Imágenes de página
PDF
ePub

tro digno Arzobispo, que es de la Orden de Santo Domingo , nos tienen mas en estado que nunca de exercer nuestras funciones Evangelicas con igual libertad , que fruto. Con que podemos assegurar à los Operarios , que vengan a tener parte en nuestras ocupaciones, que tendrán bien en que satisfacer su zelo.

El Padre Bachoud, uno de los dos Missioneros, que vinieron con Gardanne, nos escrive desde Chamakè , donde hace Mission , que nunca creyò hallar trabajo tan grande , y continuo, como el que su Mission le dà; y que necessita muchos Compañeros. Lo mismo dice de nuestra Mission de Hilpahàn el Padre la Garde su Compañero , que

se ha quedado aqui con nosotros.

Çon ocasion de hablar del Padre la Garde , es bien que nuestro reconocimiento cierre esta memoria con la relacion de un accidente , que estuvo para arrebatarnosle en el camino , del qual saliò con felicidad

por la poderosa intercession de el Beato Francisco Regis.

La Caravana del Padre de la Garde , y del Padre Bachoud , haviendo tenido noticia de que en un Bosque estaba emboscada una quadrilla de sefenta Salteadores para sorprehenderla, y robarla, se apartò del camino derecho , y tomó otro por unos cerros muy escarpados, que solo permitian à los passageros una senda aspera , y estrecha , cercada de tan espantosos precipicios , que no se atrevia la vista à mirarlos fi horror. El cavallo del Padre de la Garde , que no era de los mejores de la Caravana, diò

por

su desgracia un passo en falso, que derribò al ginete , y cayò tambien èl , que iba

que es

Cargado de una maleta bastante grande, y ambos Fuez ron rodando hasta lo profundo de aquel abysmo Todos los de la Comitiva se quedaron sin mas ar, bitrio, que para dàr un grito à vista de tan horro rosa caida. Solo el Padre Bachoud , bien ef tremecido de tan fatal accidente , se sintiò inspirado à encomendar à su amado Compañero al Beato Juan Francisco Regis. Todos lloraban yà la pèrdida del Padre que

fe havia merecido la estima , y amistad de toda la Caravana , y todos le tenian yà por perdido. El Padre Bachoud, y algunos de los caminantes hicieron sus esfuerzos para baxar al precipicio , asiendofe à las ramas de los arboles , y de quanto podian. A pocos paffos que dieron àzia aquella profundidad oyeron la voz del Padre la Garde , que les decia : Gracias a Dios no tengo lefion alguna. Ya se dexa discurrir quanto seria el gozo del Padre Bachoud, y de toda la Comitiva. Todos iban à qual mas por ayudarle à salir de lo hondo de tan profundo abysmo. Hallaronlę en realidad bueno, y sano. Toda la Caravana , que fue testigo de tan milagroso sucesso , diò gracias a Dios, y à su Siervo Juan Francisco Regis , à quien Dios continùā, honrando con todas las gracias, que concede tan à menudo à su poderosa

proteccion,

[ocr errors][ocr errors][merged small]

DIARIO

DE EL VIAGE DE EL PADRE,
Monier , desde Erzerón à Trebin

zonda.

[ocr errors]

Artimos en 17. de Oétubre de 1711. pārā ir à

hacer noche en Cars. Como fue este Pueblo donde tuvo principio nuestra persecucion , me absa tube de ir a visitar en èl à los Catholicos , por no exponerlos à nuevas penalidades ; mas uno de las mas fervorosos de ellos , que havia padecido la baftonada en defensa de la Fe, vino de noche à verme , y me assegurò , que todos nuestros discia pulos perseveraban conftantes en nuestra Cathos lica Religion.

Dixe Miffa en accion de gracias, y pedi à Dios fu perseverancia. El dia 18. llegamos à otro Puea blo llamado Chacuf, en que nunca havian visto Missioneros, ni tenian mas instruccion , que la de un Presbytero , con quien estuve , y me dixo en una conversacion , que el Espiritu Santo havia eng carnado : que Jesu-Chrifto solo havia tenido apaa riencias de nuestra humanidad : que unicamente havia facado de los Infiernos setecientas almas , y que estas andaban vagueando por el ayré, esperando el Juicio final. Hice quanto pude por quitarle de la cabeza todos estos disparates : me. confessò llanamente , que él no era sàbio; mas no por

effo

[ocr errors]

esó era menos cabezudo en mantenerse en 'sus extravagantes desvarìos. Con que me contentè con pedir à Dios le concediesse la docílidad, que concede à sus predestinados.

El dia 19. passamos por Chimaghil para ir à AviTag , que es otro Pueblo, habitado parte de Armenios,y parte de Turcos. Me hospedè en casa de un Armenio , que juntò toda su familia para que recibiesse mi instruccion, y algunos aprovecharon la ocasion que tenian de hacer confession general.

El dia 20. sin detérnernos en Bayburt , que es otro Lugarillo , passamos a hacer noche en Varzubàn. Si se há de hacer juicio de este Pueblo por las ruinas de dos grandes Iglesias adornadas à lo Mosayco, y por otras reliquias de un Gran Mausoleo, mas es de creer que fue Ciudad en lo antiguo, que poblacion pequeña, como al presente. El Cura de este Lugar se decia discipulo de el Vertabieto Aujedik , el mayor perseguidor, que han tés Pnido los Catholicos en Levante; y el discipulo --hacia mucho alarde de haver tenido tal Maestro. Quiso disputar conmigo en presencia de un Diácono, y de otros muchos Christianos havian concurrido a la casa donde yo estaba : y todos los -testigos de nuestra disputa convinieron en que no - havia podido responder à mis objeciones', y me dieron palabra de abjurar, quando yo bolviesse à passar , el cisma en que los mantenia el Cura.

Desde Varzubàn passamos à Palaku , Lugarillo distante tres horas de camino , en donde passamos lo restante de aquel dia. El dia 21. me combidò con fu casa el Presbytero del Pueblo, para que

le

, que

instruyesse mejor de lo que estaba. Yo le dexè dos libros para este fin , por no tener lugar para más: uno era la exposicion de nuestra Fè, y otro la obligacion de los Pastores de Almas. Al despedirme de él se mostrò tan satisfecho de mì, que me dixo por amistad , y estimacion , que era laftima

que yo no fuesse Vertabieto. Espero en Dios que se aprovecharà de la leccion de mis dos libros.

El dia 22. fuimos à Teki, Lugar todo habitado de Turcos. Todo lo bueno que en el vimos se reduce à las ruinas de un Castillo en lo alto de una

roca.

De Tekè partimos à Hamichkanè , adonde llegåa mos el dia 23. Hospedamonos fuera de la Ciudad en casa de un Aga , amigo de Mustaphà. Caminamos el dia 24. por montañas fragosifsimas, y. casi fiempre tropezando con algun precipicio : y campamos cerca de fotauvry, poblacion pequeña, habitada de Griegos, y compuesta de malas casas, esparcidas acà , y allà en la pendiente de dos cer .

COS.

està en

El dia 25. arribamos à Trebizonda

, que la Capadocia Superior , situada sobre el Mar Negro, y cèlebre

por

haver sido Corte de los Com nenos. Fundòla Alexo en el año 1204. y la deftruyò Mahometo II. én 1460. por lo que ya no es la que fue.

Encontre en ella ciento y cinquenta Armenios baxo la direccion de quatro Presbyteros. En los once dias

que

me detuve visité los Catholicos, les hice varias Platicas , los dispuse para los Sacramentos, establecì la Cofradia del Rosario, y tuve

ed

« AnteriorContinuar »