio en todas partes, que en poco tiempo queda enteramente feco. L-os Etanques mas ordinarios tíenen un quarto de legua, ó media de extenion: algunos hay, que tienen mas de una legua ; y he vito tres, que tienen mas de tres leguas. Un Etanque folo coge baftante agua , para el riego de los campos de mas de feenta Poblaciones. Como el arroz ha

de

(artas de las Misiones de cltar fiempre nadando en agua, hata que madure, enteramente, quando depues de la prime: ra cofecha, quedan todavia los Etanques con agua, fe etercolan las tierras, y fe buelven à fembrar. No faltando el agua, todas las Etaciones del año fon buenas para el arroz. Aquí fe cogen diferentes epecies; pero el mejor es el que llaman Cbamba, y Pijanam. El primero nace, y fe madura en fiete mefes, y el fegundo necesita de nueve. Algunas epecies hay de arroz, que fe contentan con cinco mefes, y a otras batan tres; pero no tienen el fabor , ni la fuerza de los dos nombrados. Finalmente, es cofa. que pafma vèr la abundancia grande de pezes, que fe hallan cada año en los Etanques, quando etàn fecos. Hay Etanque, cuya peca fe arrienda en dos mil peos. Se emplea fiempre el dinero en reparar los ribazos, à los quales hacen mas fuertes con el cieno, que facan del Etanque. Las primeras aguas, que cayeron en el mes

de Agoto, proporcionaron a los labradores para

fembrar fus tierras de aquel arroz, que crece en l

tres mefes de tiempo; pero viniendo las lluvias

abundantes de Octubre,y Noviembre, fe fembraron

todos los campos, y prometian una grande cofe

cha. Me latimaba la pobre gente, que cada dia

iba a coger algunos granos de arroz fin madurar, los quales deshacian con las manos , y los comian crudos, no dandoles cl hambre treguas para cocerlos. Los que havian fido mas diligentes en fembrar fus tierras, prctaban arroz a los que havian ido mas tardios en fembrar 3 pero con - 1

[ocr errors]

diciones muy duras: por una medida de arroz comun, fe obligaban à bolver, en tiempo de la cofecha general, ocho, diez, y aun quince medidas de arroz Chamba. Tal es la ufura, que practican los habitantes de Maraba. Bien conoce V. R. que los que fe convierten, deben abolutamiente renunciar una ganancia tan iniqua: Los mimos Infieles lo faben, y admiran los limites, que precribe la Ley Chritiana fobre ete Articulo. Por poco que contravenga à ello algun Neophyto, felo echan en cara, y vienen à darme fus quexas, imaginandofe, que un excelo tan inhumano, es permitido folamente à los que no fon Chritianos. , Teneis razon, les digo en tales lances, de condenar , en mis Dicipulos efe deforden, aun no fiendo , tan culpados, pueto que no exceden en la ufura , tanto como vofotros; pero ferèis menos dedi, chados en los Infiernos, porque os tencis por , authorizados con la educacion, y cotumbre de , vueltro Pais ? Vofotros os condenaís por vuef, tro proprio tetimonio: porque, fi, los que ha, cen profesion de la Ley, que yo predico, feràn , catigados eternamente, por haverla, quebranta, do; vofotros, que la conoecis, que la aprobais, , y no quereis abrazarla, no debeis eperar el mi, mo catigo ? No fois dos veces Idolatras de los , falfos Diofes, que fon obra de vuetras manos, y , del dinero, que es el fruto del vergonzofo co, mercio que haceis ? Jutifica vuetra avaricia la , profesion que haceis de adorar à los ldolos ? Y , fila jutifica, no es una prueba evidente de la fal, fedad de vuetra Religion? Quando les hablo de eta manera, fe retiran por lo comun confufos ; y Tom.VIII. V 11

[ocr errors]

fin decir palabra; pero no por eo pienfan en
convertire. -
Como nada dexo de hacer para arrancar ef.
ta codicia del corazon de mis Neophytos, y como
niego la participacion de los Sacramentos à los
que fe dexan vencer de la pasion del dinero, he
tenido el fentimiento de perder uno de los Chrif-
tianos, que ha apotatado de la Fè, no para ado-
rar los Idolos, fino para hacer con mas libertad
ete vil comercio, verificando à la letra las pala-
bras de San Pablo à Timotheo: La codicia es la raiz
de todos los males, y algunos, dexandofe vencer de ella,
fe han apartado de la Fe. Por otro lado me confolè,
con ver que un Chritiano, que havia incurrido en
el mimo delito, me fuè traido a la Iglefia por fu
madre, quien haviendole acufado en mi prefencia
de fu pecado, hizo que diele palabra , que en
adelante no tomaria interés por lo que pretafe.
Eta pobre gente, a la qual obliga fu mieria à
tomar pretado de los Gentiles, aun con tan gran-
de interès, fe confolaba con la eperanza de una
mies abundante , quando quifo Dios fumergir ef-
te Reyno en nuevas dedichas. A 18. de Diciem-
bre de 17o9. etando todos los Etanques llenos de
agua, fobrevino un uracan, que en u lengua lla-
man Perumcatou, ò Perumpugel, el mas furiofo, que
hafta entonces fe havia vito. Comenzó à las fie-
te de la mañana, con un viento terrible de Nord-
Ete, y una lluvia muy violenta. Duró el uracán
hata las quatro , y calmò enteramcnte el viento;
ero media hora antes de ponere el Sol, bolviò
à foplar del Sud-Uete, con mas furia que antes:
y como los ribazos, o diques de los Llanques e-
- • a o tall

« AnteriorContinuar »