Imágenes de página
PDF
ePub
[ocr errors]

què el niño cumpla los ocho dias para bautizarle, pues muchas veces sucede morir el recien-nacido antes de cumplirse el dicho tiempo. Algunos Doctores suyos, para precaver este obice, defienden, que en los ocho dias primeros no es el Bautismo absolutamente necessario : y esto es lo que ha dado motivo para acusarlos de no creer el pecado original ; pero no hay duda que la Nacion generalmente està persuadida de la necessidad del Bautismo.

DEL SACRAMENTO DE LA CONFIRMACION.

L

[ocr errors]

A Confirmacion se dà à los niños immedias

tamente despues del Bautismo : y es costumbre ordinaria en las Iglesias de Levante que el mismo Ministro de uno, lo fea tambien del otro Sacra mento. Su Chrisma se compone, no solo de azeyte de olivas , y de balsamo, sino tambien de zumo de varios aromas desleido en vino, Pero como el azeyte de olivas es raro en este Paìs , substituyen en su lugar algunas Iglesias el de Alegria ; pero yà le han desterrado, por no fer materia competente.

La bendicion del Santo Chrisma es accion privativa del Patriarca de Armenia , el qual embia todos los años una porcion à cada Obispo , para que la distribuya à sus Presbyteros, y estos, por temor de

que les falte , añaden de ordinario otro azeyte , fin reparar en el peligro à que se exponen de alterarla considerablemente. El Ritual prescrive à los Ministros de la Confirmacion

, que hagan primero la señal de la Cruz con el Chrisma

en

1

en la frente del niño recien-bautizado ; pronunciando estas palabras : La suave uncion , en nombre de Jesu-Chrifto , es derramada sobre : el sello de los done's celestes en nombre del Padre, del Hijo, y del Espiritu Santo.

A las tres unciones siguientes no repite la invocacion de las tres Personas de la Trinidad. A la de los ojos dice : La uncion de la santificacion ilua mine tus ojos , para que nunca quedes dormido en el sueño de la muerte. A la de los oìdos : La uncion de la santificacion , para hacerte oir los Mandamientos de Dios. A la de las narices : uncion de la santificacion te sea en nombre de Jesus-Christo guarda de tu boca , y puerta fuerte de tus labios. A la de el hueco de las manos : La uncion de la santificacion fea en en nombre de Fesu-Cbrifto causa de buenas obras. A la de el pecho : La uncion de la santificacion formarà en un corazon puro , y renovarà el espiritu recto en tus entrañas. A la de las palmas de las manos : La una rion de la santificación te ferd en nombre de fefun Chrifto broquèl para rechazar las flechas del espiritu maligno. Y en la de los pies : La uncion de la santificacion dirigiri tus paffos á vida eterna. Hecho todo esto, pone el Ministro al niño una corona en la cabeza, y le dà la Comunion, aunque sea de pecho.

DE EL SACRAMENTO DE LA EUCHARISTIA,

A

Dininistran los Armenios el Sacramento de la

Eucharistìa de distinto modo , que todas las Naciones. Por grande que sea el numero 'de los que hayan de comulgar a nunca consagra el Sacer

dote

dote más de una Hoftia, la qual es redonda , y coįmo quatro veces mas gruessa que las nucftras. Delpues de haver contado el numero de los

quc

han de comulgar, parte la Hostia en otras tantas partes : mojalas en la Sangre de Jesu - Christo, y

facandolas con los dedos , las entra en la boca de los que comulgan , estando estos en piè.

Efte modo de dàr la Comunion comenzò à introducirse en la Iglefia Latina àzia el fin del siglo once ; pero se opusieron à él los Papas Pasqual, у Urbano. El primero escriviò contra esta pràctica à Poncio , Abad de Cluni , y el segundo la prohibiò en el Concilio de Clemont. La razon es, porque segun la Institucion de Christo, la participacion de su Sangre debe hacerse bebiendola: y por lo mismo desaprobó el Cardenal Humberto por los años 105 3. la pràctica de la Iglesia de Constantinopla , que

, que daba la Comunion en una cuchara, que contenia una particula de Hostia Consagrada mojada en la especie de vino. Todavia guardan los Griegos el dia de oy esta pràctica , y, los Armenios la de dar la Comunion à los niños immediatamente despues del Bautismo,y de la Confirmacion , sin embargo del inconveniente grande

son muchas veces testigos) de que escupán los niños la particula de Hostia , que no pueden tragar. No les dissimulamos estė abuso, ni

tampoco otro, que và por lo contrario , y es la ninguna frequencia de Comuniones entre los adultos, pues muchos paffan años enteros sin comulgar, ò quan do mas comulgan dos veces al año ; à saber, el Sabado Santo, y el dia de la Epiphania. Lo peor

es,

(de que

es, que muchos de sus Obispos, y Vertabietos autorizan esta culpable negligencia con su mal exemplo , pues apenas dicen Missa una vez al año, y creen que cumplen con assistir ciertos dias à las de los otros Sacerdotes , sin

querer comulgar en ellas , con el pretexto de que serà vileza de su dignidad recibir la Comunion de mano de un Sacerdote subdito suyo.

En orden à su modo de dår el Santo Viatico à los enfermos , ordena su Ritual , que el Sacerdote vaya precedido de la Cruz , y del Incensario, y que reze algunos Psalmos , Epistolas , Evange

, y el Symbolo de la Fè con el Trisagiòn. Y. no sé por que tienen costumbre de no dàr la Comunion à los enfermos hasta passados quarenta dias defde la ultima.

lios,

DEL SACRAMENTO DE LA PENITENCIA.

L

A incapacidad de los Presbyteros Armenios

ha introducido muchos abusos intolerables en el uso del Sacramento de la Penitencia. El Confessor

; por acabar mas presto , y recibir su propia na , tiene escrita una larga lista de pecados, la qual lee al penitente , lin suprimir en ella los mas enormes. El penitente , conozcase culpable de ellos, ò no, responde : ro he pecado contra Dios. Si un Confeffor , mejor instruido de sú obligacion, pregunta al penitente, no le hablarà una palabra sobre pecado alguno grave de que se acusa ; pero si se acusa de alguna accion , que mas es supersticion que pecado, como de haver muerto un gato į è un pajaro , entonces el Confessor le

re

reprehende con la más ruda severidad, y le impone rigurosas. penitencias. Lo que jamás se les olvida es preguntar al penitente si tiene ufurpados bienes de otro , porque en tal caso se aplica el Confessor à sì, ò à su Iglesia la restitucion que al otro se debe.

Bolviendo a los Prelados, y Vertabietos , que tienen à cosa de menos valer el recibir la Comunion de mano de un inferior suyo , se creerian muy humillados en que alguno los viesse à los pies de un Sacerdote

para

recibir la absolucion de sus culpas. Los terminos

que

ufan los Armenios para la absolucion, son diferentes de los que usan los Griegos: aquellos son absolutos, y estos deprecatorios. La forma Armenia es assi : Dios , que lama à los hombres', tenga misericordia de , y te conceda el perdon de. los pecados , que has confesado , y de los que se te ban olvidado. Y yo , por la autoridad que me el Orden Sacerdotal, segun las divinas palabras, todo lo que desatasseis en la tierra , serà desatado en el Cielo: con las mismas palabras te absuelvo de todos los pecados , que bas cometido por penfamiento; palabra , y obra, en el nombre del Padre , del Hijo, у del Espiritu Santo.

DEL SACRAMENTO DE LA EXTREMA-UNCION.

[ocr errors]

OS Armenios reconocen la Extrema-Uncion

por uno de los siete Sacramentos instituidos por Christo ; pero

casi han desterrado su uso, con el pretexto de que teniendo (dicen) la ExtremaUncion virtud de borrar pecados y se armaban los pueblos con esta opinion , para eximirse de la

pena Tom.IV.

L

de

« AnteriorContinuar »