Imágenes de página
PDF
ePub

fiftia regularmente á las. inftrucciones publicas , y pidió otras privadas para fu govierno interior : arregló fus oraciones , exercicios , y penitencias ; y fué tan docil á feguir el plan de perfeccion , que fe le havia trazado , que en poco tiempo llegó á fer un modelo de virtud•.

Pafsó de efta manera algunos mefes con paz, y fofsiego : fus parientes no daban á entender, que defaprobaban fu nueva vida ; pero nos avifa el Efpiritu Santo por la boca del Sabio, que el alma riel, que comienza á unirfe con Dios , debe prevenirle contra la tentacion , y bien lo experimentó Cathalina. Aquellos mifmos que la. admiraban, fueron los primeros á pcrfeguirla, por fu extraordinaria. virtud: miraban una vida tan pura, como una tacita reprehenfion de fus defordenes ; y para desacreditarlacon varios artificios procuraron manchal fu pureza. La confianza que tenia en Dios la fanta doncella, la defeonfianza que tenia de sí oiifma, fu continua oracion , y fu delicadeza de conciencia , que la hacia temer nafta la fombra del pecado, la dieron una victoria completa contra los enemigos de fu honor..

La puntualidad con que fe hallaba los dias de Fiefta en la Capilla , fué la caufa inocente de otra tempeftad , que la vino. de la parte de fus parientes. El Rofario que fe. reza á dos coros, es uno de ios exercicios. de los.dias de Fiefta. Efta efpecie de Pfalmodia defpierta la atencion de los Neophytos, y anima fu.fervor.. Se entretexen Hymnos , y Canticos Efpirituales, y los cantan ios Salvajes con compás, y melodia , porque tienen buen oído, voz clara , y fingular gufto por la mtífica.

'..: Nuu

[ocr errors][ocr errors][merged small]

En tales exercicios de paciencia, y piedad pafsó Cathalina el Verano,y el Otoño,que fe figuieron á fu Bautifmo. El Invierno la procuró alguna. quietud, fin dexar con todo eflb de fufrir algunas. moleftias de parte de una de fus tias. Era cfta de un genio doble,y atraveifado,que no podia verla vida regular de fu fobrina, y que cenfuraba nafta fusacciones, y palabras mas indiferentes. Es coftumbre. entre los Salvages, que. los tios llamen con el nombre de hijas. á. fus. fobrinas , y que eftas en retorno los llamen padres. De aqui proviene, que los primos carnales fe tratan de hermanos. Efcapófe á Cathalina una , ó dos veces llamar al marido de fu tia con el nombre de tio, y no de padre: alo mas podia fer una equivocacion, ó una falta de adveitencia.. No fué menefter mas, para que eftamuger mal acondicionada levantarle contra ella una atroz calumnia : hizo juicio , que eífe modo de explicarfe , que le parecia muy familiar , era indicio de alguna amiííad crimi nal, y fin perder tiempo partió á bufear. al Mifsionero, para infamarla , y hacer que perdieífe el Padre la buena opinion, que tenia de fu Neophyta. Quando llegó cerca del Padre le dixo : „ Ea, „ aquella Cathalina,. cuya virtud eftimais tanto, es una hypocrita ,quc os engaña: ahora en mi prefencia acaba de folickar á mi marido , para que „ cometa con. ella el pecado. El Mifsionero , que conocia la malicia de. la muger, la preguntó en qué fundaba una acufacion tan grave ? y haviendofe informado de lo que havia dado ocafion á una fofpecha tan. odiofa, la dio una. fevera re

pre

preheníion , y la defpidió confuía. Pefpues , quan-• do habló de ello á la Neoph)ta ,efta le refpondió con un candor , y una leguridad , que no puede preftar la mentira. Con cfta ocafion ella le declaró lo que quizá, á no haver fucedido , fe hubiera ignorado, que, por la mifei icordia del Señor,; no fe acordaba de haver jamás manchado la pureza de fu cuerpo , y que no temía fobre eírc punto en el dia del juicio acufacion alguna.

Entrifteciafe Cathalina, viendofe tan combati* ¡da, y expueíra fu inocencia á las injurias , y chan-i zas de fus parientes, y vecinos: por otra parte tenia que temer toda en. un Pais , donde tan pocos guftaban todavia de las maximas del Evange* lio : defeaba con aníias paliar á otra Mifsion, en la qual pudielTe feivir á Dios con paz, y quietud. Era efta. la materia He fus mas fe rvorofas ora.» ciones. El Mifsionero era del mifmo di&amen ; pe-: ro no era facil fu execucion.tflaba ella en poder de un tio , que Yelaba fobre todos fus paífos, y era incapaz de aprobar fu refolucion , j'or el odio que tenia á los Chriftianos. Dios, que oye los mas fccretos defeos de los que ponen en él fu confian^za, ordenó las cofas para el alivio 3 y confuelo de la Neophyta. • _

Haviafc formado poco antes.entre los Francefes una nueva Colonia Yroquefa. La paz que reynaba entre las dos Naciones, daba á los Salvages la libertad de venir á cazar en nueftras ticeras. Muchos de ellos fe havian eftablecido ázia el prado de la Magdalena: los encontraron algunos Mifsioncros Jcfuitas , que vivian alli , y trabaron con ellos converfacion fobre la nccefsidad de

r t

falvarfe. Obró Dios al mifmo tiempo en fus corazones con la imprefsion de fu gracia : mudaronfe los Barbaros de repente en otros hombres; y fin dificultad , fegun fe lo proponíamos, renunciaron á fu patria , quedaron con nofotros , y defpues de las inftruciones , y pruebas acoftumbradas , recibieron el Bautifmo.

El exemplo, y piedad de eftos nuevos Fieles fué aliciente, para que acudieífen otros muchos payfanos fuyos , y en pocos años la Mifsion de San Francifco Xavier del Salte (afsi fe llama) fe hizo célebre , por él gran numero, y fervor Ungular de ios Neophytos. Por poco que quedaba alli un Yrotmes , aunque no penfaífe fino en vifitar á fus parientes , y amigos, perdia al punto la gana de bolver á fu Patria. Era tanta la caridad de los Neophytos , que repartían con los recittn llegados IOS campos , que con tanta fatiga havian barbechado ; pero donde mas resplandecía fu fervor, era en las fantas anfias, y príefa que fe daban, para inftruirlos en las verdades de la Fe. Gaftaban en efto los dias enteros , y con frequencia una .gran parte de la noche. Sus converfaciones, llenas de efpiritu , y piedad, hacían viva imprefsion en los corazones de fus Tiuefpedes , y los transformaban , por decirlo afsi, en otros hombres: tal, que poco antes no rcfpiraba íino fuego , y fangre , fe hacia manfo , humilde , docil, y capaz de las mas altas maximas de la Religion.

No fe ceñia fu zelo á los que venían á bufcarlos : iban ellos á los varios Pueblos de fu Nacion , y bolvian fiempre acompañados de un gran numero de fus payíanos. El dia mifmo, que re

« AnteriorContinuar »