Imágenes de página
PDF
ePub

CARTA DEL PADRE MARTIN, Missionero de la Compañia de

Jesus.
AL PADRE VILLETE , DE LA MISMA

Compañia.
PAX CHRIST I.

Reverendo Padre mio.

N la ultima Carta, que tuve la honra de escrivir à V. R. desde la Mission de Maraba , le di cuenta muy por menor

del estado de la Religion en este Reyno, donde tenia à mi cargo la direccion de mas de veinte mil Christianos , y la conversion de mas de un millon de Infieles ; y haviendole sido agradable mi Relacion , ahora informarè à V. R. de lo quc ha passado desde entonces, hasta la mitad del año de 1712.

Haviendo la sequedad , y los excessivos calores, causado en 1709. una carestia general, se comenzaba à esperar, que las abundantes lluvias, que cayeron en los meses de Octubre, y Noviembre , repararian el daño padecido. Los grandes estanques, que en las Indias se hacen à fuer

za

za de brazos, y con mucha penalidad , cítaban yà todos llenos. Con estas aguas, que dirigen los Labradores por las Campiñas , hacen una cosecha prodigiosa de arroz. Siendo abundantes las lluvias, crte genero, y los demás, se venden à muy baxo precio. Por un Fanon , que vale un real de vellon, se compraràn ocho Markals, ò medidas grandes de muy buen arròz machacado , que basta- . rà para alimentar à uno por mas de quince dias; pero faltando las lluvias , llega la carestia à ser tan grande , que he visto subir el precio de una de las mencionadas medidas de arróz, hasta casi quatro reales de vellon.

En ninguna parte se tiene tanto cuidado como en Maraba , de no perder gota de agua , y de juntar toda la que pueden dar de sì los arroyos, y torrentes formados por las lluvias. Hay alli un Rio bastante grande , llamado Vaiarou , que despues de haver atravessado una parte del Reyno de Madu- ; rè , entra en el de Maraba ; y quando està lleno fu canal ( lo qual sucede comunmente un mes entero en cada año ) es tan grande como el Rio Sena. Sin embargo , por

, por medio de los conductos , que abren nuestros Indios,los quales vàn à parar desde muy

lexos à sus Estanques , sangran de tal modo el Rio en todas partes , que en poco tiempo queda enteramente seco,

Los Estanques mas ordinarios tienen un quarto de legua , ò media de extension : algunos hay, que tienen mas de una legua ; y he visto tres, que tienen mas de tres leguas. Un Estanque solo coge bastante agua , para el riego de los campos de mas de sesenta Poblaciones. Como el arroz ha

de

de càr siempre nadando en agua, hasta què mådure enteramente, quando despues de la prime ra cosecha, quedan todavia los Estanques con agur, se estercolan las tierras , y se buelven à sembrar. No faltando el agua , todas las Estaciones del año son buenas para el arroz.

Aqui se cogen diferentes especies ; pero el mejor es el

que

llaman Chamba , y Pijanam. El pria mero nace , y se madura en fiete meses, y el segundo necessita de nueve. Algunas especies hay de arroz , que se contentan con cinco meses, y

у. à otras bastan tres ; pero no tienen el sabor , ni la fuerza de los dos nombrados. Finalmente , es cosaque pasına ver la abundancia grande de pezes , que se hallan cada año en los Estanques, quando estàn secos. Hay Estanque , cuya pesca se arrienda en dos mil pesos. Se emplea fiempre el dinero en reparar los ribazos , à los quales hacen mas fuertes con el cieno , que sacan del Estanque.

. Las primeras aguas , que cayeron en el mes de Agosto , proporcionaron à los labradores para sembrar sus tierras de aquel arroz, que crece en tres meses de tiempo ; pero viniendo las lluvias' abundantes de Oétubre, y Noviembre, se sembraron todos los campos , y prometian una grande cosecha. Me lastimaba la pobre gente, que cada dia iba à coger algunos granos de arroz sin madurar, los quales deshacian con las manos , y los comian crudos , no dandoles el hambre treguas para cocerlos,

Los que havian fido mas diligentes en fembrar sus tierras , prcftaban 'arroz à los que havian ido mas tardios en sembrar ; pero con con

di

[ocr errors]

!

aiciones muy duras: por una medida de arroz comun,

se obligaban à bolver , en tiempo de la cosecha general, ocho, diez , y aun quince medidas de arroz Chamba. Tal es la usura, que practican los habitantes de Maraba. Bien conoce V. R. que los que

se convierten , deben absolutaniente renunciar una ganancia tan iniqua : Los misinos Infieles lo saben ,y admiran los limites , que prescribe la Ley Christiana sobre este Articulo. Por poco que contravenga à ello algun Neophyto, se lo echan en cara , y vienen à darme sus quexás, imaginandose,que un excesso tan inhumano, es permitido solamente a los que no son Christianos, , Teneis razon, les digo en tales lances, de condenar o en mis Discipulos esse desorden , aun no siendo s tan culpados, puesto que no exceden en la usura , tanto como vosotros ; pero serèiş menos desdi

chados en los Infiernos, porque os teneis por authorizados con la educacion , y costumbre de vuestro Paìs ? Vosotros os condenais por vues, cro proprio testimonio : porque, si los cen profession de la Ley, que yo predico', seràn castigados eternamente , por, haverla, quebranta, do ; vosotros, que la conoceis , que la aprobais, , y no quereis abrazarla , no debeis esperar el mil„mo castigo ? No sois dos veces Idolatras de los falsos Dioses , que son obra de vuestras manos , y, del dinero , que es el fruto del vergonzoso

, comercio

que

haceis ? Justifica vuestra avaricia la profession que haceis de adorar à los Idolos ? Y , si la justifica , no es una prueba evidente de la falsedad de vuestra Religion ? Quando les hablo de esta nianera., se retiran por lo comun confusos , y, Tom.VIII.

V

sin

و

que ha

و

[ocr errors]

fin decir palabra ; pero no por esso piensan en convertirse.

Como nada dexo.de hacer para arrancar esta codicia del corazon de mis Neophytos , y como niego la participacion de los Sacramentos à los que se dexan vencer de la passion del dinero, he tenido el sentimiento de perder uno de los Chrif. tianos, que ha apostatado de la Fè , no para adorar los Idolos , sino para hacer con mas libertad este vil comercio , verificando à la letra las palabras de San Pablo à Timotheo : La codicia es la raiz de todos los males, y algunos, dexandose vencer de ella, se ban apartado de la . Por otro lado me console; con ver que un Christiano , que havia incurrido en el mismo delito , me fuè traido à la Iglesia por su madre , quien haviendole acusado en mi presencia de su pecado, hizo que diesle palabra, que en adelante no tomaria interès por lo que prestasses:

Esta pobre gente , à la qual obliga su miseria à comar prestado de fos Gentiles, aun con tan grande interès , se consolaba con la esperanza de una mies abundance , quando quiso Dios sumergir efte Reyno en nuevas desdichas. A 18. de Dicieme brë de' 1709. estando todos los Estanques llenos de agua, sobrevino un urácàn ; que cn iu lengua lla

en man Perümcatou , ò Perumpugel, el mas furioio, que hasta entonces se 'havia visto. Comenzò à las te de la ináñana, con un viento terrible de NordEfte , y una lluvia muy violenta. Durò, el uracàn hasta las quatro ; ý calmò enteramente el viento; pero media hora antes de ponerse el Sol , bolviò å soplar del Sud-Veste, con mas furia que artes: y como los ribazos , ò diques de los Lítanques es

« AnteriorContinuar »