Historia de la campaña de Tacna y Arica, 1879-1880

Front Cover
R. Jover, 1881 - 1172 pages
0 Reviews
 

What people are saying - Write a review

We haven't found any reviews in the usual places.

Other editions - View all

Common terms and phrases

Popular passages

Page 161 - Tacna, y también en cumplimiento de mi deber, así como en resguardo de mis derechos en el carácter que invisto de representante constitucional de la Nación Aliada, participo a VS de todo, para que se digne remediar los graves males que se precipitan vertiginosamente y que, al no conjurarlos a su nacimiento, serán de consecuencias sensibles.
Page 809 - Daza ha producido la ruina del pais en el interior, el descrédito en el esterior, la deshonra nacional en la guerra que Bolivia sostiene con la república de Chile, habiendo burlado las nobles aspiraciones del [pueblo boliviano, por la bastarda ambición de su dominador, cuya política disolvente ha...
Page 865 - El que por cobardía fuere el primero en volver la espalda sobre acción de guerra, bien sea empezada ya, oa la vista del enemigo, marchando a buscarle, o esperándole en la defensiva, podrá en el mismo acto ser muerto para su castigo y ejemplo de los demás.
Page 1127 - Señor, contestó Salvo, el General en Jefe del Ejército de Chile, deseoso de evitar un derramamiento inútil de sangre, después de haber vencido en Tacna al grueso del Ejército Aliado, me envía a pedir la rendición de esta Plaza, cuyos recursos en hombres, víveres y municiones conocemos.
Page 161 - ... por consiguiente sin un cartucho de munición para castigar el grito de rebelión que lanzaban aquéllos, a quienes ayer jeneroso, en lugar de castigar su cobardía e ineptitud, que han desprestigiado las armas bolivianas, les estreché la mano i los arranqué de la picota de la vergüenza pública, en la que se habian colocado.
Page 161 - Camacho y apoyado por unos cuantos Jefes desleales, ha sido sólo una alevosa sorpresa al Ejército y un engaño perverso para sepultar en la vergüenza la honra de la Nación que me ha confiado sus destinos. Todos los cuerpos de infantería se hallan fuera de sus cuarteles en aseo, y por consiguiente, sin un cartucho de munición para castigar el grito de rebelión que lanzaban aquéllos, a quienes ayer, generoso, en...
Page 166 - Patria estaba abierta y junto á ella solo se alzaba erguida la siniestra figura del que no era ya ni el hijo de Bolivia, ni el conductor del Pabellón Nacional. Ante tan doloroso espectáculo no podían, no, los ciudadanos armados para la defensa nacional, los encargados de velar por su honra, los que han jurado morir antes que verla mancillada, no podían permanecer impasibles, complicándose con su silencio y resignacion en las desgracias que comenzaban á precipitarse sobre dos países, con doloroso...
Page 1127 - Tengo deberes sagrados, repuso el Gobernador de la Plaza, y los cumpliré quemando el último cartucho. — Entonces está cumplida mi misión, dijo el parlamentario levantándose. — Lo que he dicho a usted, repuso con calma el anciano, es mi opinión personal; pero debo consultar a los Jefes; ya las dos de la tarde mandaré mi respuesta al Cuartel General chileno".
Page 809 - República del Perú, Alianza que Bolivia está resuelta a sostener sin omitir sacrificio alguno. 2.— Que el funesto sistema de desaciertos de la ominosa administración del General Hilarión Daza ha conducido...
Page 811 - Gobierno y queda encargado de la ejecución y cumplimiento de este decreto. Es dado en la ciudad de La Paz, a los 29 días del mes de diciembre de 1879.

Bibliographic information