El ecologismo de los pobres: conflictos ambientales y lenguajes de valoración

Front Cover
Icaria, 2005 - 363 pages
1 Review
Martínez Alier combina la honesta disciplina de un académico con la apasionada energía de un activista. El resultado, El ecologismo de los pobres, es sumamente recomendable. Herman E. Daly University of Maryland He aquí un libro excelente, rico en detalles empíricos, lleno de percepciones teóricas y que invita a la esperanza en un mundo oscuro; una obra inspiradora. El autor es uno de los más destacados economistas ecológicos y ecologistas políticos del mundo. Es también un referente dentro del cada vez más influyente movimiento mundial por la sostenibilidad ecológica y la justicia social, “interesado en el activismo reflexivo y la investigación participativa en los conflictos ecológicos”. Esto confiere a la obra un tono de urgencia comprometida, a medida que uno lee las numerosas descripciones de movimientos ecologistas de los pobres de todo el mundo en defensa de los servicios y recursos ambientales de los que depende su supervivencia. Pat Devine (University of Manchester), Environmental Values, 50, 2004. El ecologismo de los pobres tiene la intención explícita de contribuir a consolidar dos áreas de estudio recientes, la ecología política y la economía ecológica, al tiempo que analiza las relaciones entre ambas. El libro analiza diversas manifestaciones del creciente “movimiento por la justicia ecológica”, así como el “ecologismo popular” y el “ecologismo de los pobres”, que en las próximas décadas se convertirán en fuerzas motrices para lograr una sociedad ecológicamente sostenible. El autor estudia detalladamente muchos conflictos ecológicos a lo largo de la historia y actuales, en ámbitos urbanos y rurales, mostrando cómo los pobres con frecuencia favorecen la conservación de los recursos. El medio ambiente es, por lo tanto, una necesidad de los pobres y no un lujo de los ricos. Martínez Alier concluye con el interrogante fundamental. ¿quién tiene el derecho de imponer un lenguaje de evaluación y quién tiene el poder de simplificar la complejidad? Joan Martinez Alier es catedrático del Dpto. de Economía e Historia Económica de la Universitat Autònoma de Barcela, miembro del Comité Científico de la Agencia Europea de Medio Ambiente, y Presidente-electo de la International Society of Ecological Economics. Es director de la revista Ecología Política que la editorial Icaria publica desde 1991. Es autor de las obras La economía y la ecología (1991) y Economía ecológica y política ambiental (2000) editadas por el Fondo de Cultura Económica, México, y De la economía ecológica al ecologismo popular (Icaria, Barcelona, 1994).

What people are saying - Write a review

User Review - Flag as inappropriate

El ecologismo de los pobres: conflictos ambientales y lenguajes de valoración consta de once capítulos que tienen como eje de discusión, análisis y articulación la justicia ambiental y el ecologismo popular. Esta es una respuesta complementaria y crítica hacia otras dos grandes corrientes predominantes del ecologismo que el autor denomina culto a lo silvestre y evangelio de la ecoeficiencia.
Los actores involucrados en el ecologismo popular son en su mayoría pueblos indígenas, campesinos, barrios marginales y organizaciones sociales. Este es un movimiento social local-global que crece y se multiplica a nivel mundial, como respuesta a la pérdida de vidas humanas, afectaciones a la salud pública y formas de vida, amenazas a las prácticas culturales y productivas debido a los impactos ambientales que genera el crecimiento económico y la desigualdad social como consecuencia del “desplazamiento geográfico de fuentes de recursos y de sumideros de residuos”, que se aprovecha de la vulnerabilidad socioeconómica y política que caracteriza a los más desfavorecidos. El ecologismo de los pobres “no es una reverencia sagrada a la naturaleza sino un interés material por el medio ambiente como fuente y condición para el sustento; no tanto una preocupación por los derechos de las demás especies y generaciones futuras humanas sino por los humanos pobres de hoy...”
Desde esta perspectiva Martínez Alier enmarca los conflictos ecológicos distributivos que hay detrás del ecologismo de los pobres; las disputas están teñidas de discursos de valoración sociocultural y no de criterios crematísticos, confrontando el valor de hábitat con el valor económico, donde unos ganan o pierden económica y ambientalmente. Esto obliga que los afectados, por los impactos negativos ambientales que padecen, se vean forzados a aprender el vocabulario y uso de herramientas que necesitan para resolver el problema que les afecta, acudiendo para ello ante instancias locales, nacionales e internacionales.
Mediante una serie de casos de conflictos ecológicos, el autor advierte que “el enfrentamiento entre economía y ecología no puede ser resuelto por piadosas jaculatorias como las de ‘internalizar las externalidades’ dentro del sistema de precios, el ‘desarrollo sostenible’, la ‘modernización ecológica’ y la ‘ecoeficiencia”. Desde esta postura, el autor expone crudas situaciones asociadas a conflictos ecológicos derivados de actividades mineras; describe el deterioro de manglares por la industria camaronera; la destrucción y sustitución de bosques por plantaciones forestales; la biopiratería y expropiación de conocimientos locales en el manejo de biodiversidad; la construcción de embalses (hidroeléctricas), el desvío de cursos fluviales y la apropiación de aguas subterráneas, entre otras situaciones problemáticas que se localizan a lo largo y ancho del planeta.
El autor examina con más atención los casos de Japón, España, Papúa Nueva Guinea, Nigeria, África oriental y Sudáfrica, varios países de Centro y Sudamérica, Estados Unidos y México, entre otros lugares. En cada lugar, la respuesta nace en comunidades locales que luchan por defender su territorio y preservar su entorno ambiental; su discurso alude a su identidad sociocultural, a sus derechos de propiedad ancestral y a la estrecha dependencia que sus formas de vida tienen con los ecosistemas. La justicia ambiental, cobijada por los derechos humanos y promovida por movimientos ambientales que nacen en los pueblos y se proyectan con alcance global, defienden la vida desde los ecosistemas que habitan; son “mujeres y hombres comunes y corrientes que luchan para corregir el daño provocado a la tierra, el aire y el agua...” el conocimiento y difusión de estos conflictos “inspira a otros a librar una batalla contra las fuerzas que dañan el medio ambiente local y global.” Por esta sencilla razón, El ecologismo de los pobres, puede considerarse un libro de gran valor y referencia obligada en el tema.
 

Bibliographic information