Imágenes de página
PDF
ePub

se pocos

mero de sus habitantes. Entonces estaba mucho mas cerca del Mar ; pero un Este de los mas furiosos te levantò al anochecer , impeliò las aguas del Mar , que se tragaron la Ciudad , escapando

del naufragio. Siendo los Indios supersticiofos con excello , y teniendo gran numero de Templos en las demás Ciudades , hay uno en Ganjam , cuya fabrica se comenzò veinte años hà. No es otra cosa este Templo, sino una torre de piedra maciza , y de figura Polygona , alta como de ochenta pies, sobre treinta , ò quarenta de basa. Està contiguo à esta masa de piedra un salón, donde se ha de colocar el Idolo , en estando acabado el Edificio. Entretanto han puesto à Coppal, ( assi se llama el Idolo ) en una casa vecina, donde es servido de Sacrificadores , y Devadachi , esto es, por algunas Esclavas de los Dioses. Son estas unas mugeres prostitutas, cuyo oficio es danzar, y tocar en cadencia unas campanillas , cantar infa. mes canciones en el Templo, quando se ofrecen sacrificios, y en las calles , quando se lleva el Idolo por ellas en procession.

La Historia del Dios Coppal es tan extravagante , como confusa , y emb:ollada. Lo que algunos Bramenes me han contado està lleno de contradiciones, sin apariencia alguna de verdad. Lo mas cierto que se cuenta , es de esta -manera: : Como treinta años ha traxo un Comerciante Eltrangero una cstatua muy mal hecha : parecia tigura de un hombre , alta de pie y medio , y con quatro manos : las dos estaban levantadas , y tendidas, y en las otras tenia una especie de flauta Alemana. Puło el Mercader la figura en ven

[ocr errors][merged small]

ta : viòla un Sacerdote de los Idolos ;-y publica
en todas partes, que te le havia aparecido eftc Dios,
y que queria ser adorado en Ganjar con la mis-
ma iolemnidad, que se adoraba à fagrenat. Es este
un Idolo famoso, que se reverencia de quince à
dicz y seis leguas al Norte de Ganjam , en una
Ciudad no lexos del Mar. Passò el sueño del
Bramen por una revelacion Divina : compraron la
estatua de Coppal, é hicieron voto de edificarle
un Templo cèlebre. El Governador Gentil no tra-
tò de desengañar al Pueblo, porque tambien te-
nia el su interès en confirmarlo en su error : por
lo qual, con consentimiento de los principales de
la Ciudad, impuso un Tributo general para los gas-
tos del Templo. Cada uno , à porfia , queria te-
ner parte en una obra tan buena ; y me han asse-
gutado, que sacó del Pueblo el Governador mas
dinero de lo que era menester para

dos Templos,
como el que queria construir.

No he podido descubrir la menor señal de
Christianismo en la Ciudad de Ganjam , ni en la
de Barampour ,
la qual es mas considerable

por
la multitud , y riqueza de sus vecinos , y por
el gran

comercio que en ella se hace de telas, y sedas. Por lo qual soy de parecer, que nunca se ha predicado el Evangelio en estos dilatados Paises ; y me parece que se establecerìa facilmente, fi se embìaran Missioneros : porque son estos Pueblos de gerio docil, poco inclinados à sus Idolos, principalmente en Barampour, donde estàn muy desaliñados los Templos. Además, estando elta Ciudad situada entre la costa de Gergelin , y. la de Orixa, se hablan promiscuamente las dos Lens

guas;

[ocr errors]
[ocr errors]
[ocr errors]

و

guias ; y de alli se podria passar à Orixi ,

donde citàn aún mejor dispuestos los Pueblos para abrazar el Christianisino. Me han referido algunos Bramenes del Pais, que rara vez se halla un Ourias, que tenga dos mugeres ; y que entre ellos se mira como un libertinage, que desaprucban que se case uno con dos , si la primera no es estèril.

Confielfo, Padre mio, que me ha penetrado de dolor la ceguedad de estos pobres Infieles. Nic valì muchas veces de un Interprete, para anunciarles las verdades de la vida eterna , porque aqui nadie entiende la lengua Tamùl. Recibian mis instrucciones con fervor , y piedad : convenian fin dificultad en las infamias de sus Dioses , y las detestaban : no hacian menor desprecio de los Bramenes, cuya codicia , y embustes tienen bien conocidos ; y assi, todo es favorable à su converfion : nos proveerà quizà la Providencia de los socorros necessarios para emprenderla. No quedarà por falta de Missioncros', porque los Jesuitas no fufpiran sino por entrar en las tierras infieles, у

dedicar sus vidas à fu salvacion.

Bien que encuentro entre los Pueblos de esta Cofta mucha docilidad, no puedo negar , que en Ganjam reyna un desorden de costumbres, que no tiene semejante en toda la India. Es tan pùblico , y desenfrenado el libertinage , que où publicar à sòn de Trompeta , que havia peligro en ir à la casa de las Devadachi , que vivian en la Ciudad;

pero que con toda seguridad se podia ver à las que servian en el Templo de Coppal. Debe tan estraña profitucion animar el zelo de los hom bres Apostolicos , cuyo destino es apagar las llaTom.VIII.

S

mas

mas del Infierno , y encender en todos los corazones el fuego del Amor Divino.

Barainpour està à quatro leguas de Ganjam: su Castillo es digno de atencion. Consiste en dos rocas de mediana altura , cercadas de una muralla de piedra , casi tan dura como el Jaspe. Tiene mil passos de circunferencia : sus muros àzia el Norte estàn bañados por un arroyo , que à una legua de allì entra en el Mar. Nos dixeron , que havia sobre la puerta una Inscripcion tan antigua, que nadie conocia los caractères : de buena gana la huviera examinado, pero fabiendo los Moros, que yo era Europeo , no quisieron dexarme acercar adonde està. Temen que los Europeos se apoderen del Castillo , lo qual serìa facil , porque nadie lo defiende. Me asseguraron, que sesenta años hà , un hombre del Pais , con cien Paysanos suyos , havia hecho por dos años frente à un Exercito formidable de Moros , quienes no pudieron, fino por hambre , reducir à effe corto puñado de gente. Todo el Pais llano està bien cultivado, principalmente al pie de las montañas , donde hacen al año dos abundantes cosechas de arróz, y trigo, de la misma manera que se acostumbra en Bengala; pero el ayre es alli mucho mas sano , ý. los animales son mas gordos , y vigorosos.

En la detencion que hice en Ganjam , fuì teftigo de una ceremonia tan supersticiosa, como extravagante. Un Bramèn viejo, acompañado de las dos Principales Señoras de la Ciudad , se llegò cerca de un pequeño monton de tierra , que das carias , ù hormigas blancas havian levantado veinte passos de nuestra Casa. El Bramèn , ha

viendo hecho algunos gestos ridiculos , pronunciò algunas palabras , y echò agua sobre el monton de tierra. Llegaron luego las Señoras con ayre muy devoto , y echaron sobre el misıno mojòn arroz cocido , azeyte , leche , manteca , y muchas flores. Durò la ceremonia casi tres horas , succediendose las mugeres unas à otras , para hacer sus ofrendas. Haviendo yo preguntado , què lignificaba todo esto , me dixeron , que havia allì una guarida de serpientes, llamadas en Portuguès Cdbra Capella , cuya mordedura es mortal , fi al punto no se aplica un remedio del Pais; y que las simples mugeres creian , que con sus ofrendas preservarian à sus hijos, y maridos de la picadura de las serpientes.

Estabamos para partir de Ganjam , quando nie vinieron à llamar de parte de un Mercader Armenio , que estaba moribundo. No havia socorro, que esperar en esta Ciudad , porque no hay en ella Medico , ni Cirujano. El Bramèn Governador hace el oficio de uno, y de otro. Tiene tres, à

quatro recetas muy peligrosas , porque , ò curan en poco tiempo , ò si no hacen su efecto al instante , bien puede el enfermo disponerse à morir.

Lleguè à la casa del Armenio, y despues de al. gunas palabras de consolacion proprias de el estado en que se hallaba , me informe si era Orthodoxo , ò Cismatico. Me declarò que era Cismatico ; pero que no dexaba de oìr Missa en nuestras Iglesias, de confessarse con Sacerdotes Catholicos, y de recibir de sus manos el Cuerpo de Jesu-Christo, igualmente como de sus !ertabiets. Los Armenios , que estaban presentes, me assegura-

ز

S 2

ron

« AnteriorContinuar »